Río Gallegos

Robaron un televisor de 50 pulgadas mientras el dueño de la casa se encontraba afuera

El hecho ocurrió en la medianoche del domingo en las inmediaciones de la calle Alfred Nobel al 2300. En el lugar trabajó personal de la Sexta y el gabinete de Criminalística. Además, comenzaron una investigación bajo el Juzgado de Instrucción Nº1 para determinar el paradero de los autores del ilícito.

Roban un televisor. (Imagen ilustrativa)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el transcurso de la medianoche del pasado domingo, se produjo un nuevo ilícito en la ciudad de Río Gallegos. El mismo se produjo en una vivienda ubicada en las inmediaciones de la calle Alfred Nobel al 2300.

En el lugar del percance fue solicitada la presencia del personal policial de la División Comisaría Sexta. Cabe aclarar que el aviso a la policía lo realizó el damnificado del hecho. Al arribar al sitio del robo, los oficiales procedieron a dialogar con el dueño del inmueble.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades de dicha dependencia, autores ignorados ingresaron a la vivienda tras forzar aparentemente con una barreta la cerradura de la puerta principal. Una vez dentro de la casa y tras revolver cada rincón de la misma, sustrajeron un televisor Smart TV de 50 pulgadas marca Samsung.

Posteriormente a esto la policía realizó un rastrillaje por la zona con un resultado negativo. Asimismo, los efectivos policiales procedieron a tomar algunos testimonios de vecinos de la zona para tratar de encontrar algún indicio que les permita orientar la investigación.

Más adelante los oficiales de la División Comisaría Sexta solicitaron la presencia del personal de la División del gabinete de Criminalística. Una vez arribados al lugar, los efectivos procedieron a tratar de obtener alguna huella dactilar, además de hacer una secuencia de fotos en todos los sectores de la vivienda.  

Luego de esto los miembros de la dependencia en conjunto con sus pares de Criminalística efectuaron la inspección ocular correspondiente. Una vez terminadas todas las diligencias de rigor en el interior del inmueble, las autoridades intervinientes en el caso informaron de lo sucedido al Juzgado de Instrucción Nº1 a cargo de la jueza Doctora Marcela Quintana.

Por último, gracias a la información brindada a este medio se pudo saber que los efectivos policiales comenzaron con una investigación para determinar el paradero de los autores del rodo consumado.