Especial para TiempoSur

La llegada de más vacunas y cuándo se estima inmunizar a todos los grupos que fueron priorizados

Martín Sabignoso, secretario de Equidad en Salud del Ministerio de Salud de la Nación, adelantó la llegada de más vacunas en las próximas semanas. Detalló los fondos enviados a Santa Cruz durante la pandemia, cuya cifra se estima que se duplicará este año. Qué recomendó el funcionario a los padres que no saben si enviar o no a sus hijos a clases presenciales.  

“Nosotros ya tenemos garantizadas más de 50 millones de dosis”
COMPARTÍ ESTA NOTA

Las transferencias durante el 2020 por parte del Ministerio de Salud de la Nación a las provincias de recursos para la pandemia y salud en general fueron de 15.700 millones, que representó un aumento del 300% respecto al 2019.

Para este año, se proyecta que este monto ascienda a 23 mil millones de pesos para el sistema público de salud por medio de diversos programas.

Santa Cruz percibió 91 millones de pesos en 2020 y la proyección para este año es de 191 millones de pesos.

Los datos los detalló a TiempoSur Martín Sabignoso, secretario de Equidad en Salud que depende del Ministerio de Salud de la Nación.

“Esos recursos fueron para gestionar la estrategia contra la pandemia, para seguir ampliando la respuesta del sistema de salud público que fue clave para garantizar la atención universal de los servicios por COVID-19”, precisó el funcionario.

Por ejemplo -detalló- durante el año pasado se incrementaron en un 47% las camas para cuidados intensivos en todo el país y 77% de esas nuevas camas fueron en el sistema público. “El sistema público no solo brindó a la población sin obra social, sino a toda la población, de hecho el 60% de las personas internadas en el sistema público, tenían prepaga u obra social. El garante de ofrecer los servicios de salud, como testeos, o internación en cuidados críticos, fue el sistema público”, recalcó.

 

-TS: Se ha tardado con la provisión de vacunas de Rusia, ya que se planeaba vacunar a 5 millones de personas en enero. ¿Cuándo estiman que podrían vacunar a una población efectiva?  

Martín Sabignoso: El plan de vacunación comenzó en diciembre por el trabajo que hicimos durante varios meses, que lideró el Presidente y el ministro Ginés, lo que nos permitió contar con la vacuna a poco más de 10 meses del primer caso. Estuvimos dentro de los primeros 30 países del mundo en comenzar la vacunación. Es un logro muy importante porque si hoy analiza quienes están vacunando contra el COVID en el mundo, ve que el 64% de las personas vacunadas pertenecen a los países de ingresos altos, que representan solo el 16% de la población. Y hay muchos países que aún no iniciaron el plan de vacunación. Nosotros lo iniciamos y va creciendo, y el mérito es que fue en simultáneo en todo el país. De 403 mil personas que han recibido la primera dosis, hay 290 mil personas que recibieron las dos dosis, esto representa 35% del personal sanitario, que era grupo priorizado, y confiamos que en los próximos días y semanas recibiremos más cantidad de vacunas que permitirán seguir avanzando en el plan de vacunación, que tiene grupos priorizados. El siguiente grupo son los mayores de 60 años, en particular comenzaremos con los mayores de 70 años, también los residentes de geriátricos y personal estratégico como el personal de salud y personal docente y a medida que vayamos teniendo mayor disponibilidad de vacunas se acelerará el ritmo de vacunación, pero eso depende de cómo puedan ir escalando los distintos productores de la vacuna, de producción y distribución. Por eso el Instituto Gamaleya está trabajando en laboratorios que producen la vacuna en India y en Corea del Sur, lo que pasa que ampliar la capacidad de producción que significa descentralizar, implica también mecanismos de supervisión de control para que las plantas puedan producir respetando el protocolo, y todo eso toma tiempo. Pfizer también ampliará su producción, compró una planta en Alemania, todos los productores buscan más capacidad de producción y permitirá ir disponiendo de más vacunas. En Santa Cruz, por ejemplo, hasta el momento se recibieron 6 mil dosis y se aplicaron 96% de las dosis recibidas, es decir, el ritmo de vacunación ha sido muy bueno. El 26% de la población de salud tiene un esquema completo de vacunación.

 

-¿Argentina dispondrá o esperan contar con la mayor cantidad de vacunas de diferentes laboratorios?

Nosotros ya tenemos garantizadas más de 50 millones de dosis. Una es la Sputnik V y la otra es la de Astrazeneca-Oxford. Después hay otra contratación por 9 millones de dosis que se hace través de una alianza internación liderada por la OMS y ahí como se contratan vacunas, todavía no sabemos cuál será el tipo de vacuna específica que llegará a través de ese mecanismo. Se sigue intensivamente gestionando otras vacunas, como Sinopharm, se trabajó con Pfizer y podrían ser otras. A medida que vayan estando disponibles más vacunas aprobadas por los institutos regulatorios, en este caso ANMAT, podríamos trabajar un plan de vacunación que utilice distintas vacunas. Todas las vacunas muy eficaces las que se están autorizando en el mundo y Argentina para reducir la mortalidad y severidad de la patología, como así reducir la hospitalización que atraviesan pacientes severos, que es lo que buscamos al comienzo.

 

-Todo depende de la provisión de los laboratorios. Es muy difícil decir una fecha tentativa, pero en este marco, ¿preocupa la llegada del invierno?

Sí, por supuesto, queremos seguir avanzando rápidamente y a un muy buen ritmo de vacunación porque de esa manera llegamos antes que el virus, queremos llegar antes que el virus. Estamos expectantes y confiamos que podremos recibir un número superior de vacunas en los próximos días y semanas que nos va a permitir seguir cumpliendo con el plan de vacunación que está previsto. Más de 14,5 millones de personas pertenecen a grupos priorizados y toda esta población está planificado con las provincias ser vacunadas en el primer semestre del año. Pero eso dependerá contar con las vacunas de manera suficiente. Las vacunas ya contratadas permiten cubrir a los grupos priorizados, sucede que no solo necesitamos que estén contratadas sino también que sean recibidas y distribuirlas a las provincias, y allí está el cuello de botella en donde la producción está enfrentando algunas limitaciones. El mundo atraviesa por esta situación.

 

TS: ¿Qué le diría a un padre de cualquier provincia que teme enviar a sus hijos a clases el 1 de marzo porque los docentes son están vacunados?

Le diría que hay un esfuerzo de trabajo entre la Nación y todas las provincias de poder retomar las clases en las fechas previstas en cada provincia. Y que se viene trabajando en protocolos que puedan a permitir reanudar las clases presenciales. Hay un trabajo coordinado no solo entre jurisdicciones sino con apoyo del Ministerio de Salud de la Nación y expertos para definir estos protocolos que sean adecuados de cada provincia y situación y permita lograr las mejores condiciones de seguridad para minimizar las posibilidades de contagio, y que además si como está planificado se puede ir recibiendo un volumen superior de vacunas, que sepan que los docentes son un grupo priorizado y se hará el mejor esfuerzo posible para que rápidamente puedan estar protegidos con la vacuna y permita reducir riesgos de contagio.

 

-El protocolo es nacional pero las provincias deben instaurar los propios.

Sí, hay propuestas que se discuten con las provincias y después las provincias las adoptan haciendo adecuaciones, como sucede tanto en Salud como en Educación.


COMENTARIOS