Río Gallegos

Las moscas en el Gaucho Rivero, una problemática vecinal

El día de ayer, la junta vecinal del barrio Gaucho Rivero organizó una jornada informativa sobre la problemática que afecta a toda la ciudad y se ha convertido en un tema de salud pública, la preocupante e inmensa cantidad de moscas.

Martín Toledo manipulando un insecticida.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Con autoridades municipales, los vecinos dialogaron sobre fumigación y cuidados en el Cenin N°3.

Martín Toledo, a cargo de la organización barrial, explicó a TiempoSur que participaron de la primera fumigación que efectivizó la gestión municipal de Pablo Grasso y desde entonces mantienen contacto con Gabriel Tallo, director de Saneamiento, que se hizo presente en la reunión del sábado, con una convocatoria exitosa. “Los vecinos vieron las precauciones que se deben tener con estos insectos, como también la manipulación de ciertos elementos tóxicos que la población está usando y los cuidados que éstos requieren” comentó Toledo.

El gen de las problemáticas, que va de la mano con la preocupante cantidad de insectos de los barrios de la capital de Santa Cruz, desde la perspectiva de los vecinos se encuentra en el vaciaderomunicipal. La mayor consideración es que la fumigación debería hacerse en la etapa de larva del insecto, pero que la gestión municipal anterior se atrasó con este proceso. Aunque las consecuencias no concluyen en las moscas. La basura, en un contexto de emergencia ambiental es una temática que se discute desde que la junta vecinal asumió la conducción del barrio.

Hemos actuado en los paros municipales, tratando con los vecinos de levantar la mayor cantidad de basura. Se han cursado notas reiteradas a la gestión anterior como a la actual. Se ha conseguido que tanto en la intendencia del ing. Giubetich, como en la actual del intendente Pablo Graso se realicen operativos de limpieza. Hemos podido visitar las instalaciones del nuevo vaciadero municipal, como también del actual”, explicó el Presidente de la junta vecinal del Gaucho Rivero, formando parte de los barrios que se ven afectados por la basura en las calles y el humo tóxico de los incendios en el basural, como el que se sufrió dos días antes de la reunión.

No obstante, celebran estos espacios de organización vecinal, mientras espantan moscas que se posan encima de los temarios de asamblea y las propuestas para mejorar la calidad de vida de los vecinos. “Se han hecho todos los reclamos en conjunto con las otras juntas vecinales, con los referentes barriales y todas las asociaciones civiles y ambientalistas”, concluyó Martín Toledo con la expectativa de una pronta solución ante las problemáticas ambientales que afectan el Gaucho Rivero.