Por la emergencia económica

La UCR pidió flexibilizar más actividades y aislamiento en hoteles para repatriados

El presidente del Comité Radical, Matías Quinteros, indicó que si bien esto no significará la reactivación normal de la economía, “apaciguará” la delicada situación de los comercios.  

Foto archivo
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por la complicada situación económica de los comercios, la UCR de Caleta Olivia solicitó al Intendente que exista una mayor flexibilización de actividades.

El pedido se suma al realizado por el profesional de la Salud, Juan Acuña Kunz, y que publicó ayer TiempoSur, al que se añade que los repatriados realicen de manera obligatoria la cuarentena de 14 días en hoteles o gimnasios para que sean controlados de manera más efectiva.

“Primero, no hay virus circulante y de las seis personas que estaban infectadas, se recuperaron todas. Segundo, estamos en una situación más compleja que el resto, porque nuestra localidad ya había decretado la emergencia económica a fines del año pasado”, argumentó Matías Quinteros, presidente del Comité de la UCR.

Fundamentó además que podrían habilitarse la mayor cantidad de actividades, y así reactivar la economía de esta ciudad, si se aplican y respetan los diversos protocolos de seguridad sanitaria.

“El Estado no llega a todos. Lamentablemente las ayudas y créditos no han llegado a todos, entonces necesitamos volver a reabrir la economía y recuperarla porque existe una situación muy angustiante y crítica en Caleta, y estamos en una encrucijada gravísima”.

De acuerdo al dirigente, varios sectores comerciales que “no fueron escuchados” enviaron un protocolo y están aguardando una decisión del COE para reabrir.

“Viven una situación delicada a punto de cerrar sus puertas”, advirtió.

Muchos negocios no pudieron reconvertirse y esperan funcionar -como los gimnasios- online de manera óptima, añadió, como el caso del rubro gastronómico. “Muchos optaron por el rubro de comidas pero está saturado y no hay mercado para todos, definió.

Pero paralelamente admitió que la apertura no implicará una reactivación “normal” porque el consumo recayó en todo el país, aunque con la flexibilización “se podría apaciguar un poco el impacto económico que hay hasta ahora”.

“No somos los dueños de la verdad ni creemos que tenemos la solución porque debemos esperar a ver qué sucede cuando termine la pandemia, ya que la gente tiene otras prioridades y se están endeudando, pero se pueden abrir más comercios para apaciguar esta situación”, remarcó, y sostuvo que “esto se agravó con la caída del petrolero en una ciudad que depende del petróleo”.

La iniciativa fue presentada el viernes pasado ante el Concejo Deliberante (el cual estaba “cerrado”) aunque Quinteros también señaló que no fueron convocados al COE, el cual debería estar integrado por diversos sectores de la comunidad.

“Presentamos muchas propuestas con antelación. Algunas se han realizado a medidas y otras, se hicieron al revés”, contó.

 

En hoteles

Lo anterior -aclaró- puede llevarse a cabo siempre y cuando los repatriados sean controlados en su aislamiento en hoteles y no en sus viviendas. “Deben estar en un lugar específico monitoreados y controlados porque no existe conciencia social”, precisó.

Relató casos de vecinos que le alertaron por personas que llegaron de otros puntos del país que no cumplieron la cuarentena estricta de 14 días en sus domicilios.

“Hay gente que no tiene conciencia y por eso debe ser obligatorio que el aislamiento se realice en un hotel o sitio en el que sean monitoreados. Debería se obligatorio para quien quiera retornar a su localidad”, enfatizó.

 

 

Propuestas

Dentro de las propuestas del radicalismo, se encuentra la de ampliar la convocatoria al COE, que debería incluir un gabinete

Económico Activo, con secretario de hacienda MCO, contadores, gerentes bancarios, FFIP, ASIP, CPCESC, etc. (tomar medidas más amplias, urgentes y post pandemia), una Comisión Comercio e Industria; Comisión de Salud; Comisión Social y de abordaje territorial; Comisión organizativa (representativo) partidos o agrupaciones políticos, FUVECO, Organizaciones intermedias, ONG, instituciones deportivas; Comisión de Seguridad y hasta una Comisión de comunicación, conformada por todos los medios, radios, tv, diarios.

También propuso que se constituya el cuerpo legislativo en forma permanente para comenzar a trabajar en los diferentes protocolos de seguridad de nuestra comunidad, un área de monitoreo sobre medidas que se están implementando en los diferentes lugares para flexibilizar la cuarentena o el aislamiento social, preventivo y obligatorio; y blindar la ciudad, permitiendo sólo el ingreso a proveedores de combustible, alimentos,

medicamentos y servicios esenciales, para activar la economía local, la vuelta clases y habilitar todo con los diferentes protocolos de seguridad.