Fútbol

“Ganan o los matamos”: la barra brava de Colo-Colo amenazó a los jugadores ante el partido por el descenso

La “Garra Blanca” fue hasta el estadio con un violento escrito en un lienzo 

COMPARTÍ ESTA NOTA

El club chileno que más copas ha ganado en sus campeonatos y el único en obtener una copa Libertadores podría bajar a la primera B este miércoles. Antes del trascendental duelo, su hinchada amenazó a los jugadores con matarlos si no ganan el partido.

Debido a la efervescencia que provoca la posibilidad de que el club mas ganador en la historia de Chile pierda la categoría, las autoridades han tenido que desplegar a más de 400 policías, incluso personal del Ejército para resguardar la seguridad del encuentro.

Nunca antes en sus 95 años de trayectoria Colo Colo había estado en una situación tan crítica. Ni si quiera la amenaza de la quiebra, hace 19 años, había carcomido tanto los nervios de una hinchada que se prepara para ver cómo su equipo se enfrenta el partido más trascendental de su historia. En 90 minutos se definirá si el club mantendrá su actual categoría, o jugará el próximo campeonato en la segunda división.

Este partido, catalogado como el más importante de los últimos años para Colo Colo, está agendado para este miércoles desde las 18 horas en el Estadio Fiscal de la ciudad de Talca en el sur de Chile. Se enfrentará al club Universidad de Concepción, de la región del Maule, y que lucha por retornar a la serie de honor del fútbol chileno.

La cita que es considerada “cruel” para los hinchas de Colo-Colo se definió luego de una campaña paupérrima que ya cobró a varias víctimas responsables, entre ellas la del gerente deportivo, e ídolo del club, Miguel Espina, tras dos años en el cargo.

Según las estadísticas, Colo-Colo suma trece partidos sin anotar en el torneo nacional, 33 goles a favor y 43 en contra. El equipo ganó solo tres partidos de visita, y tras su último encuentro, terminaron con un porcentaje de rendimiento fuera de casa de 35,29%. Su posición actual en la tabla es la antepenúltima, con 39 puntos, arriba de dos equipos que ya descendieron a la segunda división: Deportes Iquique y Coquimbo Unido.

A los malos resultados deportivos se suman las pérdidas económicas. En diciembre la sociedad anónima Blanco y Negro, que lidera los destinos del club desde el 2005, reportó 1.575 millones en pérdidas en total (alrededor de USD 1.5 millones de dólares). Un golpe duro para una institución no acostumbrada a este tipo de problemas.

La amenaza del descenso para Colo-Colo también significaría una tormenta en su economía futura. Ha trascendido que por concepto de transmisión de partidos en la primera división, se le paga al club cerca de 360 millones de pesos mensuales (aproximadamente USD 500.000 mil dólares). Mientras que a los equipos de la segunda división, la cifra que reciben no supera los $85 millones (alrededor de USD 118.000 dólares). Una diferencia que complicaría aún más el futuro del club.

Amenazas de muerte en la previa del partido

El encuentro que marcará el futuro próximo de Colo-Colo ha sumado otros ingredientes: polémicas y amenazas. Este lunes, mientras el equipo de Universidad de Concepción ingresaba a la ciudad de Talca, en donde se disputará el partido de este miércoles, fueron recibidos por sujetos que desde un vehículo en movimiento lanzaron panfletos en su contra, con mensajes que contenían amenazas de muerte.

La denuncia hecha por testigos fue entregada a las autoridades y a la policía para perseguir a los responsables de las amenazas. El ambiente obligó a Carabineros a anunciar un despliegue especial de su personal para resguardar a los jugadores y el hotel en donde están alojados.

Mientras que este martes, en el Estadio Monumental de Colo Colo, la barra brava del club conocida como la “Garra Blanca”, se hizo presente en un “banderazo”, un acto de apoyo a su equipo previo al viaje de los jugadores y cuerpo técnico, los hinchas desplegaron un lienzo con la frase “Ganan o los matamos”, hecho que fue catalogado como una amenaza directa para la oncena que mañana luchará por no caer a la segunda división.

Según se ha informado en las últimas horas, se espera un despliegue de 400 policías a la ciudad de Talca. Se conformarán tres anillos de seguridad en el estadio, y se reforzarán las seis entradas a la ciudad con control las 24 horas del día por parte de Carabineros y personal del Ejército.


COMENTARIOS