Caso de éxito

Lo despidieron en pandemia y con 20 años será millonario

Ben Gulliver trabajaba en una peluquería de Reino Unido. Luego de que lo echaran, generó un millón de dólares en 10 meses desde su computadora. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Con apenas 20 años el joven decidió iniciar su propia empresa, luego de ser despedido de su puesto como consultor en un estudio de peluquería en Romford, al este de Londres, Reino Unido.

En un ejemplo de visión y perseverancia, el joven descubrió una oportunidad frente al cierre de los dentistas por el aislamiento obligatorio: Ben comenzó a vender dispositivos de limpieza de dientes comprados en China, que pronto le redituaron unos u$s 16.000 por día.

Su talento para encontrar oportunidades lo llevó a vender el emprendimiento a un inversionista estadounidense por una suma de cinco cifras, inversión que aprovechó para comprar equipos de gimnasio a través de Amazon, que en ese momento estaban en alta demanda.

"No estaba disfrutando mucho de mi trabajo vendiendo trasplantes de cabello a la gente y cuando nos dieron de baja pensé que tenía que ir por esto", contó Ben.

"Comencé a investigar en YouTube para ver qué proyectos comerciales podía hacer. Empecé a pensar en lo que la gente necesitaría durante el encierro y mi primera idea fue comprar y vender un dispositivo de limpieza de placa dental debido a que que todos los dentistas estaban cerrados", justificó.

Ben demostró su talento como emprendedor a edad temprana: comenzó vendiendo las paletas para niños de 15 centavos a 1 dólar. Y a los 14 ganaba 1.400 dólares al mes intercambiando ropa en línea.

Tras su espectacular carrera, Ben insta a otros jóvenes emprendedores que están pensando en comenzar sus propios negocios a que no bajen los brazos. 

"Quiero difundir el mensaje de que cualquiera puede hacer esto si se lo propone. Ayudar a los jóvenes a poner en marcha sus empresas y darles consejos. Ese impulso necesario para empezar", agregó.


COMENTARIOS