Por el interior

Lío por los terrenos en la Cuenca

La Municipalidad de 28 de Noviembre desadjudicó 200 terrenos por no cumplir con las normativas sobre plazos para la construcción en los mismos y hay fuerte polémica por ello. El Intendente indicó que hay intenciones políticas por detrás, mientras que los vecinos indican que sólo quieren tiempo ante la crisis económica.

Los terrenos generaron conflicto en 28 de Noviembre.
Los terrenos generaron conflicto en 28 de Noviembre.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La gestión de Fernando Españón tiene récord de conflictos en lo que va del año y él asegura que hay intenciones políticas de desestabilización en su contra atrás de cada una de ellas.

Lo cierto es que, llegando a mediados de marzo, ahora la polémica gira en torno a 200 terrenos que el Municipio le desadjudicó a vecinos que no cumplieron con los plazos legales para los avances en la entrega de planos y en el avance de obra, por lo cual el Ejecutivo avanzó con la quita de los mismos.

Lógicamente, en tiempos de crisis los vecinos iniciaron un inmediato reclamo de los terrenos, argumentando que estamos en momentos económicos en los cuales es muy difícil avanzar en los tiempos estipulados por las normativas vigentes.

Germán Cardeza es uno de los vecinos que se manifestó públicamente por esta situación, siendo referente de la Junta Vecinal Barrios Altos de la localidad.

En diálogo con TiempoSur, él planteó que la idea es insistir con que “se retrotraiga la medida en base a las adjudicaciones”, aunque indicó que desde el Ejecutivo les indicaron que “la ordenanza del año ‘88 está vigente, que se van a basar en ella y que no van a dar marcha atrás”, por lo que el conflicto está muy lejos de solucionarse.

 

Muy complicado

Germán insistió en que el panorama económico para los vecinos es sumamente complicado y que “si una persona no pudo construir antes tampoco lo va a poder hacer ahora”, por lo que piden la comprensión del Municipio en ese aspecto.

Afirmó que los vecinos piensan que lo decidido “son medidas arbitrarias porque están desadjudicando sin notificar, en muchos casos. Varios se aproximan a su terreno y se encuentran que hay alguien construyendo”.

Además, confirmó que son 200 las personas que fueron desadjudicadas sobre terrenos que habían sido entregados a partir del 2012.
Como si eso fuera poco, indicó que ya en ese momento los terrenos no contaban con ningún servicio y que incluso ahora tampoco se encuentran al día.
“Lo que sucede es que estamos atravesando una pandemia, hubo una crisis en 2015 que hizo que muchos no puedan construir y en vez de haber políticas de estado para ayudar avasallan los derechos de los vecinos”, expresó el vecino de la Cuenca.

Para finalizar, dijo que seguirán insistiendo las veces que sean necesarias con la intención de que “se retrotraigan las medidas y que se actualicen las ordenanzas”.

Aseguró que están desadjudicado mediante un decreto de la ordenanza 20/88, en otros casos intiman para la construcción y los planos, y no contemplan que “los vecinos están en medio de una pandemia y hay trámites que son caros. O se construye o se alquila”.

 

La defensa

Por su parte, el intendente, Fernando Españón, indicó que la decisión sólo fue “con aquellos adjudicatarios que pasaron muchos años y no construyeron nada”, afirmando que “esos son terrenos que siguen perteneciendo al municipio”.

“En muchos casos se otorgaron prórrogas, por lo cual se están decidiendo los procesos administrativos que corresponden y dar solución a aquellas personas que no tuvieron la posibilidad de tener terrenos y que cuentan con todo lo necesario para construir una vivienda”, expresó.

También dijo que “hay muchos terrenos que hace más de 10 años están de forma baldía. Hay concejales que fogonean esta situación. De repente se convierten en asesores y defensores de situaciones que hay que corregirlas”.

COMENTÁ