Segunda ola en Santa Cruz

La variante Manaos llegó a Río Gallegos

Según informó el Gobierno provincial, el paciente es un niño de 12 años. Investigan para conocer la trazabilidad del contagio. En abril, como adelantó TiempoSur, la provincia había enviado a analizar dos muestras al Instituto Malbrán. Aún sin esta variante, que es altamente contagiosa, el Dr. Rolando Nervi, terapista del Hospital Regional, opinó según los altos índices de contagio, que se debería restringir más la circulación y prohibirse las reuniones sociales.

La cepa.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Gobierno provincial ayer informó que la variante Manaos de COVID-19 fue detectada en Río Gallegos "a partir de la remisión de muestras al Instituto Malbrán".

El contagiado es un niño de 12 años, por lo que "las autoridades sanitarias se encuentran realizando la investigación epidemiológica para identificar la trazabilidad del contagio".   

La información oficial no señala si la familia del niño retornó de otras provincias en las que ya detectó esta y otras variantes, ya que existe circulación comunitaria de las variantes Río de Janeiro, Reino Unido y California, desde el 29 de marzo en Argentina.

El pasado 7 de abril, TiempoSur informó que el Gobierno envió dos muestras para ser analizadas al Instituto Malbrán, pero que habían dado negativo.

Un caso era de El Chaltén y el otro de Río Gallegos, pero con domicilio en Piedra Buena.

"Desde hace un tiempo se toman muestras que se envían al Malbrán y se realiza la vigilancia", recordó el Dr. Rolando Nervi, Médico Terapista del Hospital Regional.

 

TS: ¿Cambian o deberían cambiar las medidas ante la detección de la variante de Manaos?

Dr. Nervi: Donde ya se diagnosticó la cepa no cambia nada porque lo que se debería haber tomado son medidas previas para que la cepa no llegue. El que esté ya identificada iba a pasar en algún momento porque no hay restricción de circulación en ninguna parte del país. Es decir, hay movimiento interno y ya habían detectado las variantes en Buenos Aires, Córdoba, por eso era solo cuestión de tiempo.

 

- ¿Pudo suceder que haya fallado el control en los aeropuertos, ya que se exige PCR negativo o quien trajo ese PCR se hizo el hisopado en un periodo no detectable del virus?

Fallaron porque los PCR no son 100% efectivos, porque la sensibilidad de detección no es mayor al 60%. En cuanto a los antígenos, no son confiables para saber si la persona tiene una infección o transmite la enfermedad o no. Puede dar negativo y estar infectado.

 

-¿De qué manera se podría haber detectado?

Una manera en la que se podría haber disminuido la posibilidad, sería hacer el test de antígenos y PCR, más los 10 días de aislamiento para las personas que llegan de afuera de la provincia. Es la forma más segura, porque confiar en los resultados de PCR y antígenos, no alcanza para asegurar que no entre la variante.

 

 -La variante es muy contagiosa

Sí, es muy transmisible y afecta en mayor proporción a los chicos que antes no transitaban el virus, pero eso no quiere decir que sea más grave.

 

-Sin la variante Manaos, Río Gallegos ya tiene circulación alta del virus. (Aunque con riesgo medio, según el Índice Epidemiológico Ajustado por Población (IEAP) que diseño el Ministerio de Salud provincial).

Sin esta identificación estamos en un momento de mucho contagio como el año pasado con un brote desde hace 10 días. Que se haya identificado la variante, es un diagnóstico retrospectivo, porque la cepa ya está acá, y no es culpa de nadie.

 

-Mas allá de las medidas, nuevamente y con más razón depende del control individual

Lo fundamental es el control individual y extremar los cuidados y conductas sociales. El segundo paso sería hacer cumplir las medidas a distintos niveles y restringir la circulación de la gente.

 

-¿También deberían prohibirse las reuniones sociales?

Como está el sistema sanitario, hay que restringir al máximo la circulación de las personas que no sean esenciales. Y que la gente circule en un horario diurno y no de noche. Pero esto no sólo en Río Gallegos, porque es sabido que la gente se contagia en los momentos en los que hace actividades recreativas, porque no se contagia yendo al supermercado o a la farmacia, sino cuando se junta a jugar al fútbol con amigos, o hace un asado para el 1 de Mayo (Día del Trabajador). Allí sí se contagia.

 

-¿Pero depende de la actividad o del horario?

Sucede que la noche es menos controlable la actividad. Si se restringe, pero se permiten las reuniones sociales, no tiene sentido.

Tenemos que ver lo que hicieron otros países y que fue efectivo. En Italia, España, Francia y Alemania hicieron un toque de queda y a partir de tal hora se corta la circulación. Esa medida sirvió porque ahora están abriendo y bajaron la cantidad de casos. Hay que ver las cosas que no hay que repetir, pero también hay que ver las que se hacen bien.

En julio del año pasado se tomaron medidas con 35 casos por día, ahora hay más de 100 y no hay restricciones. Lo único que hay es una recomendación de no tener reuniones de más de 10 personas, pero esto no debería ser una recomendación, sino una restricción.