Confuso episodio

Investigan si fue robo o intento de abuso

En la noche del domingo, la policía se entrevistó con un hombre de 84 años, quien manifestó que se presentó una mujer en su casa y cuando le abrió ingresó junto a ella otra persona encapuchada, con quienes forcejeó y luego huyeron. El nieto persiguió a la mujer hasta que se subió a un auto y huyó. Ésta le manifestó al conductor que huía de un intento de abuso.

En el hecho interviene el personal de la División de Investigaciones. (Foto archivo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Minutos antes de las 23:00 del domingo, el personal de la Comisaría Primera de Las Heras recibió un llamado telefónico en el cual les informaban que eran solicitados en una vivienda de avenida Perito Moreno esquina Bartolomé Mitre, ya que se había cometido un ilícito. 

El personal fue al lugar y allí dialogaron con un abuelo de 84 años, quien les contó que momentos antes le tocaron el timbre de la casa, por lo que observó por las cámaras de seguridad y como era una mujer, salió a atenderla. El abuelo abrió el portón e hizo ingresar a la mujer y detrás de ella habría ingresado otra persona encapuchada, con quien mantuvo un forcejeo. En esos momentos, la esposa del nieto, que vive al lado, observó todo desde su ventana y comenzó a los gritos, hecho que hizo que los sujetos huyeran del lugar.

El nieto del abuelo al escuchar lo que sucedía salió para ir a la casa vecina, cuando observó a los sospechosos huir por calle Mitre, mientras el hombre se dirigía hacia la avenida Ramos Mejía, la mujer tomó por la avenida Perito Moreno, hacia calle Ministro Calderón, por lo que el nieto la siguió corriendo hasta la arteria mencionada en último lugar y al ver que le sacó gran ventaja y la perdió de vista, por lo que decidió regresar a la casa de su abuelo.

Ya en la casa del abuelo, lo interceptó un rodado Chevrolet Astra, cuyo conductor le dijo que la chica a la que perseguía se había subido a un rodado Ford Fiesta, color blanco.

 

Intento de abuso

En el lugar, los uniformados solicitaron la presencia del personal de la División Criminalística para que realicen las pericias del caso.

Mientras se realizaban las pericias, se acercó un rodado Ford, cuyo conductor –acompañado de una joven- dialogó con los policías, se identificó y les dijo a los que hacía unos minutos socorrió a una mujer que corría por la avenida Ramos Mejía, quien una vez dentro del vehículo, le manifestó que una cuadra antes intentaron violarla, por lo que trató de llevarla a la Comisaría, pero ella manifestó que no quería ir y que la llevara a su casa.

Es de señalar que en la casa el abuelo no constató faltante alguno como así tampoco llegaron a provocar daños en la propiedad.

Por el hecho dio aviso al Juzgado de Instrucción, quien ordenó que se diera intervención al personal de la División de Investigaciones para que verifique las cámaras de seguridad de la casa y además para que se le tome declaración a la parte damnificada y a los ocupantes del rodado que socorrieron a la mujer.   


COMENTARIOS