Polémica

Le quitaron la custodia de su hijo por dejarlo jugar demasiado al Fortnite

A raíz del bajo rendimiento académico y la tendencia al aislamiento, el fallo judicial decidió otorgar una custodia monoparental a favor de la madre.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un tribunal en la provincia española de Pontevedra decidió retirarle a un hombre la custodia de su hijo de 13 años por permitirle jugar demasiadas horas al videojuego Fortnite.

Según el fallo, el adolescente experimentaba una adicción a jugar con la consola y a raíz de ello tenía un bajo rendimiento académico.

Durante la semana, cuando estaba con la madre, se le restringía el acceso a los videojuegos pero el padre lo dejaba dedicarse a ello a diario.

Además, el hombre le compró complementos para que siguiera jugando y le permitió abrir cuentas en Instagram y YouTube sin consultarlo con la madre.

A partir de esos hechos, la Justicia dictaminó que el hombre había sido totalmente permisivo, descuidando sus obligaciones como progenitor y dejando en manos de la madre la responsabilidad de apoyar al joven.

 

 

Desde la instauración de la custodia compartida, siempre de acuerdo con el fallo, el desempeño escolar del chico había "bajado de una manera alarmante", así como su participación en fútbol, inglés, informática y otras actividades extracurriculares.

El  adolescente acumuló nueve asignaturas pendientes en un trimestre, cuando antes no había presentado un problema igual en ninguna de sus actividades.

Durante el proceso judicial se realizó un informe psicológico que concluyó que Fortnite había generado en el muchacho una tendencia al aislamiento y se desaconsejó el juego porque potencialmente podría desencadenar un "deterioro social, problemas conductuales y trastornos de ansiedad".