A un año de su muerte

La Prefectura homenajeó al suboficial Ricardo Soto

El ayudante de segunda (post mortem) fue asesinado mientras realizaba un control para impedir el avance del COVID-19.

Acto en homenaje al suboficial Ricardo Soto.
COMPARTÍ ESTA NOTA

La Prefectura Naval Argentina, junto a todos los argentinos a lo largo y ancho del país, homenajeó al ayudante de segunda (post mortem) Ricardo Soto, quien fue asesinado hace un año cuando realizaba un control para prevenir el avance de la pandemia y proteger a la comunidad, en la localidad santacruceña de Puerto Deseado.

Durante la ceremonia central, que se realizó ayer y fue presidida por el Prefecto de Zona Mar Argentino Sur, se descubrieron dos placas que permanecerán en la Prefectura Puerto Deseado en honor al suboficial caído en actos de servicio.

Cabe destacar que Soto se encontraba luchando contra la pandemia en primera línea, y fue brutalmente asesinado durante un operativo de control en el que velaba por el cumplimiento de las medidas dispuestas para impedir el avance del Coronavirus.

Su fallecimiento significó un profundo dolor para todos los argentinos, por lo que el Presidente de la Nación decretó duelo nacional en su honor, mientras que el Prefecto Nacional Naval dispuso su promoción al grado superior inmediato.

Su historia

Ricardo Soto nació el 13 de mayo de 1985 en la ciudad chubutense de Trelew, hijo de Raúl Alberto y María Audolia. Con una fuerte vocación de servicio y comprometido con el bien común, ayudaba a los más jóvenes, daba clases de música y realizaba misiones solidarias al norte argentino.

Era un muy buen músico, hábil con el bajo y con un marcado don para la batería y el canto. Hacer música con su banda era su pasatiempo preferido y soñaba con sacar un disco.

Ingresó a la Prefectura en el 2005 y se desempeñaba en la dependencia que la Fuerza tiene en Puerto Deseado, tras su paso por Comodoro Rivadavia.

Excelente profesional y responsable, estaba constantemente predispuesto para el servicio. Voluntarioso y respetuoso, todos sus compañeros de la Prefectura lo recuerdan con cariño y honran su memoria trabajando con compromiso.