Salud

García: adhesión o no a las medidas de Nación, el "relajamiento" social y los recursos "finitos"

Antes del anuncio de nuevas medidas por parte del Presidente, a la cuales los gobernadores pueden o no adherir, el Ministro de Salud dijo a TiempoSur que serán analizadas y que la determinación que se tome será "coherente" con la situación epidemiológica. Recomendó no realizar reuniones sociales ni viajar fuera ni dentro de la provincia a no ser que sea "imprescindible". Habló sobre la  importancia del funcionamiento de los COE, y marcó que "no hay ningún sistema de salud en el mundo que pueda dar abasto a un desborde en el aspecto sanitario", advirtió.

Ministro de Salud:
Ministro de Salud: "Las medidas del Gobierno nacional las evaluaremos, analizaremos y las que sean coherentes, se harán o se tomarán otras decisiones"
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Ministro de Salud dialogó con TiempoSur horas antes de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, comunicara las nuevas medidas restrictivas que rigen sólo para el AMBA, pero que los gobernadores pueden adherir.

Antes del anuncio oficial se sabía que iban a darse a conocer limitaciones, aunque el funcionario fue cauto y destacó que serán "analizadas".

García confirmó lo publicado por este medio en cuanto a la intención de la provincia para comprar vacunas, y además se refirió a la donación de estas dosis por parte de Chile a la Cuenca Carbonífera.

 

TS: El Gobierno nacional tomará medidas, con restricción de circulación y cierres de bares y pubs ¿Qué va a hacer Santa Cruz?

García: Esas medidas todavía no están oficializadas. Las medidas que se están tomando en la provincia de Santa Cruz  están orientadas a prevenir la segunda ola. Es decir, todas las acciones que sean  necesarias para evitar que el número de casos aumenten e ingresen casos positivos en la provincia, se van a tomar. Las medidas del Gobierno nacional las evaluaremos, analizaremos y las que sean coherentes a nuestra realidad, a nuestra situación epidemiológica, se harán o se tomarán otras decisiones sobre base de la información estadística y lo que se necesite hacer para proteger y cuidar a nuestros ciudadanos.

 

-¿Pero no hay medidas en particular que estén analizando como restringir la circulación o prohibir las reuniones sociales?  Los datos oficiales muestran aumento de casos en un 80% en los últimos ocho días en relación a los ocho días anteriores en la provincia.

Si correcto. Nosotros el análisis lo hicimos para la generación del Decreto que salió el viernes pasado, en lo que se refiere a restricción de circulación, lo que estaba planteado respecto al DNU y fue la base sobre lo cual estuvimos trabajando. Las nuevas medidas se analizarán, desconozco el marco normativo si será DNU nacional y pedirán las provincias adherir o una cuestión de fondo, de cumplimiento obligatorio. Si la situación es que las provincias tienen que tomar decisiones, nosotros lo analizaremos con el Ejecutivo, con el COE provincial, y en función de esto, los resultados analizados y situación epidemiológica, se tomarán las medidas.

 

-Pasó más de un año de pandemia. Las reuniones sociales son las que más contagian.

Las medidas que se tomaron se orientaron principalmente a evitar que por lo menos las cepas nuevas no ingresen a la provincia de Santa Cruz, con los distintos controles que se vienen haciendo en los distintos pasos terrestres, aéreos, pero la conducta social tiene mucho que ver también. Nosotros vemos cierto relajamiento por parte de la sociedad y la realidad es que el número de casos en toda la provincia viene aumentando, que las camas de terapia intensiva, tanto en Capital como Conurbano dan índices de ocupación muy elevados. Vimos que la curva de contagios en la provincia de Santa Cruz  también viene sufriendo modificaciones con aumento de casos. Sabemos cuáles son las acciones que hay que hacer, sabemos cómo tenemos que cuidarnos. Las restricciones son o por lo menos la recomendación de eventos sociales multitudinarios o en los que no se respeten los protocolos, son la base fundamental para prevenir que se generen nuevos brotes.

 

-Las provincias tienen potestad de tomar medidas porque está aclarado en el anterior DNU nacional. La idea de la provincia ¿es tomar medidas que dicte Nación y tomar medidas propias, (es decir de manera independiente)?

