Chile

Investigadores chilenos descubren nuevo virus que afecta a pingüinos antárticos

Si bien, se sabía que esta enfermedad afectaba a aves de corral, no se conocía que podía afectar a pingüinos antárticos y subantárticos.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Investigadores polares pertenecientes al Programa Nacional de Ciencia Antártica (PROCIEN), liderados por el doctor Víctor Neira (Universidad de Chile), han identificado la presencia de un virus que es nuevo en sus afecciones tanto para pingüinos antárticos como subantárticos. Esto fue durante las expediciones efectuadas por el Instituto Antártico Chileno (Inach).

Este patógeno es el Orthoavulavirus Aviar 1 (AoaV-1), que causa la enfermedad de Newcastle, una de las infecciones más relevantes y contagiosas en las aves de corral, donde las aves migratorias pueden desempeñar un papel clave como reservorio.

Los científicos recolectaron 707 muestras de suero de cinco especies de pingüinos de la zona antártica y subantártica: Rey, magallánico, papúa, barbijo y adelia en la zona antártica y subantártica. Para ello, utilizaron una prueba de ELISA para detectar anticuerpos contra AoaV-1, en donde pudieron identificar individuos positivos en todas las especies de pingüinos.

“En este estudio queríamos encontrar evidencias de anticuerpos contra el virus de Newcastle, que ha existido por décadas en las aves silvestres y de corral”, comentó Víctor Neira. En el 2017 ya habían descubierto virus parecidos, al que denominar Avian avulavirus 17, 18 y 19. Sin embargo, el Aviar 1 (AoaV-1), es “el primer descrito y el más importante”, señaló el científico.

Así mismo, agregó que lo novedoso es que este virus siempre se había tratado de buscar, pero no de la forma más correcta. Además, otra conclusión es que en el pingüino rey fue donde encontraron menos rastros.

“En pingüinos aún no sabemos cómo actúa, por eso es importante estudiar el virus”, subraya el docente de la Universidad de Chile, ya que también necesitan más estudios para establecer el papel de estas especies de pingüinos en la epidemiología del AOaV-1 y así determinar los efectos de este virus en los distintos tipos de población.

Fuente El Pingüino. 

COMENTÁ