Ciencia y tecnología

“La estructura de investigadores y becarios sigue estando, entonces hay desde donde reconstruir”

Dijo Leandro Sokolovsky, investigador del Centro de Investigación y Transferencia (CIT) Santa Cruz del CONICET, al celebrar las medidas anunciadas por el nuevo gobierno nacional y sostener que “necesitamos que los becarios, que son los que están ingresando a ser parte de la investigación científica, tengan mejores salarios para motivar que se continúe”. ¿En qué se trabaja en Santa Cruz?

Leandro Sokolovsky, investigador de CONICET
COMPARTÍ ESTA NOTA

Recientemente se dio a conocer a través del Boletín Oficial la designación de Ana María Franchi como Presidenta del Directorio del CONICET. La Doctora en Química Biológica con más de 40 años de trabajo en el organismo, sostiene que para ella el CONICET es su casa. Así cree se debe sentir en cada rincón de la Argentina, cada uno de los becarios o investigadores que lleven adelante proyectos apoyados por la entidad. Franchi destaca que una de las prioridades a partir de esta nueva gestión es demostrar a los jóvenes que en Argentina “la ciencia es una carrera posible” y pone especial énfasis en la urgencia de sacar a los investigadores de estar por debajo de la línea de la pobreza. En esta línea el pasado 16 de enero, Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, y Roberto Salvarezza, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, justamente junto a la presidenta (Conicet), Ana Franchi, anunciaron el plan de recomposición de las becas doctorales y posdoctorales para investigadores del Conicet. Las primeras aumentarán de $29.000 a $45.000 y las segundas llegarán hasta $54.000 en junio de este año.

Sobre este tema, y en diálogo con TiempoSur, opinó Leandro Sokolovsky, investigador del Centro de Investigación y Transferencia (CIT) Santa Cruz del CONICET, quien manifestó que a su entender “los anuncios han sido más que positivos,  después de 4 años de un desmantelamiento donde se dejó de financiar como se venía haciendo en la ciencia y la tecnología”, y explicó que “si bien hubo algunos aparentes momentos nominales, después en lo concreto se fue dejando de lado la acción del Estado que es justamente a partir del financiamiento de la actividad. Eso lo sentimos en Santa Cruz”.

En otro tramo de la entrevista, Sokolovsky aclaró que “están las bases y eso es lo positivo”, y remarcó: “A pesar de todo no se llegó a concretar la destrucción como había sucedido en otro momento de la historia. Buena parte de la estructura de investigadores y becarios sigue estando, entonces hay desde donde reconstruir”. En este sentido opinó: “Se empieza por lo principal, necesitamos que quienes están dentro del sistema, sobre todo los becarios que son los que están ingresando a ser parte de la investigación científica, tengan mejores salarios para motivar que esto continúe”.

El investigador hizo hincapié en que la situación más compleja se dará en el financiamiento de las investigaciones, ya que en general los insumos, o gran parte, surgen de la importación donde los valores en dólares generan un gran problema. “Esta parte con toda seguridad será la más difícil, yo creo que también desde la ciencia se está poniendo un granito de arena para que el Gobierno pueda atender lo importante primero que es recomponer el nivel de ingreso de quienes estén más abajo en la escala salarial”, resaltó al sumar que “por otro lado, es una idea muy interesante, y en el marco de Argentina contra el Hambre, hacer el aporte desde las instituciones de investigación científica y tecnológica que traten de aportar ideas a la resolución de este problema”.

 

Qué pasa en la provincia

Santa Cruz tiene una cantidad de investigadores pequeña en comparación con otras provincias, aunque este año, según lo destacó Sokolovsky, “ha sido positivo porque se han hecho pedidos de becas de jóvenes santacruceños para continuar sus carreras en investigación, y todos los que se han presentado desde el distrito Santa Cruz han sido aprobados”, por lo que subrayó: “En eso la verdad que nos llena de satisfacción y creemos que éste es uno de los pilares con los cuales podemos ir a demostrar lo que es el esfuerzo de la investigación en la provincia”.

Por último contó que los intereses en la provincia son de los más diversos. “Están las áreas de humanidades y sociales, y lo nuestro que es la ciencia y tecnología, donde actualmente hay proyectos que tienen que ver con la identificación del petróleo a través de la genómica, una especie de ADN del petróleo de la región. Tambien la investigación de la aplicación de nano partículas magnéticas para el desarrollo de frenos magnéticos para generadores eólicos. Energía eólica, mareomotriz, investigaciones aplicadas a las necesidades de la provincia”, cerró.


COMENTARIOS