Un paso hacia adelante

Guiños del mundo a la soberanía argentina en Malvinas

Varias fueron las señales de diferentes países que brindan un apoyo directo o entre líneas a Argentina en el reclamo por las islas. Veteranos destacan los mismos y aseguran que son un paso más cerca a la recuperación.  

Las Malvinas son argentinas.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cuando se habla de la causa de Malvinas, se toca una fibra sensible para Santa Cruz y principalmente para Río Gallegos. El hecho de haber estado a pocos kilómetros de donde sucedió el conflicto bélico y haber sido utilizada la ciudad como base aérea hizo que los ciudadanos tuvieran una cercanía peculiar a la guerra que se desarrollaba allí. Si bien las armas de fuego cesaron e Inglaterra usurpa el territorio, lo cierto es que los reclamos por la soberanía jamás cesaron y solamente pasaron al plano diplomático. Varios han sido los guiños o las posiciones diplomáticas que han tomado empresas o estados nacionales que podrían beneficiar a Argentina en el reclamo por el territorio, algo que ha sido visto con buenos ojos por parte de los veteranos de Guerra de Malvinas.

Vale remarcar que la misma visión tienen desde la Cancillería Argentina, que ven cuestiones como el principio de acuerdo entre España y Gran Bretaña por Gibraltar que podría marcar un antecedente a favor.

Fernando Alturria, referente del Centro de Veteranos de Malvinas "José Honorio Ortega", indicó sobre este contexto internacional que "son muchas las señales. La primera consecuencia que tuvo la salida de Inglaterra fue el no reconocimiento de territorio de ultramar para los ingleses. Malvinas dejó de ser para la UE un territorio ingles. Luego el pedido de Gibraltar que está en litigio con España, con mucha presión del Gobierno español de sentarse a negociar", dijo Fernando Alturria a TiempoSur.

"Es una política del debilitamiento de política exterior de Reino Unido. Además los organismos multilaterales que hay, con el apoyo a la República Argentina es total. Partimos de la base de la OEA, la UNASUR, los grupos de los 77 y China al apoyo. Además del apoyo de la resolución que insta a ambos gobiernos a sentare a negociar", indicó el entrevistado.

Asimismo el veterano de Guerra opinó en diálogo con este medio que la situación política y económica del mundo está convulsionada por la pandemia, por lo que las agendas de los gobiernos han sido la lucha contra el Coronavirus que afectó a todos. "Pero el tema Malvinas se mantiene latente. El Gobierno está haciendo lo mínimo por culpa de la pandemia".

Por otra parte, Alturria remarcó la importancia del Consejo creado para asesorar al Presidente en referencia a los temas de Malvinas, donde se incluyó un representante de los veteranos de guerra.

 

Un permiso que no fue

El último hecho que tomó Argentina como guiño a la soberanía fue que la aerolínea alemana Lufthansa pidió permisos para sobrevolar la ruta Malvinas-Hamburgo. Los permisos se enviaron a la Administración Nacional de Aviación Civil y a la Provincia de Tierra del Fuego, distrito al que corresponden las islas.

La empresa prevé sobrevolar y aterrizar dos vuelos con destino a las Islas Malvinas desde Hamburgo, a realizarse el próximo 1 de febrero y el segundo el 30 de marzo. En ambos casos se designó a Ushuaia como aeropuerto alternativo.

"Se destaca la relevancia de la presentación de la solicitud de Lufthansa ante autoridades argentinas, en tanto implica el reconocimiento de las Islas Malvinas como parte del territorio argentino", enfatizó la cancillería argentina.

De todas maneras, desde el gobierno alemán aclararon tras la decisión de la empresa que esto no manifiesta la postura del Estado, pese a que el gesto fue bien recibido por Argentina.

 

Otro antecedente

Como se analizó al principio de la nota, hay otro tema que siguen de cerca: La situación entre España y Gran Bretaña por Gibraltar. Luego del Brexit (la salida de la Unión Europa por Reino Unido); desde el país que reclama la soberanía por Gibraltar remarcaron que es un punto de inflexión y puede ser un momento bisagra para las negociaciones.

Este entendimiento, sumado a la exclusión de las Malvinas del acuerdo comercial post Brexit entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido y el cada vez más evidente retiro de apoyos europeos a la política colonial británica configuran un escenario potencialmente favorable para el reclamo argentino sobre el archipiélago.

Si bien el preacuerdo que insertará a Gibraltar en la zona Schengen, de libre circulación de personas, alcanzado horas antes de la entrada en vigencia del Brexit, no tendrá implicancias directas en la cuestión Malvinas, representa un nuevo mojón en el "debilitamiento" de la política colonial británica, evalúan en el Palacio San Martín.


COMENTARIOS