Datos

Los diez alimentos tóxicos para tu perro

El mejor amigo del hombre siempre recibe algún premio o el humano le comparte de su comida, pero, ¿Sabes lo que no puede comer tu animal?

Los diez alimentos tóxicos para tu perro
COMPARTÍ ESTA NOTA

TS-Digital te detalla los diez alimentos más tóxicos para un perro:

-Chocolate: Es el enemigo 'número uno' del perro ya que puede llegar a poner en peligro su vida. La culpable: la teobramina. Mientras que los humanos la metabolizan sin problemas, los perros lo hacen de forma mucho más lenta, por lo que se puede acumular en su organismo hasta alcanzar niveles tóxicos y generarle temblores musculares, convulsiones, hemorragias y hasta un ataque al corazón.

-Cebolla: Es tóxica debido a su contenido en compuestos sulfúricos. Los perros no tienen la enzima necesaria para digerirlos y su consumo puede ocasionarles serios problemas.

-Ajo: Pese a que tiene efectos antifúngicos, antibióticos y antiparasitarios, es un alimento que conviene evitar ya que contiene alicina, que puede provocar anemia hemolítica. No obstante, sus efectos varían mucho de un animal a otro y pueden ser especialmente perjudiciales para los que perros con problemas inmunitarios, digestivos o alérgicos.

-Palta: Pese a tratarse de un alimento saludable para los humanos, no ocurre lo mismo con perros y gatos para los que algunas partes resultan tóxicas. Es el caso tanto del hueso como la cáscara, que contienen una toxina denominada persina que provoca diarreas, naúseas y vómitos, pérdida de pelo y decaimiento. Además, la semilla del aguacate si se ingiere puede bloquear el tracto digestivo y requerir una cirugía de emergencia.

-Corazón de las manzanas: La manzana es una de las frutas más recomendadas para los perros, pero se debe consumir con moderación por su alto contenido en azúcar. Ahora bien, las semillas son muy nocivas por su alto contenido en amigdalina, un glucósido potencialmente tóxico.

-Nueces: Su alto contenido en fósforo puede producir cálculos en la vejiga. Las nueces de macadamia resultan tóxicas y pueden producir vómitos, dolor muscular, hinchazón de las articulaciones, fiebre alta

-Leche: La leche contiene un azúcar complejo -lactosa- que necesita una enzima -lactasa- para ser digerido. Pero nuestros amigos, en general, no tienen grandes cantidades de esta enzima en su sistema digestivo. Además, la grasa de la leche de vaca les puede causar diarrea, vómitos y otros problemas gastrointestinales.

-Uvas y pasas: Su consumo es peligroso. En grandes cantidades pueden dañar el riñón y causarle un fallo renal y en pequeñas cantidades provocarles fuertes diarreas, vómitos.

-Café y té: Contienen metilxantina, un alcaloide estimulante que actúa directamente sobre el sistema nervioso central del perro y pueden perjudicar el funcionamiento de los riñones y el sistema cardiovascular

-Huesos: Los huesos no son recomendables en ningún caso. Algunos, como los de pollo, se astillan fácilmente y se pueden clavar en cualquier parte del aparato digestivo, causando desde una herida en la boca a una perforación en el intestino. Otros más grandes, como los de vaca, normalmente no se astillan, pero también son peligrosos, ya que el perro los roe y ese material óseo se une al contenido digestivo dando lugar a unas heces muy duras tanto que provocan estreñimiento, a veces tan grave que causan obstrucción intestinal que requiere cirugía para su resolución.