Santa Cruz

Los derivados de la CSS deben tener respuestas

El director provincial de Administración de la CSS, delegación de Buenos Aires, Marcos Harris, se refirió a la situación de los derivados de la obra social provincial. Advirtió que en cada delegación “debe haber gente que dé una respuesta” porque “fuimos puestos para trabajar por los afiliados”. Qué dijo sobre el caso de Misael Aranea, el niño cuyos padres reclamaron por un tratamiento que publicó TiempoSur.

Central de la Caja de Servicios Sociales en Río Gallegos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Hay que ponerse en el lugar del afiliado de la CSS en esta situación que estamos pasando”, sostuvo el director provincial de Administración de la CSS, delegación de Buenos Aires, Marcos Harris.

Lo dijo ayer en diálogo con Tiempo FM y si bien no lo señaló directamente, se refirió al caso de Misael Aranea, cuyos padres viralizaron un reclamo por la no autorización de estudios de rayos, imprescindibles para el niño de 8 años que está derivado en CABA desde hace casi un año.

Destacó que son 107 los pacientes derivados por parte de la CSS en Buenos Aires y, sumando a sus acompañantes, suman 226 personas de la provincia con tratamientos en la Capital Federal.

Pero Harris aclaró -en diálogo con TiempoSur- qué sucedió en el caso de Misael.  

“Se trató de un error involuntario, ya que no se había enviado la autorización por mail”, precisó, aunque aclaró que “hay que ponerse en el lugar de los padres”.

“Hay que entender y ponerse en sus zapatos con un hijo con esa patología y saber lo que están enfrentando. Hay que ayudarlos y no ponerse en contra, y si hubiera sido un problema nuestro, hubiese pedido disculpas”, sostuvo y advirtió que hubiera “dado un paso al costado”, si bajo su gestión no se hubiera querido cubrir dicho estudio para Misael.

Recordó que meses atrás sucedió algo similar en el caso del niño, pero que no fue tampoco un error de la CSS. “Si fuera así, insisto, hubiera dado un paso al costado, a mí no me criaron así, e incluso sé lo que es una patología oncológica por lo que atravesé con mi madre, así que imagínese”, contó.

 

TS: En los últimos años son muchos los afiliados que reclamaron problemas en las derivaciones, sea desde tratamiento hasta el lugar que les designan para vivir en Buenos Aires.

Marcos Harris: Tengo un equipo excelente de trabajo y lo digo porque vale la pena remarcarlo, pero en el caso de lo habitacional, yo mismo he ido a los lugares y he visto hasta las camas en donde están parando. Uno debe ser objetivo y tomar decisiones en base a la realidad y si hay problemas, lo asumiría, aunque no había falencias. Recorrí los hoteles y los departamentos y hoy los hoteles que prestan servicios, son buenos, porque lo he visto. He pasado eso en carne propia con mi madre y la vida nos puso en un lugar similar.

 

-Debe ser imposible, pero, ¿está al tanto de la situación de todos los afiliados derivados?

Varios medios me han llamado y en todos he dado mi teléfono celular del trabajo en el cual a veces no atiendo porque está saturado. Lo puse a disposición de los afiliados y me ha llamado gente que no era afiliada, pero era de la provincia y había quedado varada en Buenos Aires por la pandemia. Me han llenado de mensajes, pero es importante porque si algo sale mal o le surge algo al derivado, es bueno saberlo primero y pedir disculpas si uno se está equivocando. Es la forma que tengo de accionar.

 

-Los trámites para la derivación son muy burocráticos ¿Qué les recomienda a los afiliados cuando necesitan ser derivados lo antes posible?

No soy Doctor, pero hace años que trabajo en el ámbito, por eso respeto las definiciones de los médicos como de los auditores. Lo que sí siempre aconsejo es que se aproximen a las delegaciones que les correspondan con los pedidos y hagan saber lo que necesitan, porque debe haber gente que dé una respuesta en la delegación que sea porque fuimos puestos para dar respuestas, para trabajar por los afiliados. Porque el que piensa que porque tiene un cargo es más que la otra persona, está equivocado, porque el día de mañana ese cargo no estará más. Esa es mi forma de ser. El actual interventor demuestra que se interesa por cada afiliado y derivado, y por eso se le da importancia a la salud con los canales abiertos para que nos consulten. Es verdad que la situación es complicada porque muchas veces los prestadores nos dan turnos a nosotros y a otras obras sociales y están saturados. En un momento de pandemia hubo mucha demanda de personas con COVID, pero los médicos también se contagian.

Marcos Harris dejó su teléfono de contacto (011) 6288 5017.


COMENTARIOS