Entrevista exclusiva

Habrá más aperturas en Río Gallegos pero preocupa el nivel de desempleo

El intendente Pablo Grasso fue entrevistado y habló de la situación que atraviesa la capital santacruceña. Desde ayer hubo nuevos horarios comerciales y se descarta un retroceso en la situación del aislamiento social. Autocríticas y el consejo por parte de su gabinete.

Grasso en los estudios de Tiempo FM.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde ayer, miércoles, en Río Gallegos se actualizaron los horarios permitidos para los locales comerciales y oficinas de trabajo. Se trata de más ampliaciones de permisos que se dan en la capital santacruceña, teniendo en cuenta la situación del aislamiento social por la pandemia del Coronavirus. Para la próxima semana se espera la habilitación de rubros que todavía no pudieron volver a la nueva normalidad, pero que venían solicitando a gritos el poder retornar en la medida que sea posible a las fuentes laborales. Ayer por la tarde el intendente Pablo Grasso fue entrevistado en Tiempo FM, donde adelantó que se esperan nuevos rubros habilitados para la semana entrante, que serían anunciados en los días venideros. Además, se mostró preocupado por la situación de la desocupación en la capital santacruceña, algo que quedó evidenciado con más énfasis durante la cuarentena que atravesó la ciudad.

 

Responsabilidad

La semana pasada comenzaron a llegar a la ciudad “repatriados”, nombre apropiado por la comunidad para señalar a aquellos que regresan tanto de otras provincias como países. Hubo casos en que estas personas no respetaron la cuarentena obligatoria de 14 días que debían hacer. Tras esto, el Jefe Comunal indicó que lo menos que pueden hacer es aislarse. De persistir esta actitud desaprensiva, incluso se evaluará aislarlos en gimnasios municipales para hacerlos cumplir la misma. Esto es algo que se habló dentro del COE y fue trasladado al Gobierno provincial.

“Esto es una cuestión de cuidado general de la población. No queremos tener circulación de virus, queremos que se cuiden, tomen conciencia y vuelvan a salir. Si queremos todos lo mismo, cuidemos estos pedidos para que la gente esté tranquila. No vamos a retroceder. Estamos viendo un comportamiento muy fuerte en la ciudad”, dijo el Jefe Comunal.

Consultado sobre si hay posibilidad de dar pasos atrás en la fase de cuarentena –estando Río Gallegos en una nueva normalidad en las últimas semanas-, el Intendente descartó que vaya a haber retrocesos.

Lamentó que tras el último caso de un paciente confirmado en la ciudad, la empresa para la que trabajara saliera al cruce de las declaraciones de la Comuna. “Se tiran la pelota unos y otros. Ojalá fuera esa rapidez con la que te contestan si cumplen con el 70/30”, ironizó el Intendente.

Retomando la situación de las nuevas aperturas, Grasso sostuvo que se trabaja para dar novedades para los próximos días. “Es importante cumplir con los protocolos que nos pide el Ministerio de Salud. Si tomamos el ejemplo de cómo salieron a caminar y a despejarse, uno tendría que liberar todo. Fue importante el acompañamiento y queremos seguir en ese camino”, dijo el Intendente.

“Nosotros no somos Buenos Aires, sigamos teniendo los mismos cuidados”, enfatizó.

Vamos a liberar horarios de restaurants y confiterías, no vamos a poner topes. La facultad nos la dio la Gobernadora. Lo que tiene que ir atado a un encontronazo de la realidad. Si seguimos en aislamiento social como estamos, nos dieron la confianza. No vamos a poder controlar cada casa. Queremos un 19 de diciembre abrazarnos y darnos un beso”, adelantó Grasso.

 

Volver a trabajar

Desde que comenzó la cuarentena y con el correr de las semanas, varios fueron los trabajadores y dueños de locales comerciantes que han pedido volver a abrir. Ayer Grasso se reunió con estéticos, siendo uno de los últimos sectores que volverá al trabajo con los protocolos correspondientes. El entrevistado hizo un balance de lo que recolectó durante cada una de las reuniones, señalando que quedó sorprendido de cuántas fuentes laborales dan desde el sector privado en Río Gallegos. “Es más de lo que uno tenía proyectado”.

Prefiero ir más lento, pero que no tengamos que retroceder en la apertura que la gente necesita. Estoy convencido que la gente no quiere una bolsa de víveres, quiere volver a trabajar. Quiere salir a buscarse el pan. Uno de los grandes desafíos será trabajar en la desocupación de mi ciudad” analizó.

“Todavía falta y pueden que queden para el final los gimnasios de musculación, y eventos multitudinarios”.

 

Autocríticas

Semanas atrás el Municipio quedó envuelto en una polémica debido a la implementación del camión cultural. La foto se volvió viral y llegó a los medios nacionales. Lo que pretendía ser una actividad de esparcimiento para las personas que no podían salir de sus casas terminó siendo un golpe para la gestión.

Tenemos gente preparada que cuando me estoy por equivocar me critican. Fue una discusión interna importante que lógicamente me equivoqué”, admitió Grasso.

 

Solidarios

Asimismo, con la situación de la pandemia muchas fueron las personas que se usaron para dar una mano en distintos barrios, ya sea entregando víveres o porciones de comida a las familias que lo necesitaban. La pandemia desnudó aún más las situaciones de vulnerabilidad que se viven en varias familias de la capital.

“No únicamente fue la mano del Estado, sino asociaciones que han parado la problemática rápido. Río Gallegos fue una ciudad solidaria, la gente se junta y creo que haber parado apenas se arrancó la pandemia, fue cubierto con la ayuda de la gente”.

 

Pago de salarios

Esta semana el Gobierno provincial anunció fecha de pagos para la administración pública y los pasivos. Desde el Municipio todavía no brindaron fechas, pero se están realizando las tareas administrativas para que sea lo antes posible”. Estamos tratando de terminar con lo que está al alcance, el sueldo lo vamos a pagar como corresponde”, indicó.