Nueva ley de coparticipación

Intendentes: Posturas para que no cambie el proyecto, la búsqueda de consenso y el rechazo total

Un sector de intendentes quería que la ley se apruebe antes del cambio de gestión. Opinan dos jefes comunales, uno que dejará la gestión y otro que asumirá. Un comisionado de fomento marcó su posición totalmente en contra de la norma que se discutía.

La reunión entre la Goebrnadora e intendentes realizada en abril.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hubo reuniones, se creó una comisión, un borrador, un proyecto del Ejecutivo y de los jefes comunales. Este año parecía ser el que finalmente debatiría un nuevo modo de reparto de los recursos, aunque las elecciones o quizás la decisión política hizo que la nueva norma madre quedara afuera de la agenda y se deberá volver a debatir el año que viene.

En octubre, la jefa comunal de Río Turbio, Claudia Pavez, que había integrado la comisión entregó los puntos más importantes de la ley al Ejecutivo,  adelantó este medio que una vez finalizada la elección comunal, pediría junto a un grupo de intendentes una reunión con la mandataria provincial para que la ley sea ley con la actual composición de la legislatura.

“Lamentablemente teníamos estas ganas pero no lo pudimos acordar de ese modo. Se estuvo trabajando todo el año para que no quedara inconcluso el trabajo y fue un tiempo de mucho análisis y trabajo”, dijo Pavez.

Recordó incluso que “en una de las reuniones que se discutía este tema perdió la vida un concejal y no hay que olvidarse de esas cosas y por eso me parecía importante valorizar el trabajo que llevamos hecho”.

 

Pavez, que perdió la elección y en su lugar asumirá Darío Menna, bregó para que la norma “no cambie”, pero de existir modificaciones, éstas “sean con ideas superadoras”.

“No sé si es un retroceso”, respondió ante la consulta. “Creo que es un no aprovechamiento del tiempo invertido este año”, opinó.

“SERIOS Y RESPONSABLES”

“Lo iremos a evaluar a partir de ahora”, sostuvo Osvaldo Maimó, intendente electo de Pico Truncado.

“Lo vamos a consensuar con las  autoridades provinciales porque no vamos a sacar los pies del plato, en eso debemos ser serios y responsables: No hacer ni plantear algo que no corresponde”, añadió.

En el caso de Pico Truncado, percibe –aproximadamente- entre 38 y 41 millones de pesos entre coparticipación provincial y nacional. “Estamos esperando hace dos semanas que el Intendente actual convoque para que se haga una transición ordenada, pero hasta ahora no tenemos ninguna novedad”, advirtió.

Maimó volvió a señalar que no sabe “con qué” se va a encontrar en la Municipalidad cuando asuma. “Conocemos bastante el Municipio, esperamos no encontrar cosas raras. Toda la vida estuve en el Municipio, lo que lo hará más fácil… Creo”.

En su caso, quien lo representará en la legislatura será Miguel Farías, diputado por el Pueblo electo del sector SER Santa Cruz. “Hay que ir puliendo las diferencias y es lo que estamos haciendo, por lo menos con el diputado por el Pueblo electo”, aclaró.

 

“CENTRALISTA”

Diferente fue la posición del reelecto comisionado de Fomento de Cañadón Seco, Jorge Soloaga.

“Lo vengo sosteniendo hace tiempo: No voy a discutir índices de coparticipación, yo voy a discutir el concepto de coparticipación, vinculado con romper asimetrías, romper centralismos y generar un proceso de autonomía financiera-político-institucional de los municipios  a través de la distribución equitativa de los recursos fiscales”, marcó.

Subrayó que el 86% “queda en la caja central” y que solo el 14% se reparte a las comunas. “Más anacrónico, centralista y asimétrico que esto, yo no conozco”.

Mencionó que la ley que se estaba trabajando “corregía un índice por acá y por allá, pero no va al fondo de la cuestión que es lo que yo estoy planteando”.

 

“Tenemos una ley de coparticipación que data de hace 40 años, que se discutió en la dictadura militar, entre comerciantes, estancieros, milicos y algún masón. Es una ley que pertenece a otra Santa Cruz, que ya no existe, que era cuando Gallegos era la de mayor densidad poblacional y hoy el territorio de mayor densidad es la zona norte, donde además nacen y se explota el 90% de los recursos estratégicos más importantes: El petróleo, la minería y la pesca”, argumentó.

Adelantó que si se aprueba una nueva que “no esté comprendida en estos parámetros, con los mecanismos que me da la democracia, seguiré insistiendo, aunque sea un grito solitario en medio del desierto, aunque creo que el interior debe plantear fuertemente una modificación sustancial y debe partir sobre la base de fondo del concepto, no de los índices”, repitió.


COMENTARIOS