Santa Cruz

Ganadores y perdedores: cómo quedará el mapa político local

Pablo Grasso y Pablo González, dos dirigentes que tienen mucho para festejar de este 2019. La gobernadora Alicia Kirchner contará, en su segundo mandato, con un mapa electoral mucho más favorable. La oposición perdió 3 de las 5 intendencias que poseía, diputados en la legislatura y futuro incierto en su dirigencia de la capital.

  • 29/10/2019 • 08:22
González y Grasso, dos de los grandes triunfadores. (J.C.C.).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Sin lugar a dudas, la elección del domingo pasado dejó ganadores, perdedores y heridos. El Frente de Todos consolidó el triunfo que ya había obtenido en las PASO, aunque en esta ocasión estiró aún más la ventaja y le agregó un valor: Recuperó tres intendencias.

Al hablar de nombres, sin dudas hay dos que fueron amplios triunfadores. Uno de ellos es el intendente electo de Río Gallegos, Pablo Grasso, quien arrasó en estas elecciones al cosechar casi 20 mil votos.

Grasso se superó asimismo. En agosto, había sacado poco más de 13 mil. Ratifica –también- su poder de voto nada menos que en la capital provincial, la que se le negó por muy poco cuatro años atrás. A su edad, es uno de los principales dirigentes con proyección provincial.

Como si fuera poco, la abismal diferencia con el resto le posibilitará tener mayoría propia en el Concejo Deliberante. Y seguirá siendo el presidente del partido a nivel local.

El otro triunfador es el vicegobernador Pablo González. El ahora diputado nacional electo viene ganando sucesivas elecciones casi en silencio. Fue un vice atípico, ya que en ocasiones gestionó ante la Nación como un integrante más del gabinete de Alicia Kirchner.

González asoma como posible aspirante a la gobernación. Además, ayer adelantó que no cambiará su domicilio a Capital Federal y seguirá viniendo continuamente a Río Gallegos. Otro gran ganador de estas elecciones.  

La gobernadora Alicia Kirchner también tiene para festejar. Logró la reelección y ahora contará con un gobierno nacional aliado, una legislatura con mayoría propia y casi la totalidad de los municipios del mismo signo político.

El peronismo santacruceño en sí también ganó. Se sacó (en estas elecciones) de encima el fantasma de Costa, que venía triunfando por amplia diferencia en las elecciones intermedias y acechaba en las provinciales. Además, de a poco, parece empezar la renovación interna.

(Costa perdió en agosto y en octubre. (C.G.)).

La UCR provincial- De las cinco intendencias que poseía la alianza Cambiemos en Santa Cruz, que en esta ocasión llevaban el nombre de Unidos, sólo le quedaron 2 (San Julián y Las Heras).

En estos resultados, la postura más moderada de Daniel Gardonio, el intendente electo de San Julián, menos confrontativa que la utilizada por el “costismo”, pareció dar más resultado.  

Gardonio, actual presidente de la UCR provincial, puede mantenerse como un referente de peso dentro del partido, y quedará en él la posibilidad de poder disputar espacios de poder a Eduardo Costa, ya que es uno de los pocos radicales que quedó bien parado tras estas elecciones.

El otro es José María Carambia. En este caso hay que hacer una salvedad, ya que “Josema” no es radical, aunque sí forma parte de la renovación política opositora en Santa Cruz. También dependerá de sus próximos pasos para ver el protagonismo que tendrá de ahora en más.

Entre los grandes perdedores se encuentra el “pradismo” en Caleta Olivia. Si bien la elección asomaba difícil, Facundo Prades no pudo retener la intendencia de la segunda ciudad en importancia de la provincia a manos del justicialista Fernando Cotillo.

El “pradismo”, además, perdió la representación que tenía en la legislatura provincial. Si quiere tener futuro político, el sector deberá reinvertarse.

Omar Fernández, intendente de Pico Truncado, no pudo, no quiso o no logró capitalizar el descontento de su localidad con el ex intendente Osvaldo Maimo. A tal punto, que Maimo le volvió a arrebatar la intendencia. El socialista dejará la comuna con muy poco legado detrás.

(Prades sin intendencia ni estructura).

La UCR local- El caso de la UCR de Río Gallegos da para varios capítulos. Roberto Giubetich, quien sufrió una paliza electoral en agosto cuando fue por la diputación nacional, salvó los trapos al prestar la estructura al candidato a intendente Fabián Leguizamón.

Éste último, actual concejal, queda bien parado a futuro al ser el más votado dentro del lema, aunque lejos de otras performances históricas de dirigente de la UCR local. 

Además, puede decirse que tanto Giubetich como Leguizamón derrotaron a Eduardo Costa. El Senador nacional volvió a tener un mal resultado este domingo ya que su candidata, la diputada nacional Roxana Reyes, quedó segunda dentro del lema.

Alguien que deberá barajar y dar de nuevo es Pablo “Pato” Fadul. Si bien su elección no fue desastrosa, estuvo muy lejos del 2015 y de lo que esperaba en este 2019.

Los que sí seguramente quedaron muy disconformes son Jorge Cruz y Daniel Roquel. El primero, hizo la peor elección que se le recuerde y el segundo, quedó atrapado en una alianza con Encuentro Ciudadano que pareció restarle a ambos.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000
1 comentarios Recientes y 0 respuestas

Nyccomentó:

Buenos días gente de tiempo sur. Con mucho respeto Grasso tiene fuerza propia. Me encantó el margen que sacó. En la pera se la dió a Gómez bull y sus retrogados camporistas. Rocío se la tuvo que comer jajajajajajaa .bien Grasso carajo. Por más que los del mismo partido te la hagan difícil ..