Fallos van, fallos vienen

Los cargos políticos despedidos por Grasso deberán llegar a casación

Así lo anunciaron luego de notificarse sobre la decisión de la Cámara Civil de revocar el fallo de primera instancia dictado por el juez Marinkovic, que exigía al Municipio la reincorporación de los trabajadores despedidos el pasado mes de diciembre. Para los despedidos “no fue la mejor noticia”, pero irán “hasta las últimas consecuencias”.

Los despedidos seguirán su lucha (Archivo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

A fines de diciembre, entre la Navidad y el Año Nuevo, la por entonces recientemente asumida gestión de Pablo Grasso comenzó a enviar los primeros telegramas de despido. De a poco se fueron conociendo los reclamos de más de 80 trabajadores del Ejecutivo y otros 38 trabajadores del órgano legislativo local, los cuales exponían su pertenencia a la planta permanente municipal, algo que justamente en ese momento fue puesto en tela de juicio por la gestión entrante, ya que el decreto que definía el pase a planta de los trabajadores, muchos de ellos ingresados a la gestión anterior como cargos políticos, fue firmado por el exintendente Roberto Giubetich, en mayo, junio y julio del 2019, cuando ya tenía en claro que no iba a seguir al frente del Municipio.

El Municipio dejó sin efecto el instrumento legal anteriormente mencionado mediante el Decreto 040/2019 y en uso del Artículo 17 de la Ley 1260 que es la Ley de Procedimientos Administrativos, declarando “nulo todo lo que el decreto disponía, consecuentemente el nombramiento de pase a planta permanente de estas personas. Toda la nómina de gente nombrada quedó sin efecto. Sin mencionar casos particulares porque lo nulo es el decreto”, repasó nuevamente Jorge Cabezas, secretario de Legal y Técnica del Municipio, en diálogo con TiempoSur.

En este contexto, el día 3 de febrero, al menos la mitad de los despedidos acudieron a la presentación de un amparo bajo el patrocinio de la Dra. Marianela Garrido. Lo hicieron en el Juzgado Civil Nº2 a cargo del juez Francisco Marinkovic, quien al poco tiempo dio lugar a lo presentado por los despedidos, declarando nulo el Decreto 040/2019 elaborado por Grasso y que dejaba sin efecto lo actuado por Giubetich. En ese momento, ordenó al Ejecutivo la reincorporación de la totalidad de los trabajadores, sean amparistas o no. Además, mediante medida cautelar exigía el pago retroactivo de los sueldos adeudados y el aguinaldo, con intereses a tasa activa del Banco Nación. Lo que significaba una erogación de cerca de 30 millones de pesos.

(Jorge Cabezas, Sec. Legal y Técnica).

Cabezas recordó que rápidamente, “dentro de los plazos legales establecidos, nosotros recurrimos a la Cámara de Apelaciones considerando que esa sentencia no estaba ajustada a derecho”, lo que en el día de ayer fue ratificado por la Cámara y notificado a las partes. “Lo que hace es declarar nulo la sentencia del juez Francisco Marinkovic, ¨revocando en todas sus partes la sentencia de autos, disponiendo el rechazo del amparo intentado¨”, explica Cabezas y simplifica: “Con lo cual vuelve a tomar vida el Decreto 040/2019 y queda firme la medida de haber dejado sin efecto los decretos de Giubetich”.

TiempoSur pudo confirmar que los representantes legales de los amparistas ya han recibido la notificación correspondiente y se encontraban en pleno análisis de la medida dictada por la Cámara. Según pudo confirmar Guillermo Basualto, uno de los despedidos y vocero del grupo, confirmó que la noticia no fue bien recibida por las personas, y no descartó la posibilidad de presentar un recurso de casación. “Iremos hasta las últimas consecuencias”, dijo.


COMENTARIOS