Tomamos medidas que son enteramente propias, como por ejemplo, el que toda persona que llegue a Santa Cruz tiene que tener un hisopado negativo. Eso implica que la persona que viaja fuera de la provincia, y más que nada a lugares de tipo endémico, tenga que hacerse el hisopado antes de subir al avión, colectivo o vehículo que lo está transportando, y eso no estaba incluido en el DNU generado por Nación, sino que fueron situaciones generadas o propuestas por esta cartera sanitaria al Ejecutivo provincial y adoptada plenamente en toda la provincia. Esto lo que busca es prevenir, que no suba una persona positiva a un avión, colectivo o vehículo sin saber que está enferma o es contagiante y que no generará brotes en nuestras localidades. Son como los distintos dispositivos de abordaje territorial. Nosotros hacemos controles en los lugares en donde hay gente trabajando, sean estatales o municipales. Donde exista movimiento de personas o actividades, se hacen testeos de tipo test rápido como para detectar si existen casos positivos. Son también medidas que siguen a lo que plantea el Gobierno nacional y por ahí impulsa hisopar a los casos sintomáticos, pero en los resultados que nosotros estamos viendo, se detectan casos positivos en asintomáticos y con esa acción se están cortando brotes e impedimos la cadena de transmisión del virus.

 

-¿El sistema de salud está preparado para la segunda ola que ya llegó a Santa Cruz?  

No hay ningún sistema de salud en el mundo que pueda dar abasto a un desborde en el aspecto sanitario. Miramos mucho los países del primer mundo, que tienen todos los recursos, enorme cantidad de profesionales, y ninguno pudo dar abasto si no se tomaron las medidas tanto sociales o ejecutivas para cortar los brotes. Por ejemplo, Estados Unidos, el país que tal vez tenga más recursos en el mundo, y vemos que los resultados epidemiológicos que tiene, en cantidad de contagios, muertes y habiendo puesto un sistema del Estado a vacunar personas para evitar que no hay este tipo de situación, los resultados sanitarios no son los mejores. Igual le pasó a Gran Bretaña, a Italia, a España, en los cuales no hay sistema de salud que dé abasto. Nosotros pretendemos tener una curva plana de contagio, lo más plana posible, y eso depende de las acciones rápidas de prevención y detección que se hagan en nuestras comunidades y de esa manera no sobrecargar tanto el sistema sanitario, y dar tiempo para que avance el proceso vacunatorio, principalmente en las personas más vulnerables.

 

-¿El Hospital Regional cuenta con solo 14 camas de UTI?

El Hospital Regional cuenta con 24 camas, esa potencialidad sigue existiendo. También uno cuenta con el sector privado. Los respiradores, los terapistas, las camas, son un recurso finito, tanto en la provincia como en el país. Lo más importante es que un porcentual que se contagian, deben internarse en UTI, por eso mientas menos sea el porcentaje de contagiados, menos será el porcentaje

de ocupación de las camas. Mucho de lo que es el contagio de las personas, depende de la conducta del ser humano, básicamente  evitar las reuniones sociales... lo que ya sabemos. 

 

-Entonces se recomienda evitar reuniones sociales más allá de que no está prohibido.

Está explicitado en todos los mensajes que venimos haciendo y también en los mensajes que realiza Nación. Si no es necesario salir de la provincia y menos ir a zonas endémicas... si podemos evitar las reuniones sociales y podemos evitar salir de la provincia sin una razón realmente valedera... Lo dijo Carla Vizzotti en su mensaje a las 8 de la mañana: "No hagamos cosas que no sean estrictamente necesarias". Existe riesgo porque hay transmisión comunitaria de nuevas cepas dando vuelta, no la tenemos nosotros en Santa Cruz, pero evitar hacer cosas innecesarias o que uno pueda llegar a prorrogarlas y dilatarlas durante un tiempo. Sabemos que como todo, tiene una curva de ascenso de estabilidad y una curva de descenso. Si uno puede prorrogar esas acciones... el turismo lo desaconsejamos, como por ejemplo, viajar a una zona endémica como Puerto Madryn que es donde tiene zonas rojas con alto riesgo de traer el virus a la provincia. O Tierra del Fuego, que tiene una situación particular con la nueva cepa.

 

-¿No sería conveniente impedir la circulación dentro de la provincia?

Dentro de la provincia la recomendación es lo que sea imprescindible hacer, hacerlo, y lo que pueda dilatarse, dilatarlo, porque es la forma en la cual vamos a cortar la curva de contagios.

 

-Es importante que los COE locales  funcionen. Sé que no depende de usted, sino del Intendente, pero en Río Gallegos no funciona.

