Denuncia

Le soltaron un perro para que lo muerda y encapuchados lo apuñalaron y robaron

Sucedió en la mañana de ayer, cuando el hombre se encontraba caminando por la Ruta Provincial N°281, en la localidad de Puerto Deseado. Allí se le paró un rodado, del cual bajó un perro que lo mordió y posteriormente dos encapuchados le exigieron las pertenencias y a pesar de que éste se las entregó, lo apuñalaron dos veces. Aún no hay sospechosos. 

El hombre fue mordido por un perro (foto ilustrativa).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cerca del mediodía de ayer, el personal de la Comisaría de Puerto Deseado fue requerido en el nosocomio local, debido a que estaban atendiendo a un hombre con heridas de arma blanca.

Rápidamente el personal se dirigió al lugar, donde se entrevistaron con el médico de guardia y allí supieron que momentos antes había llegado un hombre, de unos 40 años, con una mordida y dos heridas cortopunzantes, una en su brazo izquierdo y la restante en una pierna.

Los uniformados dialogaron con el damnificado, quien les contó que pasadas las 09:00 de ayer, se encontraba caminando por la Ruta Provincial N°281, cuando de repente un vehículo Volkswagen Gol frenó abruptamente, del cual descendió un perro, que lo mordió, mientras dos sujetos con mamelucos y con el rostro semicubierto le exigieron que les entregara todas las pertenencias.

El hombre acató las órdenes de los sujetos y les entregó el teléfono celular, ya que es lo único que llevaba consigo, lo agredieron con un arma blanca, provocándole las dos heridas ya mencionadas.

 

Investigaciones

Con los datos aportados por la víctima, los uniformados iniciaron las investigaciones del caso y comenzaron con la búsqueda del rodado y del can, ya que el hombre pudo aportar características del mismo.

Cabe señalar que el lugar donde ocurrió el hecho es en zona de chacras de la localidad portuaria, por lo que no se habrían logrado localizar cámaras de seguridad, pero éstas se siguen buscando con el fin de tratar de dar con el rodado.

Por otra parte, se conoció que los policías creen que los sospechosos del robo a mano armada se desempeñarían en el puerto ya que, al parecer, estarían vestidos con similar vestimenta.


COMENTARIOS