180 días

La Justicia dispuso una nueva intervención del PRO en Santa Cruz, a pedido del Consejo Directivo Nacional

Lo resolvió la jueza federal Romilda Servivini con competencia electoral y fue comunicado el martes al Juzgado Federal de Río Gallegos. Silvana Giudici reemplazará a Enrique Braun por 180 días. El partido había proclamado una lista ganadora, cuya junta electoral proclamó como presidenta a Marga Vera Low. En el medio, hubo una denuncia por falsificación de firmas.

Notificación que recibió el Juzgado Federal de Río Gallegos sobre la resolución de la jueza Servini.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Aun en pandemia, el PRO no deja de ser noticia en Santa Cruz. Pero no por su rol opositor ni pronunciamientos políticos, sino por los vaivenes en la provincia del partido que dirige Patricia Bullrich a nivel nacional.

El pasado 5 de junio, la jueza federal Dra. María Romilda Servini a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº1, con competencia electoral en la Capital Federal, resolvió, luego de una presentación del apoderado del partido, extender la intervención del PRO en Santa Cruz, pero reemplazando a Enrique Braun -quien estuvo desde 2018 en dicho cargo- por Silvana Giudici, durante 180 días “con la posibilidad de prorrogarlo por idéntico periodo por única vez, como así también la designación como apoderado de la intervención al Sr. Claudio Romero”.

La resolución -que fue comunicada al Juzgado Federal de Río Gallegos el 9 de junio- adjuntó lo decidido por el Consejo Directivo Nacional del PRO.

Allí señaló que “el Artículo 18 inciso D, faculta al Consejo Nacional a intervenir los partidos de distrito en los casos que el conflicto suscitara a ello hasta que el mismo sea resuelto”, y que “el Artículo 58 Inciso A, faculta al Presidente del Consejo Nacional a realizar todas las funciones que le corresponden a los miembros titulares del Consejo Directivo”.

De este modo, Giudici continuará con una intervención en el PRO que no cesó desde hace dos años, cuando debían realizarse elecciones.

 

La elección que no fue

Pero ahora sucedió algo similar. De acuerdo al cronograma electoraldel PRO, las votaciones debían realizarse el 22 de marzo en Santa Cruz.

Sin embargo, y como lo resolvió la Junta Electoral, solo una lista cumplía con todos los requisitos, la “Lista Amarilla”, por lo que fue proclamada Marga Vera Low como presidenta.

La proclamación de la Justicia Electoral no pudo concretarse porque el 17 de marzo la Justicia entró en feria judicial por el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Aunque ese mismo día, el PRO suspendió las elecciones internas en todo el país.

El pasado 24 de mayo en la edición papel, Low incluso fue entrevistada por TiempoSur. Se le preguntó de qué manera iba a cambiar la vida política de un partido que es casi inexistente.

Vamos a trabajar con un solo lineamiento, que es el nacional. Seremos un solo PRO. No seremos ajenos a esto. El PRO tiene una participación activa en el resto del país y porque no tiene esta situación particular que sucede en Santa Cruz. Es más, en el resto del país ya se está trabajando de diversas maneras, entonces lo que nosotros vamos a hacer es trabajar de la misma manera. Primero pensamos unir el partido a nivel provincial, que son los sectores que hay las localidades, porque algunos son más simpatizantes a nosotros y otros menos. Luego debemos reforzar el partido, buscar a los afiliados para que tengan participación y así que crezca en Santa Cruz”, contestó.

 

La denuncia

El 28 de mayo, como publicó TiempoSur, la Dra. Rosa Razuri presentó una denuncia penal ante el Fiscal Ariel Candia (que luego resolvería la competencia) por la por la supuesta falsificación firma, defraudación y adulteración de documento contra quien era hasta ese momento el interventor del partido, Enrique Braun, y contra el presidente de la Junta Electoral, José Maldonado, y al 1° vocal titular de la junta, Juan José Anglesio.

De acuerdo a la letrada, se utilizó la firma de Sandra Lucena (quien fue candidata a Diputada Provincial por la agrupación Consenso del PRO) en la un cargo de la Lista Amarilla, que fue proclamada.  

“Sandra Lucena se entera hace dos días  que fue elegida como asambleísta suplente por Las Heras, cuando ella jamás firmó nada ni prestó su consentimiento para participar. Incluso ella quería ser candidata a presidenta, pero la pusieron en un cargo suplente”, dijo Razuri en ese momento a TiempoSur.