Segunda ola

Jóvenes con o sin factores de riesgo, presentan cuadros severos de COVID

La Dra. Laura Barcán, infectóloga del Hospital Italiano y de la Sociedad Argentina de Infectología, indicó que no se conoce la causa, ya que "no se secuenciaron todas las cepas de COVID que hay".

"Sucede que la responsabilidad civil nuestra es buena, pero no buena como quisiéramos"
COMPARTÍ ESTA NOTA

La Dra. Laura Barcán, infectóloga del Hospital Italiano y de la Sociedad Argentina de Infectología, recomendó aumentar las restricciones en el marco la segunda ola que ya llegó a nuestro país.

Lo dijo antes del anuncio presidencial que sólo rige para el AMBA, pero que las provincias pueden adherir.

"Sería recomendable aumentar un poco más las restricciones, pero esto no es algo  que lo vayamos a decir los infectólogos. Nosotros recomendamos, pero la decisión, no la tomamos nosotros", dijo la especialista a TiempoSur.

La profesional señaló que a diferencia del 2020, existe una "rapidez en el aumento de casos".

"Lo más importante es que esto hace que se ocupen las camas de golpe, y eso nos pasó en nuestro hospital y pasa en todos lados", advirtió.

Añadió un dato muy importante, que en esta segunda ola "se están viendo muchos jóvenes con pocos o sin factores de riesgo que están haciendo formas severas".

"Todavía a nosotros no nos ocurrió, pero eso están viendo en varios centros del país, con gente joven y con pocos o ningún factor de riesgo", subrayó.

Explicó que no saben si esto sucede porque estos contagios son de nuevas cepas, de las cuales cuatro ya tienen circulación comunitaria en nuestro país.

"No sabemos la causa todavía, porque por un lado no estamos secuenciando todas las cepas de todos los COVID que hay, eso es un estudio epidemiológico, de algunas cepas se estudia, que no es lo mismo que hacer la PCR, ya que debe haber un estudio genético para ver todos los genomas del virus, para saber si es el virus original o una de las variables", precisó.

Ese estudio -destacó- es "imposible de realizar, tanto por el tiempo, como por los recursos".

"Se deben tomar muestras de la población, y en base a eso se sabe. Tenemos circulación de la cepa Manaos y de Reino Unido, por suerte no la cepa de Sudáfrica, porque parece que es la que no responde a las vacunas", enfatizó.

 

No está prohibido  

Las reuniones sociales, focos de contagios, no están prohibidas, aunque se desalientan. "Si, eso ya lo dijo en sus mensajes el Gobierno (nacional) que se reduzca el número de personas. Antes se podía hasta 20, ahora en algunos casos hasta 10, pero por eso se dijo que si no es imprescindible reunirse con gente, que no se haga. Pero sucede que la responsabilidad civil nuestra es buena, pero no buena como quisiéramos", marcó.

En este contexto, la especialista opinó sobre el hecho de que al ritmo actual, no se va a poder inmunizar una gran cantidad de personas antes de la llegada del invierno.

"Pensábamos que en la segunda ola iba a haber bastante más gente vacunada, pero lamentablemente por la escasez de vacunas que hay, no sólo acá, sino en el mundo,

no lo lograrnos. Hubiera sido lo ideal eso, pero con una dosis, ya se logra una protección muy alta", recordó.

En el caso de Sputnik V, la más utilizada en Argentina, Barcán apuntó que se logra el 100% "de prevención de enfermedades severas, a partir de los 21 días desde la primera dosis".

"Están además las dos vacunas con ARN mensajeros, Pfizer y Moderna, que también son excelentes, pero no las tenemos a ninguna de las dos", resaltó.

Ante este panorama, la prevención individual es el mayor arma contra los contagios. "Hasta que no tengamos el 80% de las personas vacunadas y logremos el efecto rebaño, hay que seguir cuidándose, pero aun estando vacunado, porque la vacuna previene la enfermedad severa, pero no previene la contagiosidad", insistió.