Reflejo social

Grasso intentará gestionar mayor seguridad para impedir el cirujeo en el basural

Un nuevo incendio se registró en el vaciadero, razón por la cual durante gran parte del día se pudo observar una gran cortina de humo que se sintió fuerte en cercanías al predio. El Municipio volvió a resaltar que su origen se debió al cirujeo, por lo que acudirá a la Justicia para “tener más seguridad pedida por ellos”.

Nuevo incendio intencional en el basural
COMPARTÍ ESTA NOTA

El aumento en el número de personas que hoy se pueden observar en el vaciadero a cielo abierto, no hace más que hablar del difícil momento que atraviesan muchas familias de la ciudad, principalmente golpeadas por la desocupación y en busca de “algunos pesos” para llevar un plato de comida al hogar. Abrir, buscar, clasificar, cargar y vender, comercializar lo que otros desechan, ese es el recurso del que se valen muchos para ganarse la vida. En este trabajo “lo que más deja” es la venta de cobre, pero lo que puede ser un beneficio para estas personas muchas veces suele ser un gran problema para los vecinos de la ciudad, es que en la labor de separar el cobre del plástico muchas veces se generar focos de incendio que se vuelven incontrolables, una situación que desde el Municipio se denunció ya en la gestión anterior y no sabemos hasta cuando se repetirá en la actual.

Para reconfirmar que no es solo un problema de la actualidad, vale la pena recordar que ya en 2015, luego de un amparo medioambiental presentado por profesionales de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral y vecinos de Río Gallegos, el juez de Primera Instancia, Francisco Marinkovic, ordenó al Municipio adoptar medidas para cesar el impacto del vaciadero. En la resolución disponía el inmediato cese de la quema de basura, reposición del cercado, control y registro de ingreso, además daba un plazo de diez días para que presente un plan de manejo para la emergencia y también ordenaba correr vista a Defensoría de Menores para que arbitre medidas y que el municipio diseñe y articule un plan de contención social para evitar el ingreso de familias y sobre todo menores. Claramente algo que hasta el día de hoy no sucedió.  

Incluso, en 2018, Marinkovic ordenó una sanción de 10 mil pesos por día sobre el patrimonio personal del intendente Roberto Giubetich, a raíz de no haber cumplimentado el traslado del vaciadero.

Como mencionábamos, hoy la situación no ha cambiado incluso ha empeorado a raíz de la falta de maquinaria para el saneamiento y también por la mayor presencia de personas que buscan allí sus ingresos. En este contexto, el intendente Pablo Grasso afirmó a Tiempo FM que buscará “pedir colaboración a la Justicia, que nos permita la posibilidad de tener más seguridad pedida por ellos, para poder dejar de lado un poco los inconvenientes que tenemos con la cantidad de gente que va a prender fuego de forma intencional en busca de sus elementos para vender en la ciudad”, algo que según sus propias palabras lo tiene “preocupado”.

“Nosotros no estamos dejando entrar, pero se meten por los costados y es complicado, es algo que vamos a tener que solucionar lo más rápido posible para beneficio de la gente del sector”, manifestó al lamentar: “La verdad que lo veníamos controlando bastante bien y que suceda esto es una pena”.

En otro tramo de la nota, en cuanto al saneamiento de la situación, Grasso explicó que “cuando se dan estas situaciones se ponen todos los recursos para poder contener la problemática”.

Como no podía ser de otra manera, fue consulado sobre la plaga de moscas que por estos días invade la ciudad: “Nosotros este año ya tenemos el plan de trabajo, después del invierno vamos a hacer el trabajo de fumigación como tiene que ser. Ahora estamos trabajando para poder disminuir la cantidad de moscas, pero por ahí hay cosas que quedaron pendientes de la gestión anterior y este año se comenzaron a solucionar un poco tarde, pero ya tenemos un programa para lograr que esto en un futuro no suceda”, cerró.