Homenaje

Habrá una estatua de Diego Maradona en el Aeropuerto de Ezeiza

A través de un escueto aviso fúnebre los encargados de Aeropuertos Argentina 2000 anunciaron: "¡Tendrás tu estatua!", dos días después de que murió Maradona.

Habrá una estatua de Diego Maradona en el Aeropuerto de Ezeiza
Habrá una estatua de Diego Maradona en el Aeropuerto de Ezeiza
COMPARTÍ ESTA NOTA

Diego Armando Maradona tendrá una estatua en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Eso es lo que se puede inferir del aviso fúnebre publicado este viernes con la firma "AA2000", por Aeropuertos Argentina 2000, la compañía que tiene la concesión de la terminal aérea comercial.

La muerte de Diego Maradona  ocurrida el miércoles de esta semana a sus 60 años, despertó muestras colectivas de cariño, admiración y dolor, en Argentina y en todo el mundo. Pero en la sección de fúnebres de La Nación se vio apenas una docena de avisos, entre ellos el escueto mensaje publicado por Eduardo Eurnekian, titular de la Corporación América, que conduce Aeropuertos Argentina 2000.

Según pudo averiguar Télam, el aviso no es una fantasía ni una promesa en vano: la estatua podría estar hecha en imágenes 3D con una pátina, y podría instalarse el mes que viene en el Aeropuerto de Ezeiza. El origen del homenaje responde a un compromiso asumido por Eurnekian con Maradona en los noventas.

La elección de Ezeiza es precisamente porque Diego le pidió que fuese allí "para que la vean todos los que entran y salen del país".

La vocera del empresario, Carolina Barros, reveló a Télam que Eurnekian y Maradona comenzaron su relación antes del mundial de 1978.

Por esos días el entonces DT de la Selección, Luis Menotti, le pidió a su amigo Eurnekian que "bancara" al Diez porque no lo iba a convocar para jugar ese Mundial y había que "cuidarlo para el próximo". A partir de entonces el empresario y el futbolista mantuvieron una relación fluida hasta la muerte del Diez.

Eurnekian fue clave para muchos de los contratos firmados con sponsors por Maradona, e incluso fundamental en su retorno a Boca en 1995, haciéndose cargo de su pase, valuado en ese momento en unos US$ 10 millones. El empresario también convocó al Diez para que comentase en el canal América los partidos de Francia 98.

"En la segunda mitad de los años '90 Eurnekian le propuso a Maradona que en Ezeiza estuviera su estatua y Diego aceptó, encantado", contó Barros.

COMENTÁ