Fue el 2 de diciembre

Fracasó nueva subasta de las tierras ubicadas en Península de Magallanes

Se trata del lote lindante con el Parque Nacional Los Glaciares, que se encuentra en un litigio judicial por la quiebra de uno de sus dueños. La Provincia -meses atrás- impulsó la declaración de utilidad y sujeta a expropiación, sancionada en noviembre por la Cámara de Diputados. Esto desalentó a los compradores. 

El lugar es un sector privilegiado dentro del PN Los Glaciares.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El pasado 2 de diciembre de 2019, tal como estaba ordenado por la justicia de CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), se procedió a realizar -sin éxito- una nueva subasta de las tierras ubicadas en la Península de Magallanes, aunque la misma quedó desierta por la falta de oferentes

Se trata del mismo lugar que la Cámara de Diputados declaró –el pasado mes de noviembre- de utilidad y sujeta a expropiación la fracción lindante con la zona de reserva Parque Nacional los Glaciares. Las mismas está previsto que sean administradas y preservadas por el CAP (Consejo Agrario Provincial).

(El escrito de los escribanos tras el remate).

Seguirá sucediendo- Tal como indicamos anteriormente, las áreas expropiadas son aquellas que la justicia de la Ciudad de Buenos Aires intentó rematar en un juicio por quiebra de uno de los propietarios. Más específicamente, comprende las fracciones K y M, ubicadas en el lote 152, en Zona de la Reserva de Península de Magallanes de la Provincia. Los lotes lindan, en el caso de la Fracción K, por frente Oeste con la zona de Parque Nacional Los Glaciares; y la fracción M en el frente Sud con la misma área.

La sanción de ese proyecto en la Cámara de Diputados fue para evitar nuevas subastas o al menos que no haya oferentes por el riesgo que representa adquirir estos lotes que van a estar sujetos a expropiación.

Cuando el 2 de diciembre se procedió a realizar la nueva subasta, constó en actas que “ninguna persona se manifestó ni ofreció suma alguna”, por lo que “luego de esperar un tiempo razonable se procedió a declarar falto de postor la subasta antedicha”.

Pero –además- los martilleros públicos que llevaron adelante la misma, indicaron que “indudablemente la cuestión de la existencia de las restricciones al dominio existentes desde siempre y reforzadas con la promulgación de la ley, han tenido gran influencia en la falta de interés por la compra del inmueble. Circunstancia que sin duda seguirá sucediendo en eventuales futuros remates”.

(La expropiación fue hace unos 40 días atrás).

Las restricciones- Cabe recordar que, según la información que trascendió meses atrás los mencionados inmuebles se encontraban afectados a un proceso de subasta judicial determinado que tramita el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N°16, Secretaría N°31, de la Ciudad de Buenos Aires.

El pasado 22 de abril de este año se habilitó la subasta de dichos terrenos con un precio base de 700 mil dólares. A la sala de remates acudieron más de treinta interesados, pero no hubo ninguna oferta al leer los martilleros las restricciones de uso a la que están sujetos estos lotes.

El Estado provincial se presentó en dicho proceso judicial invocando las restricciones que pesan sobre los citados inmuebles, conforme lo establecido en las Leyes 2355 y 2387, como así también la posibilidad de ejercer el derecho de preferencia que le otorga la Ley N°2549.

El Gobierno buscaba evitar nuevos intentos de remate de esos terrenos y es por eso que impulsó el proyecto de expropiación, que fue presentado en la Legislatura por los diputados del PJ-FPV Claudio García, Darío Menna, Matías Mazú, Javier Flores y Víctor Álvarez.

“La presente expropiación tendrá como objeto la adquisición de estas tierras a favor de la Provincia de Santa Cruz las cuales serán administradas y preservadas por el Consejo Agrario Provincial”, indicaba el segundo artículo del proyecto.


COMENTARIOS