Luto

La herencia de Diego Maradona: una fortuna en propiedades, contratos e inversiones

Los bienes del ídolo alcanzan valores superlativos. Su fortuna tendrá que ser dividida entre sus hijos.

Diego Maradona en Sevilla, 1992. FOTO: CARAS
COMPARTÍ ESTA NOTA

La muerte de Diego Maradona causa dolor en todo el mundo: el ícono futbolístico de todos los tiempos sufrió un edema agudo de pulmón y falleció el miércoles 25 de noviembre. El ídolo dejó una gigantesca lista de contratos y bienes en todo el mundo. Su partida dará inicio a la puja por la herencia entre sus cinco hijos reconocidos: Dalma, Giannina, Diego Jr., Dieguito Fernando y Jana. 

En noviembre del año pasado, Diego había publicado un explosivo video en Instagram en el que prometía dejar a Dalma y Gianinna, las hijas que tuvo junto a Claudia Villafañe, afuera de su herencia y donar todos sus bienes. Esta declaración despertó una interna familiar por el patrimonio del Diez, compuesto por bienes, contratos e inversiones de mucho valor.

La mayoría de los bienes, derechos y obligaciones se encuentran en Argentina y otros incluso en las diferentes partes del mundo donde se desempeñó como jugador o DT. La ley protege a los herederos forzosos (ascendientes, descendientes o cónyuge), quienes tienen derecho a recibir una porción, que se denomina legítima, de los bienes del difunto. Los hijos reciben las dos terceras partes de los bienes.

En Argentina, Maradona tiene la icónica propiedad de Segurola y La Habana de Devoto (escenario de la disputa con Toresani) y además un departamento extra. Además, cuenta con otra propiedad en Puerto Madero, la casa de Rocío Oliva y su familia en Bella Vista. Sin embargo, las casas del barrio cerrado Campo de Roca, en Brandsen, y la del Tigre, donde murió, son alquiladas.

El Diego poseía, a su vez, cuatro vehículos en la Argentina y dos de altísima gama en Dubai: un Rolls Royce Ghost, valuado en 300.000 euros, y un BMW i8, tasado en 145.000. Ninguno de los dos pudo ser vendido antes del Mundial de la FIFA de Rusia 2018, cuando se fue de uno de los Emiratos Árabes. 

En Bielorrusia, Maradona tuvo una fugaz experiencia como presidente honorario del Dínamo Brest. Allí le regalaron un anillo de brillantes valorado en 300.000 euros, que se transformó en una cábala en su paso por Gimnasia La Plata. Además, le obsequiaron una camioneta de lujo Overcomer Hunta, con chasis de fibra de vidrio y tanque de combustible de 100 litros, que se encuentra en Brest.

Los activos del Diego fueron reunidos principalmente durante su época como jugador, pero sus ingresos se multiplicaron cuando el abogado Matías Morla se convirtió en su apoderado. Durante esta última etapa, firmó contrato con Konami (por el PES) y una marca de indumentaria deportiva.

En tanto, Maradona adquirió escuelas de fútbol que llevan su nombre en China, posee inversiones en Cuba (un hotel, entre ellas) y en también Italia, donde el enlace con sus negocios es Stefano Ceci, un fanático que viajó al Caribe para conocerlo y se convirtió en alguien vital para su entorno.

Ante este panorama la Justicia tendrá que calcular la herencia legendaria que le corresponderá a cada uno. El cálculo de su producción puede hacerse retroactivo, desde sus 15 años, cuando dio inicio a una inolvidable carrera deportiva al debutar en la Primera de Argentinos Juniors. (Perfil)


COMENTARIOS