Gremios

Las nuevas autoridades del gremio ATE exigen un aumento de emergencia para los empleados públicos

La primera reunión de la conducción provincial de ATE Santa Cruz exigió al Gobierno de la provincia llevar una propuesta concreta a la paritaria que viene, un aumento de emergencia, considerando que un trabajador categoría 24 de la administración central, cobra de bolsillo $ 30.000, por debajo de la canasta básica de CABA.

Olga Reinoso, titular de ATE.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Luego de la reunión de la conducción provincial en donde se discutió la realidad socioeconómica de cada una de las seccionales y de la Administración Central, desde la ATE advirtieron que los salarios de los trabajadores estatales cayeron bajo la línea de pobreza.

“El último aumento del primer semestre se licuó inmediatamente tras la devaluación pos electoral, los permanentes incrementos de la canasta, los aumentos de las naftas y la dolarización de las tarifas de los servicios”, advirtieron.

 

Por ello y ante la llegada de la paritaria del 9 de diciembre, “esta conducción, en representación de los trabajadores estatales exigimos una respuesta concreta para los compañeros que no están pudiendo cubrir las necesidades básicas”.

Al respecto, apuntaron fundamentalmente aquellos que están en lo más bajo del escalafón con sueldos que “apenas llegan a cubrir un alquiler y los alimentos de la primera semana del mes”.

Recordaron que, según las estimaciones la inflación anual duplicará el aumento dado durante el primer semestre, llegando al 60 %, por lo que se torna una emergencia que el Gobierno dé un aumento a los trabajadores.

También que el informe del Observatorio de la deuda social de la Universidad Católica Argentina sobre los últimos datos de pobreza e indigencia en el país, son un “férreo cachetazo a la dirigencia política argentina”.

 

Y añadieron que el Gobierno que encabeza el presidente Mauricio Macri “deja un país con el 40,8 % de personas sumidos en la pobreza y sufriendo el flagelo de la indigencia un 8,9%. Como la inflación galopante, así, los datos, en franco aumento. 16 millones de argentinos sobreviven en la pobreza y 3,6 millones agonizan en la indigencia”.

Y que estos datos, alarmantes, “reflejan la cruda realidad en que se encuentra sumida la República Argentina. La deuda social requiere respuesta inmediata, y es uno de los principales ejes de demanda de las organizaciones sindicales y un desafío para el próximo gobierno”, mencionaron.