Básquet

Ferro ya se entrena

En Río Turbio también pasaron a una nueva fase de la cuarentena y eso le permitió a Ferrocarril La Dorotea volver a los entrenamientos. Tras los primeros días de nueva actividad, el DT de la Cuenca Carbonífera habló en forma exclusiva con TiempoSur . En la charla contó lo que sintió al volver a las prácticas, lo que fue el reencuentro con sus jugadores y también sus deseos para el futuro.

El equipo rioturbiense fue otro de los que dejó el aislamiento.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el 2018, Ferrocarril La Dorotea participó de su primer torneo en la Liga de Básquet Riogalleguense. Lo hizo con un muy buen resultado. Fue tercero en la categoría U-17. El año pasado, el Verde volvió a Li.Ba.R. a por más. Tuvo otro de esos buenos campeonatos, cerrando así una gran etapa. Ésta, la de las Divisiones Formativas. En marzo pasado, cuando cerraron las inscripciones para la temporada 2020, Ferro dio la sorpresa anotándose en el certamen de Primera Promocional. La pandemia del Coronavirus está retrasando este sueño por cumplir de los rioturbienses. Aunque ahora, parecen estar nuevamente más cerca de poder hacerlo realidad. Es que a principios de esta semana, los dirigidos por Pedro Eseyza volvieron a los entrenamientos. De esto, y mucho más, habló el experimentado DT de la Cuenca Carbonífera. Fue en una entrevista exclusiva con TiempoSur

-Finalmente pudieron volver a entrenar, ¿qué sensaciones te generó el regreso?

La verdad que mucha felicidad. Estamos todos muy contentos. Por ahora arrancamos con un grupo nada más. Decidimos darles prioridad a los juveniles porque ellos son un poco el motor de todo esto y, además, porque creemos que son los que peor la pasaron en todo este tiempo de aislamiento. También tuve sensaciones raras a la vez porque el regreso se dio respetando como corresponde el protocolo sanitario. Medidas con las cuales estamos de acuerdo pero que no por eso dejan de resultarnos extrañas. Más que nada por el cambio en la manera y las formas de trabajar. Tendremos que adaptarnos a estos cambios. Al menos por ahora y pensando en cuidarnos entre todos y conservar la libertad que ganamos nuevamente. Más allá de todo, disfrutamos mucho el hecho de volver a vernos y ellos de tomar otra vez contacto con la pelota, que era algo que no hacían hace mucho. No en una cancha.

 

-¿Cómo fue que consiguieron el permiso para volver a practicar?    

Nosotros hicimos lo mismo que muchas otras instituciones con las que veníamos hablando. Le pedimos formalmente al Municipio la posibilidad de volver a entrenar. Lo hicimos presentando el protocolo sanitario correspondiente. Hoy (ayer), justamente, tuvimos otra reunión con el Intendente para seguir avanzando en algunas cuestiones. Por suerte acá, en Río Turbio, de a poco la cuarentena se va flexibilizando y en esta etapa de distanciamiento social que estamos ahora se están permitiendo hacer muchas más actividades. Algunas, como la nuestra, ya empezaron y otras lo irán haciendo en el transcurso de estos días. Todo con mucho cuidado, respetando lo acordado e intentando hacer las cosas bien. En lo personal, creo que si no pasa nada raro, por lo menos acá, todos los deportes de conjunto van a poder estar, como en diez días, desarrollando ya su actividad.

 

-¿Ustedes habían tenido la posibilidad de arrancar el año o las de esta semana fueron sus primeras prácticas del 2020?      

No, nosotros empezamos a entrenar en marzo. Diez días llevábamos cuando nos agarró la cuarentena y tuvimos que parar. Lamentablemente no fue mucho lo que pudimos hacer. Estábamos con unas ganas bárbaras y nos las tuvimos que aguantar hasta ahora que pudimos empezar otra vez.

 

-En los meses que les tocó estar aislados, ¿tuvieron actividades o hasta incluso entrenamientos virtuales?

Al principio no. Entendíamos que la cosa no iba a durar más de 15 o 20 días, con lo cual no hicimos más que esperar a que se cumpliera ese tiempo. Después, cuando vimos que la cosa iba para largo, nos preocupamos un poco más. Y nos ocupamos de prepararles algo para que pudieran hacer en sus casas. Les dimos una serie de cosas trabajos. Acá, conocemos mucho y bien la realidad de cada uno de los chicos. Sabíamos que iba a ser complicado para algunos poder cumplir con lo que les estábamos dando. Tratamos de hacer una actividad en la que fuera sencilla y que tuviera que seguir un orden como para conseguir de alcanzar los objetivos propuestos. Fue bastante engorroso, pero creo que hubo buena predisposición por parte de todos. Hoy estamos viendo los resultados de ese trabajo. Nos damos cuenta de quiénes cumplieron y quiénes no con las cosas que les dimos para hacer en sus casas. Muchos volvieron en buena forma y esa fue una gran señal para nosotros.