Los COE son fundamentales para todo este proceso. El COE provincial y los Comité de Emergencia locales, buscan ver cómo viene generándose la situación sanitaria y epidemiológica. Y parten del concepto de que esta no es una problemática solamente de salud, sino que es una problemática transversal a todas las instituciones y es necesaria la colaboración de todos para poder salir adelante. Muchas de las acciones que deben realizarse terminan siendo sanitarias, pero originariamente son de tipo social o de tipo comunitario. Entonces los COE, el funcionamiento y la reactivación en aquellos casos que por ahí no están funcionando, es una de las premisas que impulsamos con el Ejecutivo.  Vemos que esa participación y funcionamiento es muy importante para las acciones de prevención.

 

-Santa Cruz gestionó la compra de vacunas, pero es muy difícil obtenerlas en el mercado actual.

Desde agosto-septiembre del año pasado cuando se comenzó a hablar de las vacunas y se esperaba en la Argentina tener dentro del primer semestre vacunas para comenzar a vacunar, que se adelantó muchísimo a punto tal que en diciembre tuvimos las primeras dosis. Tuvimos interacción con el resto de las provincias, principalmente con Buenos Aires y fue mancomunada, llegó a ser un comprador que llevaba volúmenes importantes, porque en septiembre la provincia de Buenos Aires planteó comprar 5 millones de dosis, y salió al mercado internacional a buscarlas. Pero los productores de vacunas venden principalmente a los Estados nacionales, y prácticamente en una interacción de Estado Nacional con Estado nacional. Es así con la India, China, Rusia. Y la posibilidad de adquirirlas por parte de entes privados y las provincias, está bastante limitada en este momento. De hecho, Buenos Aires viene mediando u obteniendo diálogo con productores de vacunas en el mundo, de los que realmente están validados, porque hay productores de vacunas que no tienen validaciones reales. Ustedes siguen el caso de lo que viene sucediendo en Chile, que la vacuna conseguida en China tiene una eficiencia de 3% en la primer dosis y 26% en la segunda. Por eso tampoco es salir a comprar a cualquier productor de vacuna que no tengan las certificaciones que corresponden. Argentina compró 60 millones de dosis y tiene el 15% entregado, pero los compromisos asumidos que tienen los Estados nacionales, hacen que salgan a buscar al mercado vacunas, al margen de ser números muy inferiores de lo que compra un Estado nacional, las posibilidades de provisión de estas vacunas llegan a 4, 5 o 6 meses, porque previamente deben entregar los compromisos asumidos, como es el caso del Estado argentino, que se le deben muchas dosis que están dentro de los acuerdos realizados entre las empresas y los gobiernos. Pero entendemos que en algún momento como sucedió con la vacuna antigripal, la provisión de vacunas se va a ir generalizando y va a tener la masividad suficiente como para que cualquier empresa o provincia pueda adquirirlas. Pero al momento durante este año, lo vemos con pocas posibilidades. Tenemos el acuerdo con el ministro (de Salud) de Buenos Aires, (Daniel) Gollán, que en el momento que puedan conseguir vacunas, nosotros estamos sumados a la cuenta que hace Buenos Aires para la adquisición de las vacunas.

 

-Han pedido que intervenga ante la posible donación de 15 mil vacunas de Chile a la Cuenca, aunque no depende de usted sino de Relaciones Exteriores entre ambos países.

Chile atraviesa una situación muy compleja, más allá de que tiene el 30% de la población vacunada. Lo cierto es que la vacuna que usa Chile no es ninguna de las que tenemos nosotros autorizadas acá. Lo que sabemos es que esta vacuna china  tiene en el mejor de los casos, una eficacia del 25 al 27% después de la segunda dosis. Una de cada cuatro personas que se vacuna, es la que tiene real defensa para poder contrarrestar la enfermedad. Como bien lo dice usted, esta situación es de orden nacional, nosotros no tenemos la facultad de recibir una donación de tipo internacional y lo que se charló con el Ministerio de Salud de la Nación, que lógicamente debe interactuar con Ministerio de Relaciones Exteriores y Cancillería, es que esta donación complica a la Argentina porque pretende que una sola localidad del país esté vacunada de modo completo, al margen de la eficiencia de la vacuna, generaría una cuestión de inequidad e injusticia con el resto de las localidades. Sería una cobertura total a una localidad en detrimento de todo el resto, al margen que sea la provincia de Santa Cruz o la provincia que sea. Es una situación del Ministerio de Salud de la Nación en consonancia con Cancillería lo tiene en análisis, pero las posibilidades no son en un primer término facultad de la provincia de Santa Cruz definirlo.

COMENTÁ