Política deportiva

“Llevamos 42 días cerrados y es un desastre económico”

Así lo manifestó el presidente del Boxing Club, Roberto Velásquez, en medio de una cuarentena que complicó la economía de todos. Los clubes lo sienten y los “Albiverdes” piensan cómo seguir manejando la situación.

Velásquez hizo un análisis de la situación.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La cuarentena obligatoria continúa y todo indica que para los clubes todavía queda un buen tiempo para transitar sin poder congregar gente, lo que complica enormemente la economía para seguir funcionando.

Uno de los clubes más grandes de la Patagonia Argentina es el Boxing Club, que preparaba los festejos para su centenario mientras participaba de buena manera en el torneo regional amateur de fútbol.
Pero el Coronavirus y la cuarentena lo pararon todo y ahora se las rebuscan para afrontar los gastos de personal y para planificar cómo seguir en medio de tanta incertidumbre.

En ese contexto, TiempoSur dialogó con el presidente del Boxing Club, Roberto “Tito” Velásquez, quien explicó cómo transitan por esta situación tan complicada.

Muy difícil

Respecto de lo que se presentó para el club por el Coronavirus y la cuarentena, expresó:“Estamos tratando de cubrir todo este parate porque se suspendió la cadena pagos en cuotas sociales, actividades, publicidades, alquileres y eventos, que son los principales ingresos que tiene el club, por lo que es todo un desastre en la economía del club, a que tenemos empleados al ser un club de una infraestructura grande, mantenerlo conlleva tener gente trabajando que hoy no está activa, pero a quienes tenemos responsabilidad de pagarle el sueldo”.

Luego, el “Presi” se refirió a la incertidumbre por la continuidad en el torneo regional. “Nosotros, que estamos participando en un torneo regional, hoy estamos pensando más en la situación económica del club y en cuidar a los empleados y al club para salir medianamente bien luego de esta cuarentena”, indicó.

A futuro

Velásquez y la comisión que lo acompaña saben que el panorama es realmente complicado y que por el momento se no observa la luz al final del túnel. Y eso queda claro en las cuentas que hacen en el club y el análisis de las prioridades a futuro: “Llevamos 42 días con el club cerrado y es un desastre en lo económico, creo que todo va a depender de parte económica y de acomodar las principales urgencias que vamos a tener en el club y seguramente más adelante analizaremos qué va a pasar con el Regional y con los festejos del Centenario, que hoy quedaron relegados por la situación actual”.