Fútbol

La historia de Mauro Gil, el hermano del “Colo"

Actualmente juega en Tiro Federal en la Liga del Sur y retornó a la actividad tras dedicarse al estudio.  

  • 04/11/2019 • 16:10
Mauro y Leo Gil entrenando.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Mauro Leandro Gil es el hermano de Leonardo Roque Albano Gil, quien después de pasar por Olimpo (temporadas 2012-2013, que coronó con el ascenso a Primera, 2013-2014 y 2014-2015), saltó a la fama del fútbol nacional: Estudiantes de La Plata (2015-2016), Talleres de Córdoba (2016-2017) y hoy Rosario Central.

La historia de Mauro, de 25 años y actual jugador de Tiro Federal en la Liga del Sur, se encuentra íntimamente relacionada con todos aquellos chicos que, en algún momento de su adolescencia, tuvieron que optar por el estudio o por perseguir sus sueños detrás de una pelota.

Cuando terminó la escuela secundaria, ya tenía la decisión tomada: dejar su ciudad natal, Río Gallegos, para venir a construir su futuro a Bahía Blanca, donde se va a quedar porque, según sus propias palabras, se siente mejor que en cualquier otro lado.

“Cuando a principios de 2013 opté por Bahía, mucho tuvo que ver que seis meses antes mi hermano, el 'Colo', se había sumado a filas de Olimpo. Vine decido a estudiar Educación Física, carrera que terminé en 4 años. Por una de mis hermanas (Carolina) tenía la posibilidad de ir a Buenos Aires, pero el cambio iba a ser muy grande. Elegí bien, porque acá me manejé siempre solo, le di prioridad a la cursada y me recibí en tiempo y forma”, contó el “Topo”, como lo conocen de chiquito.

—Tengo entendido que seguís estudiando...

—Sí. El año pasado terminé de cursar la licenciatura en Viedma, y ahora solo me falta presentar la tesis. Ya me siento liberado de materias, carpetas y apuntes, por eso empecé a pensar en el fútbol, en volverme a sentir jugador otra vez.

—¿Cómo se dio tu llegada a Tiro?

—Mi primer amigo en Bahía, Fernando Conte, es hincha de Comercial y allegado a Pablo Recalde, quien en 2018 dirigió técnicamente a Tiro. Me hizo el contacto y empecé a entrenar. Arranqué de a poco porque llevaba 5 años sin tocar una pelota. Agarré ritmo en Reserva y ya en esta temporada el entrenador actual (Emiliano Ortiz) me tuvo en cuenta para ser parte del plantel de Primera.

—¿Te viven comparando con Leo?

—Vos sabés que no. Mi apellido es bastante común, aunque cuando se enteran que soy el hermano del “Colo”, me preguntan por él y a mi que me parta un rayo... (risas).

—¿Cómo es él y cómo sos vos?

—Nos parecemos en varios aspectos, sobre todo en la constancia, la responsabilidad y la predisposición al trabajo. Somos muy familieros y nos gusta juntarnos con amigos. De él admiro la capacidad para relacionarse con buena gente y ganarse la confianza enseguida.

 

—¿Qué más?

—Los dos cocinamos buenos asados.

 

—¿En qué son distintos?

—Ahhh... El es ordenado y meticuloso; yo todo lo contrario. Me cuesta ser estructurado y dejo todo tirado con la excusa “después lo junto”.

 

—Hay otra diferencia: vos sos morocho y de barba; el lampiño y “colorado”.

—Sino estoy con él, muchos no me creen cuando digo que soy su hermano. Ivana y Leo son los únicos colorados de la familia. Me viven cargando, pero ya me acostumbré. (Diario La Nueva)
 


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000