Desapareció hace 11 años

Las palabras que dedicó la mamá a Sofía Herrera, quien cumpliría 15 años

Sofía Herrera desapareció hace 11 años en un camping en Río Grande, Tierra del Fuego y desde ese día nadie supo más nada de ella.

Sofía junto a su mamá.
Sofía junto a su mamá.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hoy la pequeña niña estaría cumpliendo 15 años y su madre, María Elena Delgado, le dedicó un emotivo mensaje en las redes sociales.

Sofía Herrera, la niña que desapareció en Tierra del Fuego en 2008, y su madre María Elena Delgado, nunca dejó de buscar a su hija desde que la vio por última vez en un camping al sur de la ciudad de Río Grande.

En este caso, imaginó cómo sería la "fiesta de 15" de Sofía, cuyo rostro actualizado sigue siendo difundido en busca de pistas sobre su paradero.

 

"Esa noche especial, ese momento mágico donde las emociones desbordan. Vos soñando disfrutar cada detalle y yo ahí, acompañándote, mirándote sorprendida y orgullosa porque creciste, porque sos una mujercita que cumple sus 15 años", escribió Delgado apenas pasada la medianoche. La mujer sostuvo que por un instante necesitó pensar que Sofía estaba presente, y que aquel sueño era realidad.

"Hija de mi alma, que todo este amor contenido te abrace y te acaricie en el día de tu cumpleaños. Aquí estoy, por siempre, esperando. Te amo. Mamá", concluye el mensaje que se viralizó esta mañana por las redes sociales. Sofía Herrera desapareció el 28 de septiembre de 2008, cuando tenía 3 años y su familia salió con amigos a pasar un domingo de esparcimiento en el camping John Goodall, ubicado 59 kilómetros al sur de Río Grande.

El lugar, un paraje casi desértico, es un rectángulo de 15 hectáreas cercado con un alambre de un metro de altura y seis hilos, el primero de púas. Sofía se separó por unos instantes de sus padres y desde entonces nadie volvió a verla.

Se calcula que 300 personas rastrillaron la zona una y otra vez ni bien se conoció la noticia, mientras las autoridades ordenaban controles en los automóviles y en la frontera con Chile ubicada a 140 kilómetros del lugar.

La causa judicial iniciada por la desaparición de la niña tuvo cinco jueces (dos titulares y tres subrogantes) y un solo imputado: el cuidador del camping Alberto Urrutia, un jubilado nacido en 1935 en Entre Ríos, al que sobreseyeron en todas las instancias.

El último de los magistrados a cargo del expediente -que ya acumula más de 13 mil fojas- Daniel Cesari Hernández, asumió en 2017 e impulsó una revisión completa de las actuaciones, sin ningún resultado hasta el momento.

Fuente: La Vanguardia del Sur

COMENTÁ