A una semana del deceso

La beba falleció de muerte súbita

En la noche del domingo, un grupo de personas de la localidad de Puerto Santa Cruz realizó una velada por el eterno descanso de una beba de un mes de vida, quien murió el pasado lunes de este mes. TiempoSur pudo conocer que la autopsia reveló que fue por muerte súbita.

Se encendieron velas en el monumento del Cementerio.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Luego de la marcha realizada el pasado sábado, en la noche del domingo, vecinos de la localidad de Puerto Santa Cruz se reunieron en el monumento del Cementerio local, donde encendieron velas, en memoria y rogando por el descanso de la beba, de un mes quien falleció en la madrugada del lunes 9 de este mes. Posteriormente los vecinos realizaron una caravana por las calles de la ciudad.

TiempoSur pudo conocer que todo habría comenzado durante la madrugada del lunes cuando el personal de la Comisaría de Puerto Santa Cruz fue solicitado en el nosocomio de esa localidad, ya que había una beba fallecida y habría problemas entre las personas que la llevaron.

Los uniformados se acercaron al Hospital, donde se interiorizaron de lo sucedido y pudieron averiguar que dos personas habrían encontrado a la beba en el suelo, ya que al parecer se habría caído, mientras que la madre decía no saber lo que le sucedió.

Los policías preventivamente procedieron a aprehender a la madre y a trasladarla a la dependencia donde fue identificada y posteriormente fijó domicilio, quedando sujeta a la investigación.

Mientras tanto se solicitó la presencia del personal de la División Criminalística, en la casa para que realicen las pericias del caso.

Cabe señalar que, por el hecho, se dio intervención al Juzgado Penal y Juvenil de la localidad, de donde se dispuso que se le realice el correspondiente examen forense para establecer las causas de la muerte.

 

De acuerdo a fuentes consultadas por este medio, la nena no presentaba lesiones y su cuerpo fue trasladado ese mismo lunes a nuestra ciudad capital, para que le realicen el examen forense, previamente le hicieron un hisopado.

Ya en la mañana del martes, el cuerpo forense procedió a realizar la necropsia, la cual determinó que la beba había fallecido de muerte súbita, por lo que, por disposición de la Justicia, el cuerpo fue trasladado a Puerto Santa Cruz, donde les fue entregado a los padres.


COMENTARIOS