En cuarentena

La policía intervino en cuatro fiestas clandestinas

Las mismas se desarrollaron en los barrios Rotary 23, Bicentenario y Miramar. Las personas que estuvieron presentes en dichos encuentros fueron notificados y se retiraron a sus correspondientes viviendas.

La policía irrumpió en distintas fiestas clandestinas
COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante el transcurso de la madrugada del pasado domingo alrededor de las 02:00 y las 05:00, se llevaron a cabo operativos policiales por fiestas clandestinas, en la localidad de Caleta Olivia.

Las actuaciones del caso estuvieron a cargo del personal de la División del Comando Radioeléctrico y Comisarías.

Los mismos tuvieron lugar en las inmediaciones de los barrios Rotary 23, Bicentenario y Miramar.

Cabe mencionar que el aviso a las autoridades fue realizado por vecinos de la zona donde las reuniones se estaban llevando a cabo de forma clandestina.

Hay que recordar que por el marco de la pandemia del Coronavirus (COVID-19), las reuniones nocturnas están prohibidas por decreto provincial y nacional.

Según información que pudo recabar TiempoSur por medio de las autoridades policiales, la primera intervención se dio en una vivienda ubicada en la inmediación de la calle San Luis Nro 2700.

Asimismo, se pudo saber que en el interior de la vivienda se encontraban aproximadamente 50 personas.

El segundo operativo tuvo lugar a las 05:50 en un inmueble ubicado en la intersección de la calle Pablo Sánchez al 300 donde se divisaron aproximadamente 20 personas.

Seguidamente a esto las autoridades se trasladaron hasta la calle Papa Francisco al 300 donde se estaba desarrollando otra reunión clandestina.

Posteriormente a esto los efectivos de policía tomaron conocimiento de otro encuentro prohibido en un domicilio ubicado en el Pasaje Ventisquero al 800.

En todos los eventos la policía logró controlar la situación sin muchos problemas.

El Comisario Pablo Rodríguez explicó que se realizaron notificaciones a todas las personas que estaban presentes en las reuniones.

Una vez finalizado el trabajo policial las personas pudieron retirarse a sus hogares, siendo los únicos imputados los propietarios de las viviendas.

Por otra parte, la policía indicó que mayormente son los vecinos que dan aviso sobre estas situaciones.

Por último, las autoridades manifestaron que ante cualquier situación de igual similitud la gente puede comunicarse a la comisaría más cercana o al 101 que corresponde a la División del Comando Radioeléctrico.


COMENTARIOS