Río Gallegos

Lorena: "Lo que quiero es no sentirme amenazada por esta persona y poder vivir mi vida en paz"

Hace dos meses que esta joven viene sufriendo agresiones físicas y amenazas de muerte por parte de la familia de la novia actual de su ex pareja. Ya ha realizado denuncias con perimetrales a la Fiscalía y a la Comisaría División Primera. El lunes volverá a las dependencias para obtener alguna respuesta al respecto.

COMPARTÍ ESTA NOTA

En el día de ayer, TiempoSur se comunicó con Lorena (nombre ficticio en el marco de resguardo de la identidad de la víctima), quien hace dos meses vive un infierno a causa de la familia de la actual novia de su ex pareja.

En dicha comunicación se le consultó a Lorena sobre el inicio de este calvario y manifestó que "esto empezó en el mes de septiembre. Yo trabajo en un bar ubicado en las inmediaciones de Vélez Sarsfield y Zapiola, y generalmente cuando terminamos de trabajar los fines de semana salimos al boliche"; asimismo agregó: "Un viernes o sábado de ese mes estábamos en el boliche con mis amigos y nos cruzamos a mi ex novio con su pareja actual y a su hermano. En un momento cuando faltaban diez minutos para que cerrara el boliche, yo estaba de espaldas al baño bailando con un amigo, en ese momento mi ex pareja se va del lugar y la novia se me acerca, me agarra del brazo y me dijo que no me hiciera la viva".

No obstante, Lorena aseguró que fue a buscarla para conversar con ella para preguntarle por qué la había agarrado del brazo.

 

Asimismo, Lorena expresó: "Cuando voy a buscarla, el hermano de mi ex pareja me ve y me pega una piña, es ese momento un chico que estaba al lado mío que fue luego testigo de mi denuncia le pega una piña en las costillas y el pibe se cae al piso", a su vez afirmó: "Cuando cae al piso, los chicos de seguridad lo agarran y el encargado del boliche me dijo que había llamado a un patrullero para que se lo llevaran".

Posteriormente Lorena les había manifestado a los oficiales que lo dejaran libre porque ella igual iba a realizar la denuncia correspondiente.

El lunes de esa semana Lorena junto a su abogada se acercó a la Fiscalía y realizó una denuncia penal, pidiendo una perimetral a las tres personas, a su ex novio, a la novia y al hermano.

Luego Lorena declaró: "Al mes de esto voy de nuevo al boliche y estábamos bailando afuera con mis amigos y en un momento entro para ir al baño y en la barra estaba de nuevo la novia de mi ex pareja, cuando intento ir para el baño, me mete una piña en el ojo".

No obstante, Lorena manifestó que cuando quiso agarrarla tras haber recibido una piña, un joven que conocía del bar la frenó.

Ante esto el personal de seguridad la trasladó afuera del boliche creyendo que ella era la culpable de la riña.

 

Asimismo, ante esto Lorena expresó: "Cuando me sacan del boliche les empiezo a contar la situación cómo fue realmente y justo había un policía que había estado en mi primera denuncia, a lo cual procede a explicarles lo que había sucedido", a lo que aseguró que "cuando la gente de seguridad la saca a esta chica del lugar me tira una cerveza mojándome completamente".

El lunes Lorena volvió a ir a la Fiscalía con su abogada, para pedir otra perimetral pero específicamente para la novia de su ex pareja.

Al ser consultada sobre si tuvo alguna respuesta ante las denuncias realizadas anteriormente, Lorena respondió: "La verdad que no he tenido ninguna novedad al respecto de las denuncias que yo he hecho".

No obstante, el pasado viernes Lorena volvió a vivir un episodio de violencia pero esta vez en la Panadería Primavera.

Al ser consultada sobre lo que ocurrió ese día Lorena aseveró: "Generalmente en el trabajo vamos a buscar servilletas y aguas en el local de Primavera. Ese día fui al local a buscar la caja de servilletas y la botella de agua, cuando me la dan quedo con las manos completamente ocupadas para poder abrir la puerta, entonces una de las empleadas muy amable me iba a abrir la puerta para que yo pudiera salir", a su vez afirmó: "De repente una señora que se encontraba ahí le dijo que no se preocupara que ella me abría la puerta, cuando la abre y quiero dar un paso hacia adelante me agarra del pelo, me tira para atrás y comienza a insultarme y amenazarme de que me iba a matar, luego me rasguña la cara y me tira al piso".

Cabe aclarar que dicha mujer que agredió a Lorena es la madre de la novia actual de su ex pareja.

Posteriormente Lorena contó: "Cuando vuelvo a mi trabajo me quedé en la parte de atrás un rato, hasta que vino seguridad del bar para decirme que me vaya porque no podía estar así con toda la cara lastimada".

Lorena cuando se retiró del bar fue inmediatamente a la Comisaría División Primera y realizó una denuncia judicial contra la madre y contra la hija.

Asimismo, Lorena volvió a hacer hincapié en que la Justicia no ha hecho nada respecto a las denuncias y enfatizó: "La verdad que yo no puedo vivir con miedo, porque trabajo en un lugar público y yo no sé quién puede entrar al bar y tener la intención de golpearme".

Por otra parte, Lorena remarcó que el mismo día que fue agredida por la madre, también recibió amenazas de muerte por parte de una amiga de la novia de su ex pareja.

Luego de esto afirmó que "tengo todas las capturas de pantalla de todas las amenazas que recibí y también las he manifestado en las denuncias".

Cabe aclarar que las perimetrales que Lorena ha pedido prohíben cualquier tipo de acercamiento de estas personas a su lugar de trabajo, como así a su domicilio.

Por último, Lorena concluyó: "Lo que yo quiero es no sentirme amenazada por una persona que no me interesa y poder seguir viviendo mi vida en paz".


COMENTARIOS