Recomendaciones e instrucciones

Levantamiento gradual del aislamiento

El Ministerio de Salud de Santa Cruz establece por Resolución 645 el protocolo de funcionamiento, recomendaciones e instrucciones sanitarias para el levantamiento gradual del aislamiento.

Juan Carlos Nadalich, ministro de salud.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Gobierno de Santa Cruz dio a conocer la Resolución 645 de la cartera sanitaria que establece un protocolo de funcionamiento, recomendaciones e instrucciones sanitarias y de seguridad, para el levantamiento gradual del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Nadalich se refirió a este concepto de levantamiento gradual al indicar que “es un esfuerzo que todos estamos precisando, aportar y coordinar, para empezar a tener más actividad en las áreas locales porque son necesarias”.

“La Resolución 645 al igual que la Declaración Jurada para Tránsito tiene un componente de información general y tendrá vigencia una vez publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Santa Cruz”, precisó Nadalich.

En su anexo, la Resolución da cuenta del protocolo de funcionamiento, recomendaciones e instrucciones sanitarias y de seguridad para el levantamiento gradual del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Establece para ello una serie de conceptos generales a tener en cuenta y una guía de puntos para la vuelta a actividades controladas.

En la guía se establecen los términos en que deben realizarse los desplazamientos al trabajo, las tareas laborales y una serie de medidas organizativas. También incluye recomendaciones para los trabajadores y trabajadoras y las medidas de higiene que deben cumplirse en el lugar donde desempeñan sus tareas.

Además, dio a conocer cómo se generó el esquema y lo que se quiso reformar en el anexo que se habla de una serie de criterios y sugerencias que hay que preverlas para esta apertura de circulación que se va realizando de manera gradual.

“Debemos recordar todo lo que se obtuvo hasta el momento y, en segundo lugar, que esto no fue solo una decisión provincial sino en articulación con Nación y los municipios”.

“La integración desde el Municipio, la Provincia y Nación, para ir permitiendo esos grados de apertura y actividades que se pueden ir haciendo es fundamental. Debemos estar preparados que conforme a lo que suceda en cada localidad vamos a poder avanzar más o tener que volver a la etapa anterior si es que se produce un grado de desarrollo de la enfermedad de la localidad donde antes no estaba”, explicó.

“Este criterio está desarrollado en la resolución con una serie de actividades y de acciones que habrá que acostumbrase a tenerlas presentes durante un tiempo muy largo. Ese componente son las medidas de aislamiento que no podemos perder y que deben estar permanentemente preparados, así como el distanciamiento las medidas de limpieza para permitirnos poder avanzar en etapas referidas a la vida en comunidad”, sostuvo.

Por otra parte, agregó que esto es una oportunidad de apertura gradual que requiere muchísima responsabilidad y conocimiento de parte de la comunidad. “Por ejemplo, si en una comunidad no ha habido ningún caso positivo ni sospechoso, las medidas habrá que ponerlas para evitar que ingrese de una manera masiva. Y si en una comunidad hubo casos positivos o si hay casos positivos hay que aplicar para evitar que se produzca una exagerada penetración de ese momento de brote”.

Además, destacó que en aquellas comunidades donde por alguna circunstancia se dé que exista circulación viral, habrá que modificar los criterios para evitar la prolongación de ese proceso y que se corte el circuito de propagación.