Último discurso como intendente

Giubetich: “Hicimos lo que estaba al alcance para nuestra función”

El Intendente saliente le tomó juramento a Pablo Grasso. En un breve discurso, hizo un repaso general de lo que fue la gestión y le habló directamente.

Roberto Giubetich, intendente de Río Gallegos. (C.R)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer se llevó a cabo en el gimnasio del Colegio Salesiano la toma de juramento a la gestión del Municipio y el Concejo Deliberante. En la primera mitad del acto, el jefe comunal saliente Roberto Giubetich le tomó juramento a Pablo Grasso, quien estará a cargo de la intendencia desde el 10 de diciembre. El actual Intendente realizó ayer un breve discurso oficial, Giubetich se dirigió en pocos minutos a los presentes del acto, haciendo un análisis de lo que fue la gestión.

“Un discurso de despedida puede incluir muchas cosas, pero este es especial porque me despido del cargo que más quise en mi vida”, arrancó el Intendente. Durante su gestión  se le criticaron varias cuestiones, en especial las cuestiones diarias como la recolección de basura y el estado de las calles.

De hecho, durante la última parte de su gestión el caballito de batalla de la Comuna fueron las obras de los pluviales, señalando que será una tarea que se valorará a futuro y ya tenía garantizada –por Nación- la segunda etapa.

“Fueron cuatro años difíciles por la situación económica que nos tocó vivir. Logramos objetivos y nos quedaron sin cumplir. Hicimos todo lo que estaba en nuestro alcance para nuestra función” admitió el Intendente.

En otra parte de su alocución, el Jefe comunal destacó el diálogo que tuvo con el Gobierno provincial a cargo de Alicia Kirchner. Asimismo, señaló: “Agradezco a los empleados municipales por su esfuerzo y voluntad, al HCD por su tarea, a Uds. los vecinos por la tolerancia. El reconocimiento a mi equipo de trabajo, que estuvo en las buenas y en las malas, especialmente a mis hijos, que estuvieron presentes en todo momento que me ha jugado una mala pasada”.

Por último, cerrando el discurso se dirigió a Pablo Grasso, deseándole “el mejor de los éxitos”.

Últimas gestiones

Cerrando la gestión del Intendente, uno de los caballitos de batallas que encaró la Municipalidad tiene que ver con los pluviales. Se trata de una obra que por el principio el Municipio fue considerado como eficaz, dando respuesta a los sectores que abarca en momentos de lluvia. De hecho, días atrás el propio Jefe comunal había colocado videos a través de las redes sociales mostrando el desagüe que fluye hacia la costanera local.

La obra denominada “Cuenca Sarmiento”, cuya primera etapa fue la instalación del troncal y ahora, con esta nueva etapa se efectuarán las diversas conexiones al mismo, permitirá solucionar un importante problema que padece una significativa cantidad de vecinos del casco céntrico de la ciudad, con el anegamiento. Es la obra de infraestructura urbana más importante encarada en los últimos 30 años en la capital provincial, y según dijo el Jefe comunal de Río Gallegos, la primera parte de la obra “Cuenca Sarmiento” será inaugurada el próximo 6 de diciembre.

En referencia a la apertura de la licitación, Giubetich indicó días atrás: “Se abrió la licitación de la obra pluvial Sarmiento etapa 2, donde se definió un presupuesto de 151 millones de pesos, donde hubo una sola oferta que está por abajo del presupuesto oficial, que son 149.991.711. A grandes rasgos esta obra complementa la primera etapa del pluvial Sarmiento, donde se ejecutarán aproximadamente 3500 metros de cañería de entre 500 y 600 milímetros de diámetro para poder terminar de resolver la problemática de los desagües pluviales en el casco histórico de Río Gallegos y parte del centro”.

La segunda etapa de los pluviales abarcará las calles Zapiola y Vélez Sarsfield, Libertad, Gobernador Moyano entre Sarmiento y San Martín, Pellegrini, España, Urquiza entre Rivadavia y San Martín, Mariano Moreno entre Estrada y Rivadavia, Pasaje Fátima y Molina lindantes con calle Estrada, pasaje Zumalacarregui y cuencas colectoras a las obras ya realizadas.