 

-¿Cómo va a ser el trabajo de ahora en más? ¿Cuántas veces van a entrenar?

Por suerte la Municipalidad de Río Turbio, a través del área de Salud comenzó una actividad en donde los chicos pueden asistir para hacer, por ejemplo, todo lo que es la parte de complementos. Éste es un proyecto presentado por el papá de uno de los jugadores de nuestro equipo. Con esta actividad arrancaron el pasado lunes y la idea es que realicen la misma tres veces por semana. Los miércoles y viernes serían los otros dos días. Después, los martes y jueves, también con grupos reducidos y en tres tandas hacemos todo lo que es la parte de técnica individual de básquet en la sede del club. Ante el Intendente ya tramitamos la posibilidad que nos preste el gimnasio municipal al menos unas horas y quedaron en respondernos en los próximos días. La verdad es que no nos podemos quejar. Estamos de vuelta, con cinco prácticas semanas y los chicos felices de regresar.

 

-En lo competitivo éste iba a ser un año especial para ustedes porque habían decidido jugar el Torneo de Primera Promocional de la Liga de Básquet Riogalleguense, ¿por qué esta decisión?

Hace dos años comenzamos a jugar en Li.Ba.R. con un equipo de la categoría U-17. La mayoría de los chicos de este grupo pasaban este año a la división Superior. Como había muchas ganas de jugar y seguir participando de parte de éstos, fue entonces que tomamos la decisión de anotarnos para competir en Promocional. Armamos un equipo que sea bien representativo de la ciudad y a modo de despedida de muchos de los chicos que el año próximo estarán migrando para continuar su formación académica en otras ciudades de nuestro país. Quisimos entonces que puedan tener esa experiencia de jugar a un nivel más alto, con equipos más importantes y de otro nivel. Ya pensando en lo competitivo es que decidimos acompañar a nuestros juveniles con jugadores mayores, con representación y experiencia. Muchos de los cuales nos vienen acompañando y con los que tuvimos ya la posibilidad de jugar algunos torneos en Natales, El Porvenir o mismo acá.

 

-¿Cuál es el balance que hacés del club y de la participación de éste en los últimos años en Li.Ba.R.?

Nosotros con el club estamos más que agradecidos. Ésta es una de las primeras instituciones que se formaron en la Cuenca Carbonífera. Es una entidad que se dedicaba sólo al fútbol. En esencia todavía lo sigue siendo. Cuando nosotros empezamos con la actividad no nos miraban muy bien pero nos abrieron gentilmente sus puertas y con el tiempo nos fueron aceptando cada vez más. Todo el trabajo que hicimos con los chicos que hoy dejaron las divisiones formativas, lo bien que nos fue en los distintos torneos en los que participamos y la incorporación ahora de una nueva camada a la cantera, nos dio la posibilidad de ganarnos un lugar y un respeto dentro del club y la comunidad.

 

-¿Qué te parece que va a pasar con la temporada? ¿Creés que va a haber algo de competencia este año?

Los chicos estaban con mucha ilusión de poder volver a entrenar. Ahora que ya lo hicimos, las ganas de jugar y competir claro que también aparecieron. Lo hecho en los últimos años fue más que importante. El enfrentar a equipos de gran nivel nos permitió a nosotros mejorar en todo aspecto. Ese crecimiento hizo que quisiéramos dar un paso más en nuestra formación. Por eso la idea de empezar a jugar con los más grandes este año. Para probar la experiencia pero también para seguir avanzando en el desarrollo tanto individual como del equipo. Estamos esperanzados con que se nos pueda dar esto. Creemos que la Liga va a poder idear algo para que podamos jugar dentro de esta nueva realidad que nos toca vivir. Ojalá que así sea y que nuestros chicos tengan la posibilidad de vivir eso.

 

-Antes me decías que muchos de los chicos que están hoy en el equipo, el año que viene por cuestiones de estudio ya no formarán más parte, ¿la idea de ustedes es continuar igual con el proyecto?

Sí, totalmente. Creo que lo que hicimos en este tiempo fue sembrar algo para después ir recogiendo sus frutos año tras año. Mi deseo, como habitante de esta ciudad y amante del básquet, es que Río Turbio no dependa sólo de una institución sino que se puedan generar otros proyectos como éste para que, por ejemplo, pueda haber una competencia local. Muchos se acercaron para sumarse al club y aprovechando eso es que queremos llevar la idea más allá de este grupo que está ahora. El compromiso está. Y más que nunca. Ojalá podamos continuar para que esto no muera y, por el contrario, que siga creciendo.           

 


COMENTARIOS