Música

La melodía de canciones pereginas

El artista local apunta a una mirada interdisciplinaria de la música, combinando artes para enriquecerse. En diálogo con TiempoSur , brindó sus percepciones sobre la profesionalización de las artes y sus proyectos futuros.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Juan nació hace 49 años en Río Gallegos y se dedica a la música desde los 9. Su primer concierto lo dio en Colegio Salesiano con apenas 11 años. Fue con un trío del que formaba parte, llamado Umbral. Desde entonces, nunca se bajó de los escenarios y explicó a TiempoSur que no tiene uno favorito.

En la actualidad forma parte de varios proyectos: Juan Peregrino, su propuesta solista, Cabaret, que se combina con teatro y Barcazzonica. “Me gustan todas las situaciones que tengan que ver con la música, ya sea en bares, hoteles o festivales” explicó, confesando que cada vez que sale a escena, trata de dejarlo todo.

 

El proceso creativo

Su parte favorita de hacer canciones radica en la aparición espontánea de un sonido. Disfruta mucho los puntapiés que sirven para construir y conformar proyectos de trabajo musicales. Juan explicó que cuando un sonido aparece, en el medio del ensayo, es el mejor momento.

El músico encuentra inspiración en distintas situaciones. “La raíz puede estar en cualquier momento y eso es lo lindo, hasta los momentos de cansancio son buenos para componer” explicó. Desde su perspectiva, las obras están atravesadas por inclinaciones ideológicas, políticas, filosóficas y hasta místicas. No hay fórmulas. Juan considera que hay tantas temáticas de inspiración como personas y cada persona que desee crear música o poesía.

 

Ensayo y error

Peregrino considera que los músicos y las músicas de Río Gallegos deben arriesgarse como un ejercicio artístico. “No hay manera de aprender sin riesgo a equivocarse, lo importante es sentirlo en el corazón. No hay nada que tenga más mérito que las cosas hechas con el corazón” expresó.

En su rol docente, brinda talleres en su hogar, en los que trata de contagiar las ganas de hacer. Comentó que “siempre les digo que mis alumnos que lo importante es superarnos a nosotros mismos y superar ese miedo”. Resaltó que, en este ejercicio, se debe tener autocrítica, pero que sea constructiva más que restrictiva.

 

Fusión de artes

El músico local apuesta a una mirada interdisciplinaria respecto a las artes. “Estuve en una bolsa de teatro cuando tenía 14 años, que se llamaba La Marcha con Rafi Castillo y “El Loco” Pereda y fue una de las experiencias más lindas que tuve y aprendí a trabajar con artes audiovisuales y djs” comentó.

“Es cierto que la música se retroalimenta con otras artes y da un espectro mucho más amplio que un concierto” explicó. Por ello en sus presentaciones, suele combinar con escenografía, pantallas y actuación. Considera que es fundamental que la música evolucione y se de una expresión más holística.

Es cierto que la música se retroalimenta con otras artes y da un espectro muchos más amplio que un concierto, desde la escenografía, hasta las pantallas y la inclusión del teatro, me parece fundamental para que la música evolucione, no hay nada más rico. Desde ahí se da una expresión más holística, soy participe de eso.

 

Más que aplausos

En cuanto a poner el valor las presentaciones musicales, Juan Peregrino considera que la escena independiente de Río Gallegos es breve. “Esto se evidencia sobre todo con la política que tengo para tocar, en la que no me gusta venderles entradas a los dueños de los locales” detalló, resaltando que cobra cachet.

Este tipo de contrataciones, configura una relación laboral con precios establecidos y más justos. “Debe ser así cuando dejás lo mejor de vos en las presentaciones. Es importante que se entienda que hacen falta lugares de trabajos en los que a los músicos se los considere eso, un trabajador y se pague un monto fijo” resaltó.

“Las redes son una herramienta que nos permite abrir el mercado” apuntó el músico local. Destacó que la globalización permite a los músicos abarcar nuevos horizontes. Considera que es importante tener un color o identificación local y que es hermoso tener la posibilidad de expresarlo a nivel mundial.

En cuanto a los procesos en los que enriquece su ser musical, hizo hincapié en poder compartir con colegas de distintos lugares del mundo mediante la virtualidad o la presencialidad. “Cruzarse con artistas de otros lados te hace evolucionar en tu propio arte” celebró.

 

Los proyectos que vienen

El 2020 para Juan Peregrino arrancó en el estudio Ojo Sónico para masterizar el trabajo que comenzó el año pasado y tratar de concluir con la primera propuesta discográfica con Barcazzonica.

Para el año próximo, proyecta un viaje con su proyecto personal por el norte de Europa.

“Éste es mi proyecto con música instrumental, propia y también algunas canciones conocidas, como Piazzolla” comentó. En este tour, pretende llevar sus canciones a Bélgica, Holanda, Suecia y Noruega.

TAGS