Entrevista

La voz del barrio

Se llama Fabián González. Arrancó en la Liga Independiente de Fútbol de los Barrios transmitiendo los partidos por radio junto a su hermano Juan. Desde hace un tiempo ya que se unió a Luis Miranda y un gran equipo de trabajo para relatar vía streaming por la página de Facebook LM Deportes. Es una de las voces más importantes que tiene el torneo más convocante de la ciudad. Lo que hace, piensa y siente, en esta entrevista que dio de manera exclusiva a TiempoSur .

COMPARTÍ ESTA NOTA

La Liga de los Barrios creció, y mucho, en este último tiempo. Y a la par de ésta, también lo hicieron, por ejemplo, los medios que cubren la actividad de la Asociación Independiente cada fin de semana. O que lo hacían cuando había fútbol. Antes de la cuarentena y el Coronavirus, claro.

Los medios, empujados por el nivel en ascenso de los de adentro de la cancha y por la demanda de los de afuera, también cambiaron. Para bien. No sólo que hay más, quizás, sino también con, por ejemplo, transmisiones de alto nivel. Ya sean radiales o, las desde hace ya un tiempo modernas, vía streaming.

Una de las voces más importantes de los sábados y domingos de la Liga Independiente es Fabián González. El relator que le pone palabras a las imágenes que se viralizan a través del Facebook de LM Deportes tiene una historia más que particular. Con el fútbol en general y con la A.I.F.B. en particular. Fue primero jugador. Y al parecer, pese a que estaba retirado, volvería a ponerse los pantalones cortos una vez que se logre salir del aislamiento.

Después, entre el azar y la necesidad, se convirtió en relator. Rol que mantiene en la actualidad y al que supo darle todo de sí. Algo que le permitió transcender y convertirse en la voz del barrio. Del fútbol. Del fútbol barrial.     

-¿Cómo fue tu inicio en el relato?

En realidad todo empezó porque mi hermano Juan y su mujer Estela Maris pusieron una radio acá en Río Gallegos. En la misma había sólo programas de deportes. Mucha gente fue la que pasó hablando de fútbol y también de otras disciplinas a lo largo de estos años. Mi hermano me fue incitando y de a poco me empecé a meter en el programa. Con el tiempo empezaron algunos problemas que son habituales en esta clase de emprendimientos. La falta de auspiciantes o de plata hizo que resultara difícil en ese entonces encontrar relatores o comentaristas para los partidos o periodistas para los distintos programas. Ante ese panorama, un día le dije que yo iba a relatar. Él aceptó y así fue como empecé. Llevo ya una gran cantidad de años haciéndolo y la verdad es que las transmisiones me permitieron conocer muchos lugares y tantísima gente. En los primeros años seguimos la campaña de Boca de Río Gallegos. Me tocó relatar partidos de diferentes ligas, acá y en otras partes de nuestro país. Después nos volcamos más a los torneos de la Asociación Independiente y desde entonces que estamos firmes con el fútbol barrial.

 

-Se puede decir que fue casi por azar entonces que empezaste a relatar. Antes de hacerlo, ¿te gustaba algo la profesión? ¿Te llamaba la atención al menos?

Seguramente que sí. Quizás muy dentro de mí. Te soy sincero, hasta ese momento nunca había pensado en relatar fútbol. Fue con la posibilidad concreta que me nacieron más fuertemente las ganas de hacerlo. Yo creo que para esto tenés que haber jugado al fútbol, haber tenido la chance de entrar a una cancha. Después hay un montón de otras cosas que se van dando a partir del seguimiento de los partidos y de un mayor conocimiento de los jugadores. El hecho de haber empezado a relatar en un torneo nacional, con futbolistas importantes hizo que la motivación sea mayor. Por eso, ni bien arranqué después ya no quise dejar más. Ahora yo me lo tomo con más seriedad y exigencia. Porque los que nos escuchan también lo piden. Ahora se necesita una mejor preparación, un buen lugar, equipos nuevos.

-En la Liga de los Barrios, ¿cuándo fue que arrancaste a relatar partidos?      

Te diría que de toda la vida. Yo empecé jugando y participando en algún club. Mi hermano fue uno de los pioneros de las transmisiones del fútbol barrial. Lo hacía desde arriba de un techo o adentro de un auto cuando todavía no estaba la Enrique Pino y los partidos tenían lugar en las canchas de tierra más alejadas de la ciudad. Hoy se ve un poco el fruto de todo ese esfuerzo y trabajo de los primeros años. En, por ejemplo, el reconocimiento de los jugadores o de los clubes que participan de la Liga Independiente. Antes, en mi etapa de jugador, no había tantos medios ni era habitual que se cubriera como en la actualidad al fútbol barrial. Ahora estoy con mi amigo Luis Miranda y un gran equipo participando de las transmisiones vía streaming.  

