Perito Moreno

Hubo denuncia penal, el Fiscal resolvió no investigar pero continúan las “malas liquidaciones”

El Sindicato de Empleados Municipales reclama el mal pago de aumentos salariales. Señalan que todo comenzó luego   de que se advirtió el presunto fraude por parte del liquidador de sueldos del Municipio.

Recibo de sueldo que expuso el sindicato a modo de ejemplo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Sindicato de Empleados Municipales de Perito Moreno advirtió que “las malasliquidaciones de haberes continúan”.

Lo hizo por la red social, pero además lo reclamó ante el jefe comunal MauroCassarini (quien fue reelecto el domingo pasado).

El gremio marcó la continuidad ya que como publicó TiempoSur, en la localidad minera el edil Damián Pessolanno (PO) y todo el Concejo Deliberante no sólo aprobó una resolución para que el intendente Mauro Cassarini informe los motivos del apartamiento del responsable de liquidar sueldos, quien habría malversado fondos, sino también por la denuncia penal interpuesta por el Concejal ante la Fiscalía.

En la ciudad la situación fue advertida desde mayo pasado.

El Fiscal evaluó la presentación, que incluía otros pedidos y resolvió que  antes que una denuncia, existían otros caminos administrativos que deben agotarse, y que además, no existía demasiada información que justifique la presentación judicial.

“Esto empezó cuando surge el problema con el liquidador de sueldos y se presume la malversación de fondos en donde a la fecha la Municipalidad no ha brindado información oficial”, advirtió Marcos Bucci, secretario general del SOEM.

El dirigente recordó que el responsable de liquidar los salarios fue apartado del cargo luego de conocerse extraoficialmente las irregularidades en donde supuestamente este empleado cobraba el total de “dos o tres sueldos”.

“No habían más personas que manejen el sistema de gestión de sueldos, ya que se había implementado un nuevo sistema. Por eso se realizó la capacitación para los nuevos empleados, pero la mala liquidación  continúa”, señaló.

Los municipales reclaman el no pago del aumento acordado en mayo, que en el caso de los contratados 3095, recae en la última cuota de la suba del 7%; y que en algunos casos no se aplica el incremento en el salario básico. 

“Actualmente tiene que ver con la política de Cassarini, no creemos sea un error humano”, consideró.

El aumento fue de 31,66% como el que otorgó la provincia a la administración pública.

“Se debe el tercer tramo del aumento al básico, que lo dieron pero a algunos, ya que a los contratados solo les aumentaron los adicionales y a otros trabajadores le deben la suba al básico, que impacta en la zona y dedicación funcional”, detalló.

Debido a esto marcó que cada empleado y el sindicato tienen que controlar “recibo por recibo”.

Además apuntó que en el mes en curso debería haber actualización en las categorías, llamadas módulos, como así también una nueva reunión paritaria para lograr un aumento más.

“El Intendente dijo que como tuvo una disminución en la Coparticipación nacional  y provincial por las políticas de Nación, no podía darlo”, contó.

Desde el 2016 -añadió- no hay pases a planta permanente y “solo hay para los acomodos políticos”.

Un empleado de planta permanente de módulo 1 percibe 17.798 pesos sin adicionales.

El 4 de noviembre realizarán una asamblea para resolver el método de protesta.