Unidos ante la adversidad

Los clubes de Río Gallegos, listos para colaborar

En medio del avance del Coronavirus en todo el mundo, en la capital provincial son varios los clubes que pusieron a disposición sus instalaciones para que sean utilizadas si es necesario. Ferro, Boxing e Hispano son algunos que tienen todo listo.

Hispano ayer mostró que tiene todo listo para colaborar.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El deporte tiene rasgos colaborativos que naturalmente salen a relucir en casos de extrema urgencia.

Y el avance del Coronavirus es un claro ejemplo de ello, con clubes de los más representativos de la capital provincial que rápidamente se pusieron a disposición para ceder sus instalaciones en caso de que la situación se complique y haga falta.

El primero de ellos fue Ferrocarril YCF que dijo estar a disposición de la provincia para sumar en todo lo que pueda.

Luego fue el Boxing Club quien dejó en claro que sus instalaciones también están a disposición de las autoridades para ser utilizadas en una situación difícil.

Y ayer hubo grandes novedades ligadas al Hispano Americano, que también mostró como montó todo para que el club pueda aportar en el mismo sentido.



Los detalles

Sucede que en horas de la mañana del lunes el Presidente del Club Deportivo Hispano Americano, el intendente Pablo Grasso y el coronel Benito Romano coordinaron un operativo conjunto en que se ponen a disposición 50 camas extras para cualquier necesidad en el marco de la pandemia del Coronavirus.

Las camas son provistas por el Ejército, los colchones la Municipalidad y el Hispano puso a disposición espacios de la infraestructura del edificio del Natatorio para poder ser utilizados en casos de aislamiento o lo que sea necesario en esta emergencia sanitaria.

El intendente Grasso explicó que “estamos armando varios lugares de alojamiento, gimnasios, hoteles que están cerrados y pueden transformarse en espacios de aislamiento, y el Hispano rápidamente accedió a colaborar para que pongamos 50 camas en los salones donde también funciona el natatorio. Esperamos no tener que usarlos, pero estamos trabajando para estar preparados para la contingencia”.

Jorge Castro, junto a Fabián Pérez, acompañaron este operativo abriendo las puertas de la institución. Por su parte Castro afirmó: “Nos pusimos a disposición rápidamente de Pablo Grasso porque tenemos que trabajar en conjunto y cuidarnos entre todos. Por suerte este lugar tiene muchos espacios con sanitarios en perfecto estado, con vestuarios, velamos por la salud de los habitantes. Es mejor prevenir antes estamos preocupados, es bueno que no salgamos y respetemos la cuarentena. Estamos convencidos que de esto vamos a salir juntos”.