Automovilismo

La sede, el objetivo inmediato de la AVRT

Hace unas semanas, la Asociación de Volantes de Río Turbio cumplió un nuevo aniversario. En ese momento, César Gómez se acordó desde su lugar de confinamiento por la crisis sanitaria que atraviesa nuestro país, de la institución. Además de homenajearla en su cumpleaños, el presidente de la entidad, contó acerca de su próximo objetivo dentro de la misma. Éste, la escrituración de la sede y la construcción del lugar en dónde poder funcionar. Días atrás hubo una reunión con la diputada por el Pueblo, Karina Nieto, quien se comprometió a ayudar.

Nieto recibió a Gómez en su despacho
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los cumpleaños son para celebrarlos. También, hay quienes aprovechan la ocasión para prometer cosas a futuro. Y hasta para pedir deseos. Algunos de éstos, con la idea de que se cumplan a corto plazo y otros dentro de un rango mayor de tiempo. Uno de los sueños recurrentes de los dirigentes de la Asociación de Volantes de Río Turbio es el tema de tener su sede propia. O mejor dicho, un lugar que no sólo les pertenezca sino que funcione a modo de búnker. Para reuniones o como archivo. Un lugar de encuentro en el que los tuercas de la Cuenca Carbonífera puedan juntarse para hablar o bien para hacer trámites, entre tantas otras cosas. Justamente de esto habló el día del cumpleaños de la entidad su presidente, César Gómez. Éste contó que el sueño de la sede es ahora su máxima obsesión. Y por lo que trabajarán en los próximos meses. O el tiempo que fuera necesario hasta ver cumplido su deseo. Ese mismo que pidió al apagar las velas. Las 32.

Reuniones y avances

Una vez que la región se flexibilizó con respecto a la cuarentena por el Coronavirus, los dirigentes de la AVRT empezaron a jugar sus cartas. Lo que hicieron entonces fue repartir notas con pedidos de audiencia a todas las autoridades locales y provinciales que tenían a mano en la ciudad.

La diputada por el Pueblo, Karina Nieto, fue una de las que recibió el pedido de la AVRT. Y de las que más rápido atendió a esta solicitud. En pocos días se pusieron de acuerdo las partes y finalmente se encontraron. Al respecto, Gómez, dijo: “Ayer (jueves) tuvimos la reunión. El encuentro se dio cerca de las 11:00 en la sede de la Municipalidad de Río Turbio. Para nosotros fue una charla más que positiva la que pudimos tener con la referente de la localidad. Nos fuimos de la reunión con un compromiso de parte suya de darnos una mano para gestionar lo que tenemos pendiente en cuanto a la sede. También se ofreció a colaborar con nosotros en todo lo que sea ponernos al día administrativamente, tal cual lo exige la Inspección General de Personas Jurídicas (I.G.P.J.)”.

Nieto no fue la primera en recibir a los dirigentes tuercas. Unos días antes ya lo había hecho el propio intendente rioturbiense, Darío Menna. Con este también se habló de la sede aunque se le pidió un poco más. Por ejemplo, escriturar el terreno en dónde en la actualidad se encuentra emplazado el circuito Mario “Tarta” Giacobbo. El lugar del automovilismo por excelencia en dicha región de nuestra provincia. 

La reunión con Menna fue evaluada de la misma manera que la de Nieto, como positiva, por parte de los dirigentes de la AVRT.

Vale la pena recordar que tanto el terreno del circuito como el propio de la sede fueron donados oportunamente. La real búsqueda de la AVRT es la escrituración de ambos locaciones.

Con respecto a la sede, el principal motor de todo esto, la misma se encuentra situada en la entrada a Río Turbio, en cercanías al Hospital de la Cuenca. El lugar, entregado a la AVRT en el 2011, cuenta con una edificación que hacía las veces de casa para las familias y los choferes que trabajaban en la empresa YCF. Para los conocedores del lugar, se trata del denominado popularmente Galpón ex Costera. “Es un sitio que está óptimo para recuperarlo. Hay que meterle ganas nada más. De hecho, hace un mes comenzamos con algunas refacciones. Todavía no tenemos ni agua ni gas. La idea ahora es arreglarlo un poco, ponerlo presentable al menos, como para poder hacer las próximas reuniones ahí”, agregó Gómez.

Papeles y materiales

El obtener la escritura es, sin dudas, una parte importante en todo este asunto. Quizás el objetivo primario, ahora, de los dirigentes de la AVRT. Pero una cosa no menor es el conseguir materiales para poder reparar lo dañado en el edificio o continuar con la construcción del mismo. Para eso también golpearon puertas antes y lo están repitiendo en estos tiempos. “Una vez que nos pongamos al día con la AFIP y la IGPJ, para lo cual también nos va a dar una mano la diputada Nieto, vamos a poder gestionar más aportes, en dinero o materiales para poder continuar con los trabajos de mejora y puesta en valor de la sede. En febrero ya habíamos recibido un aporte económico por parte de la legisladora Ana María Ianni, el cual ya lo pusimos en distintas obras que llevamos a cabo en dicho lugar”, señaló el dirigente.

El estatuto de la AVRT data de 1988. La IGPJ les está pidiendo a los responsables de la entidad tuerca, actualizar el mismo. Para eso, será necesario modificar algunos puntos. La idea de la AVRT era hacer esto hace unos meses. Sin embargo, el Coronavirus se lo impidió. Con éste un poco controlado, al menos en Río Turbio, los dirigentes comenzaron a trabajar nuevamente en la reorganización administrativa. Pensando en los beneficios que les traerá en el futuro, sobre todo a la hora de recibir aportes o donaciones.

Además el poner los papeles al día les permitirá pode cumplir con los plazos exigidos por la IGPJ con respecto a la celebración de la asamblea anual. Encuentro en el que se busca aprobar los balances y, cada tanto, renovar autoridades. Este 2020 es tiempo de hacer también esto último. El mandato de Gómez expira en noviembre. Para entonces, si los papeles están bien y la pandemia sigue controlada, la AVRT espera poder cumplirle al ente estatal como corresponde.     

La competencia

En medio de esta vorágine de trámites, los dirigentes de la AVRT se las rebuscan para pensar también en la competencia. La intención de éstos es poder volver con la actividad en agosto o septiembre próximo. Todo dependerá de la evolución sanitaria y también del clima. Este último, detalle no menor en la región. De no existir problema alguno, un poco antes de la primavera se estaría arrancando con las pruebas comunitarias. La competencia deberá esperar un tiempo más. Ésta quedaría ya para los últimos dos meses del 2020. 


COMENTARIOS