Dos aprehendidos

Hospitalizado tras ser arrojado de un auto

Sucedió en la intersección de las avenidas Perón y Gobernador Gregores, cuando un hombre fue arrojado de un rodado. Los sospechosos fueron detenidos a cuadras del lugar y posteriormente fijaron domicilio.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El sábado por la noche, alrededor de las 20:00, fue solicitada la presencia del personal de la División Comisaría Tercera mediante un llamado telefónico en las inmediaciones de la Avenida Juan Domingo Perón y Gregores, a causa de existir una persona tirada en la vía pública, quien fue lanzado de un vehículo Volkswagen Bora, color blanco.

Una vez arribados a las inmediaciones anteriormente mencionadas, los efectivos de policía observaron a un hombre acostado en la calle de cúbito ventral, quien presentaba lesiones visibles en el rostro.

Asimismo, se pudo saber que el sujeto en cuestión tenía signos vitales estables y divisándose lindante al mismo una prenda de vestir interior de mujer de color negra.

Inmediatamente a esto los uniformados solicitaron la presencia de un móvil sanitario.

Los profesionales médicos se encargaron de revisar al hombre y determinaron que fuera trasladado hasta el Hospital Regional de Río Gallegos.

En la guardia fue sometido a varios estudios y por lo que se pudo saber el sujeto sufrió heridas de carácter leve.

Mientras tanto en el lugar del percance los oficiales de policía procedieron al secuestro de los elementos encontrados.

Seguidamente a esto la policía fue informada por el Comando Radioeléctrico que tenían demorados a dos hombres mayores de edad en las calles Doctor Francisco René Ferrada y Avenida Juan Manuel Gregores.

Posteriormente, los efectivos de policía se trasladaron hasta el sitio y observaron a dos personas que presentaban manchas rojizas en el sector del capot, como así también en la superficie externa de la puerta del lado del acompañante.

Continuamente a esto los causantes fueron aprehendidos y llevados hasta la dependencia policial.

Consecutivamente las autoridades de la División Gabinete Criminalístico llevaron a cabo las diligencias de rigor correspondientes.

Dicho procedimiento consistió en la inspección ocular, secuencia fotográfica y toma de huellas.

Finalizada la labor la policía realizó el secuestro de elementos con manchas rojizas y otras pruebas de interés para la causa.

También los detenidos fueron sometidos a requisas personales donde se incautaron teléfonos celulares y prendas de vestir.

Por último, gracias a la información brindada a este medio se supo que una vez cumplidos los plazos legales estipulados de seis horas recuperaran su libertad, no sin antes fijar domicilio para quedar a disposición de la Justicia interviniente.