Quedate en casa

Las causas, multas y penas que pueden aplicar por romper la cuarentena

Un letrado explicó que le puede caber a quien no esté exceptuado del DNU y circula sin permiso, no solo contempladas en la Justicia Federal, sino también el Código de Faltas de Santa Cruz.

Operativo de control.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Si bien se han dado a conocer cuáles son las consecuencias de violar la cuarentena, en los medios nacionales se detallaron multas cuyos montos no se aplican en Santa Cruz, sino en la ciudad de Buenos Aires.

El decreto -destacó el Dr. Carlos Muriete- establece tres hipótesis, y a su vez la provincia de Santa Cruz tiene una más que está detallado en el Código de Faltas Provincial.

El DNU establece con penalidades -mencionó- que primero es la cuarentena obligatoria para las personas que llegan del exterior y a los que se les detecta el virus. “En caso que esa persona no cumpla con la cuarentena, entra en el Artículo 202 del Código Penal que pena al que propagare una enfermedad, que le vale un delito contra la salud pública”, sostuvo. La pena es de 3 a 15 años de prisión y no excarcelable.

Pero también existe el decreto que establece el aislamiento social para toda la población, salvo las 34 excepciones, que no estén infectados con el Coronavirus. “Si no tiene la excepción de la ley, es decir, circula sin causa justificada, esa persona violenta el Artículo 205 del Código Penal  que se aplica a quien violare medidas adoptadas por el Gobierno dentro del marco de los delitos contra la salud pública”, precisó. La pena es de un mes a 2 años de prisión, es excarcelable. Estos dos son delitos federales.

El tercer caso, quien violentó la cuarentena y trata de eludir y escapar, le cabe el delito de desobediencia previsto en el Artículo 239 del Código Penal.

“Son las tres modalidades  penales establecidas en el DNU por el que se abren causas penales a todos”, marcó.

Para esto pueden existir arrestos domiciliarios, pero también “arrestos compulsivos en lugares carcelarios”.

Si bien la Justicia se encuentra en feria judicial por la pandemia, pese a que funciona en casos urgentes,  Muriete resaltó que “cuando se inicia la causa penal esto pasa a la Justicia e interviene el Fiscal y la causa sigue cuando termine esto”.

Ahora bien, si existe en cualquiera de los casos el secuestro de los automóviles “la persona puede perder el auto”. “Esto significa que no es un secuestro simple, sino que el Estado se queda con el vehículo, sumado la causa penal, porque es primero un secuestro y luego el decomiso”, explicó.

A los tres casos anteriores, se añade el cuarto en Santa Cruz por medio del Código de Faltas que prevén faltas contra el orden público o la autoridad “que puede aplicar multas aparte de las leyes nacionales y que incluso en algunos casos establece la prisión”. Esto está en manos de los Jueces de Faltas de  cada localidad de la provincia.

Las multas en cualquiera de los casos anteriores que lo prevean, lo establecen los Jueces de Faltas, provinciales y federales. “Existió una confusión porque las multas que se hablaron de miles de pesos, es en la ciudad de Buenos Aires”, mencionó.

-¿Qué debe hacer la persona a quien le inician una causa penal federal?

Cuando termine el aislamiento social recién ahí el Juzgado que le abrió la causa lo llamará a indagatoria, con una citación y le pondrán un defensor de oficio.

 

-¿El sistema judicial está preparado para tantas causas iniciadas de personas que rompieron la cuarentena?

No colapsa el sistema judicial en virtud de que no hay detenciones. El sistema colapsa cuando hay detenciones masivas y los plazos son urgentes. Acá no hay plazos perentorios.

 

-En Santa Cruz no están digitalizadas las causas, como si existe en el resto del país.

Si es un problema. Pero a su vez la cercanía que tenemos los abogados con los Juzgados, implicó que nos han atendido por teléfono, correo electrónico y WhatsApp, tanto jueces como secretarios. Yo he seguido trabajando de esa manera y me han recibido los escritos y me han dado curso. Pese a no estar digitalizado trabajan de esa manera. En mi caso, en las causas penales donde hay detenidos, donde el requerimiento sigue todos los días, y en esos me han escuchado, atendido y canalizado todos los pedidos. Por supuesto que las otras causas que no tienen detenidos, están paralizadas. Pero las causas urgentes los Juzgados están trabajando y están respondiendo, no tendríamos ninguna queja.