 

-Antes era la radio y ahora internet. ¿Cuándo pasaste al relato “televisivo”?

Lo de la televisación de los partidos, por llamarlo de alguna manera, empezó más tarde. Hace un par de años tal vez. Es el proceso lógico de crecimiento. Así como los equipos de la Liga Independiente fueron mejorando en todos los aspectos, con nuestra tarea pasó lo mismo.

En el ‘86, cuando yo empecé a jugar en los torneos barriales, había quienes entraban a la cancha con las medias de diferentes colores. Hoy todo eso cambió. El juego igual. Y por supuesto, el tema de las transmisiones. Antes relatábamos sólo con un celular y ahora tenemos una buena tecnología, gracias a Luis, la que nos permite hacer esto del streaming. La verdad es que a la gente le gusta mucho y acompaña cada una de las transmisiones que hacemos. Eso es lo importante.  

-De los dos, ¿cuál preferís?

Me gusta más lo radial. Pero lo elijo porque fue de la manera que arranqué. Yo, igual, hago el trabajo de la misma manera. Para mí es indiferente que salga por un medio o el otro. No modifica mi manera de prepararme o de hacer lo que hago.

 

-¿Tenés algún referente?

En líneas generales me gustan todos los que relatan. Lo que observo de éstos, en la televisión, por ejemplo es el tema de las pausas que hacen. En lo radial, el ritmo es diferente aunque también tiene una mayor influencia el tema de las publicidades. Cuando hacemos los partidos por streaming los auspicios pasan y la transmisión no se interrumpe. En la radio, cada dos o tres frases tenés que parar para darle lugar a la publicidad. A mí me gusta más el relato fluído, seguido. No hay peor cosa, a mi criterio, que perderse una jugada de gol por un auspiciante. En cuanto a lo de tener un referente, pienso que hay muchos y muy buenos. Me gusta lo que hace (Sebastián) Vignolo.

 

-Cada relator tiene su estilo y hay muchos que fueron creadores de latiguillos. A vos, ¿te identifica alguno? 

No tengo. Me parece que lo mío va por otro lado. Por, por ejemplo, darme cuenta cuándo una jugada puede terminar en gol. Después, está claro que dependerá de las decisiones de los jugadores y de la ejecución de éstos. Cuando relato un gol tampoco tengo una frase o palabra que utilice seguido. No suelo repetir. A veces el grito de gol es más largo y otras no tanto. Improviso bastante en ese sentido.

 

-¿Cómo te preparás para un partido?

Mientras uno esté sano no va a tener problemas para poder relatar. Sí me preparo en cuanto a la información. Trato de saber bien qué partido voy a relatar y de hacerlo con tiempo como para buscar información respecto de los equipos y los jugadores. Esto, como para llegar al día del juego con un abanico grande de temas que me puedan ser útil para la transmisión. Y hasta sacarme de algún apuro. Para mí el entrar al aire con esas cosas sabidas de antemano, anotadas, memorizadas o aprendidas es como arrancar ganando.

 

-Hace un tiempo ya que no relatás porque no hay fútbol por el Coronavirus. ¿Creés que este parate grande te puede perjudicar para cuando vuelva la actividad? ¿Te estás preparando como para no perder ritmo y que después el regreso sea más fácil? 

Sí, estoy ahora un poco obligado a mirar partidos viejos y practicar un poco. Tampoco es que me preparo mucho o de alguna manera especial. Estoy más con incertidumbre por lo que va a pasar y con ansiedad para que todo esto termine y podamos volver a la cancha como antes. Creo que esto es algo nos pasa a todos, a los que son dirigentes, jugadores, entrenadores e hinchas. Ojalá podamos volver, que se dé pronto, con buenos partidos y mejores transmisiones. 

 

-Si tuvieras que mencionar una anécdota, algo que te haya pasado en alguna transmisión, ¿cuál sería?

La verdad es que me pasaron muchas cosas relatando. Una vez me agarró una puntada que me hizo cortar el relato. Fueron unos momentos en el que no podía hablar del dolor. Ahí es cuando necesitás del comentarista, por ejemplo, para que te dé una mano. Por suerte, en ese momento, mi compañero se dio cuenta y salió a ocupar el silencio de la mejor manera. Otra que me pasó, fue con mi hermano. Estábamos transmitiendo desde una combi para Radio San Diego en ese momento. Estábamos no tan bien ubicados y con una mala visión. Nos pusimos a discutir con él porque un par de veces me remarcó un par de cosas. Ahí me di cuenta que yo no estaba viendo bien. No veía lo que tenía escrito en el papel y entonces estaba diciendo cualquier cosa. Fue cuando me di cuenta que necesitaba urgente anteojos. Todo, por suerte, terminó bien. Con mi hermano riéndonos de lo sucedido pero te digo que había empezado mal, con ambos discutiendo. 


COMENTARIOS