Cuatro positivos

La vigilancia y monitoreo de los contagiados no era responsabilidad del COE de Río Gallegos

Las cuatro personas que ingresaron a Río Gallegos en automóvil no figuraban en la lista de casos que deben tener seguimiento. “El problema es que no sabemos a cuántas personas, de forma sintomática y asintomática, pudieron haber contagiado”, dijo el Dr. Horacio Córdoba. El Comité Operativo de Emergencia se reunió ayer y hoy. La posibilidad de retorno a Fase 1 por 14 días.  

“Se escapó la tortuga de la forma que realmente no debería haber pasado”
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los cuatro trabajadores provenientes de la Ciudad de Buenos Aires que dieron positivo por COVID-19 y que arribaron en un auto particular a Río Gallegos, no estaban en la lista de seguimiento y monitoreo del Comité Operativo de Emergencia de Río Gallegos, según pudo conocer TiempoSur.

Esto no significa que el COE local no controle a personas que llegan en autos particulares, sino que, en este caso puntual, la declaración jurada que firmaron en donde se comprometían a realizar el aislamiento durante 14 días y afirmaban estar libres de síntomas, fue entregada por el Gobierno provincial y no el municipal.

El COE local analizaba si se reunía el sábado por la noche u hoy domingo.

Los integrantes deberán resolver si Río Gallegos sigue en fase de distanciamiento social o retrocede a Fase 1, ya que los municipios tienen la potestad de aprobarlo, pero con la autorización del Gobierno provincial.

La Fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio, decretada por el Presidente desde el 20 de marzo, significó la circulación del 10% de la población y la autorización solo de servicios esenciales.

Los especialistas han optado por esta medida drástica durante 14 días, adoptado  en otras provincias y ciudades que no tenías casos o el último databa desde hacía muchas semanas, ya que de este modo evitan que haya circulación de personas que podrían contagiar, ya sea de forma sintomática o asintomática.

LA TORTUGA

“No esperábamos que sucediera y sucedió. Entró por un algún lado. Pero no es sólo dónde se alojaban o si fueron al supermercado, sino con quiénes tuvieron contacto, porque estas personas fueron a varios lugares, como por ejemplo, ir a cargar nafta”, dijo el Dr. Horacio Córdoba, integrante del COE local.

Advirtió que tampoco se conoce “a cuántas personas contagiaron, tanto de forma sintomática como asintomática, eso no lo sabemos”.

“Se escapó la tortuga de la forma que realmente no debería haber pasado, porque hubo buen control de los repatriados y esta gente que ingresó debería haber estado aislada”, añadió y marcó que “alguien no los controló o no les hizo el seguimiento”.

Para el profesional de la salud los cuatro trabajadores “son responsables y deben ser juzgados porque no respetaron lo que debían hacer”.

Un paso siguiente -opinó- es realizar todos los asilamientos posibles “aunque no sabemos cuántos”. “Esperemos que el uso del barbijo, la distancia social y todas las demás medidas, hayan evitado que haya más contagios”, vertió.