Escuela Re Si

La Orquesta Sinfónica Juvenil brilló en el glaciar Perito Moreno

Más de cien estudiantes de toda la provincia fueron parte de la segunda edición de Glaciares en Concierto, el que se extendió durante toda la semana y ayer tuvo su gran cierre con el concierto final.

Orquesta.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Como sucedió en su primera edición, el glaciar Perito Moreno fue el escenario de una jornada perfecta, en la que se conjugó la belleza de un paisaje natural único y el talento de los niños y jóvenes que integran la Escuela Provincial de Música Re Si.

Fue en el marco de lo que fue Glaciares en Concierto, una actividad que se extendió desde el martes 3 al viernes 6, en el cual más de 120 estudiantes de distintas localidades asistieron a capacitación intensiva en la cual, a partir del repertorio que presentaron, trabajaron conceptos técnicos para la ejecución de sus instrumentos con el asesoramiento de los maestros Sebastián Prusak, Pablo Sangiorgio, María Eugenia Massa, Stanimir Todorov, Stella Maris Marello, Carlos Céspedes, Marcelo Mercado, Diego Armengol y Martcho Maurov.

Como corolario de estas jornadas, se conformó la Orquesta Sinfónica Juvenil de “Glaciares en Concierto”, para presentar el siguiente programa: Música de películas, de John Williams y Klaus Badelt; Suite de la Ópera Carmen, de Charles Bizet con la voz de la cantante mezzosoprano Lorena Espina como solista (Prelude - Aragonesa - Intermezzo - Seguidilla - Dragones de Alcalá - Habanera - Toreadores); Milonga y Muerte del Ángel, de Astor Piazzola (Quintento de vientos solista); Suite Ballet Estancia, Alberto Ginastera (Los trabajadores agrícolas - La danza del Trigo - Malambo); La Trampera, de Aníbal Troilo.

En esta segunda edición, organizada por el Consejo Provincial de Educación y la Secretaría de Estado de Turismo, con el apoyo del Consejo Federal de Inversiones (CFI), el Municipio de El Calafate y Parques Nacionales, están participando más de 140 chicos y chicas de las orquestas de Puerto Deseado, Río Turbio, El Calafate, Río Gallegos y El Chaltén.

En el concierto final estuvieron presentes la presidenta del Consejo Provincial de Educación, María Cecilia Velázquez; la jefa de Gabinete, Ninnette Milostic; y la secretaria de Coordinación Educativa, Norma Benedetto.

Belleza y talento

Una escena que se repitió estos días es el reconocimiento de los y las estudiantes de la provincia, con edades que van desde los 10 a los 18 años, a los maestros y artistas y a la cantante Lorena Espina. Al momento de la cena, durante los cuatro días, los niños y jóvenes recibieron con un aplauso a los maestros y las maestras que trabajaron con ellos durante el día, exigiéndoles, dando consejos y sobre todo compartiendo la pasión por la música.

Por esta razón, la emoción y la felicidad invadieron el aplauso final, con toda la orquesta de pie dando la espalda a la belleza del glaciar y el parque, relevando el esfuerzo, la dedicación y el trabajo colectivo.

Como afirmó el director de la Orquesta Sinfónica y rector de la Escuela Provincial de Música Re Si, Mariano Mosso “para los músicos no hay conciertos finales porque siempre el trabajo es en proceso”. Se trata tan sólo del cierre de un nuevo año de “Glaciares” y el inicio de otro ciclo de trabajo que continuará con las semillas sembradas en cada uno de los chicos y las chicas que participaron de este evento y que se afianzará y multiplicará en las orquestas de Río Turbio, El Calafate, Puerto Deseado y Río Gallegos, pensando ya en la tercera edición.

En ese contexto, Mosso señaló que es un placer llegar al final de un recorrido de días muy intensos de trabajo y con objetivos difíciles y otros que parecen utopías cuando se empieza a transitar los mismos. “Con el apoyo de los chicos y docentes locales que pusieron el hombro a esta propuesta más los maestros invitados que estuvieron sensacionales, me llevo no sólo este concierto que fue una construcción hecha en tres días sino también los conciertos que hubo en el transcurso de los días del festival porque fue impresionante lo que se pudo ver y oír. Siempre esperamos más”, explicó.

En cuanto al festival, indicó que el mismo tiene muchas aristas sobre las cuales se puede desarrollar, tanto como el canto y la orquesta infantil, la orquesta juvenil, la música de cámara, es decir que hay mucho para ofrecer y aportar para esta fusión del patrimonio humano y natural que reúne “Glaciares en Concierto”.

Por otra parte, se refirió a la química e interacción que se genera a través de los días de estudio y convivencia que se originan a partir este tipo de propuestas. “Es una química que no se da de manera automática. Encontrar el feeling entre maestros experimentados y estudiantes, a estos últimos no les cuesta porque el maestro suele despertar admiración, pero al revés la cuestión a veces es más difícil porque a veces cuesta que un maestro pueda valorar el entusiasmo, las ganas de aprender de un niño o un joven. Los maestros que vienen a Glaciares ven que hay mucha fuerza y ganas y eso se retribuye inmediatamente porque se genera un vínculo muy lindo”, finalizó.

Por su parte, la presidenta del CPE señaló que Glaciares en Concierto, ganó en experiencia, público, proyección y participación de la comunidad, fortaleciendo de ese modo la estrella de la identidad, que caracteriza a la gestión de Alicia. Asimismo, se refirió a la importancia del acontecimiento y del concierto que se concretó ayer por la tarde. Sobre el cual indicó: “La dirección de esta Orquesta de ciento cincuenta niños y niñas, ha sido de un Director formado y nacido en Santa Cruz como lo es Mariano Mosso, contando además la presencia de Lorena Espina, cantante mesosoprano, que ha triunfado en Europa y ahora vuelve cerrando su carrera como cantante de ópera para fortalecer el sueño de estos niños, niñas y niñes, sin la necesidad de tener que cumplirlos fuera del país”.

Y agregó: “Pienso que cada concierto es particular y éste ha tenido la fuerza de la identidad con la fuerza de todos estos chiques que trabajaron muchísimo”. Por eso invitamos a la sociedad y comunidad de Santa Cruz, no sólo de El Calafate, para que sumen a este concierto el próximo año”.

Por otra parte, expuso que este año el Festival se hizo presente en El Chaltén en la inauguración de un recorrido turístico. “Allí estuvo la Orquesta de Río Turbio que trabaja más con un repertorio latinoamericano, todo llevado a cabo con mucha exigencia a cargo de los maestros internacionales, que se han ensamblado con repertorio nuestro también”, detalló.

Finalmente, destacó el acompañamiento y la labor conjunta con la Fundación SOIJAR. Sobre lo cual subrayó: “Siempre estamos dispuestos para sumar nuevas cosas, junto a Valeria Tela, que nos viene acompañando hace unos años desde la Fundación SOIJAR, que es la parte de Abordaje, de Proyección Comunitaria, nos vamos a reunir para ir combinando una visión de talentos y personas que elijan esto como un modo de vida”.