Conmemoración

La tarea detrás de las cámaras y siendo mujer en el sur

Hoy se conmemora el Día del Camarógrafo en Argentina. Ya sea para material audiovisual o fotográfico, trabajadoras del rubro brindaron su testimonio a TiempoSur , visibilizando sus perspectivas y desafíos en territorio patagónico.

Doriana Villarroel
COMPARTÍ ESTA NOTA

Esta conmemoración recuerda al reportero Leonardo Henrichsen, corresponsal que fue fusilado en Santiago de Chile en 1973. Hoy la profesión no pone en riesgo la vida de quienes trabajan detrás de las cámaras y abre un mundo de posibilidades para quienes deseen contar historias.

Detrás de las fotografías de TiempoSur, se encuentran Cristian Robledo, Cristian González y Fernanda Capadona. “El rol de la mujer en la fotografía ha sido injusto y muchas veces poco reconocido” apuntó la profesional que recorre las calles de Río Gallegos retratando realidades y capturando información. Es mendocina, se formó en Chile y se adaptó al frío del sur.

Desde su perspectiva, es dificultoso encontrar oportunidades laborales sólidas. La fotógrafa considera que los avances tecnológicos y las nuevas posibilidades que brindan los equipos más livianos han sido favorables para que el trabajo se diversificara. “Es muy difícil que separen el hecho de que seas mujer con tu capacidad laboral” apuntó.

El informe de igualdad de género en la industria audiovisual argentina de OAVA en 2019 demostró que si bien el porcentaje de mujeres es mayor en cuanto a la formación profesional de carreras audiovisuales, este número no se mantiene en el mercado formal del trabajo.

“Podés ser buena o mala, pero para eso tienen que ver tu trabajo y creo que sucede en todos los ámbitos, no obstante, se logra. Y en muchos casos sucede porque hay otra mujer que lo reconoce” disparó. Fernanda describió como una experiencia enriquecedora el trabajo en equipo sin importar el género, ni fomentar la competencia, sino complementando los distintos puntos de vista.

Para Doriana Villarroel, técnica en Comunicación Social graduada de la UNPA UARG, que se desempeña como camarógrafa en la institución, el mercado laboral complejo requiere “gente que se anime a hacer y que no dependa de empresas”. Identificó un gran potencial en la capital de Santa Cruz. “Me enoja cuando la gente dice que no hay nada para hacer cuando hay personas creando contenido con lo que tienen” agregó.

Destacó la necesidad de más espacios de formación pero reconoció una profesión en la que se puede aprender mucho preguntando a los que saben. Se identificó como una apasionada de la cámara. Explicó que debe estudiar todo el tiempo “porque sino la tecnología me supera y si bien puede haber parámetros parecidos en lo técnico, los modos de hacer se renuevan”.

Con 13 años de trayectoria, Doriana explicó que la producción audiovisual se ha democratizado en los últimos años ya que ahora la mayoría de la población tiene acceso a un celular y esta herramienta sólo requiere combinarse con ganas de hacer para gestar grandes proyectos. “La forma de poner la cámara, el encuadre, aunque sea una entrevista construye un mensaje que hace que la forma de contarlo se convierta en arte” expresó.


COMENTARIOS