Aniversario de Río Gallegos

Felicidades, ciudad cordial

Hoy la capital santacruceña está de festejo, ya que celebra su 134° Aniversario. Un centenar de años cargados de historia, crecimiento, cambios y de un pueblo pujante con fuerte arraigo: No hay persona con más sentido de pertenencia a un lugar que un riogalleguense. TiempoSur se suma a la fiesta de nuestro lugar.

Plaza San Martín, símbolo de la ciudad.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El 19 de diciembre no es un día cualquiera para los habitantes de la localidad, dado que se conmemora el aniversario de Río Gallegos. Se trata de una fecha muy especial para todos; aflora el sentido de pertenencia, el saludo entre vecinos es más cálido que en otras ocasiones y las imágenes de la ciudad se multiplican por las redes sociales. Pero, ¿por qué este jueves se celebra el aniversario de la capital santacruceña? Según remarcan desde el propio Municipio de aquellas lejanas épocas de la conquista europea no quedan muchos datos concretos. Muy posteriores son los primeros indicios de población.

El nombre de la ciudad lo recibió por el río que desemboca junto a la ciudad, que a su vez fue así llamado en homenaje al piloto Blasco Gallegos, miembro de la tripulación que participó del viaje de circunnavegación de la Tierra realizado por Hernando de Magallanes y finalizado por Juan Sebastián Elcano después de la muerte del primero en Filipinas.

Las primeras noticias históricas de la actual Río Gallegos se remontan a la expedición de Jofré de Loaiza en 1525, cuando llega al río Idelfonso (hoy río Gallegos) y a la encabezada por Simón de Alcazaba en 1535, quien por primera vez lo llama Gallegos.

El precedente más concreto proviene –detalla- de la gestión de Carlos Moyano, quien en 1883 es designado Gobernador del Territorio de Santa Cruz.

El Gobierno nacional convencido de la necesidad de preservar la soberanía en las costas patagónicas, destaca al buque Villarino al mando del Capitán Federico Sphur, para que realice el viaje regular entre Buenos Aires y los puertos de la Patagonia. Río Gallegos nació al instalarse la Sub-Prefectura Marítima, el 19 de diciembre de 1885. Su destino era al parecer muy modesto, en el aspecto material, pero de denso contenido por su finalidad: “Ejercer dominio permanente, directo y categórico sobre el extremo continental del país, en el marco de la defensa de nuestra soberanía”.

En el año 1888 el entonces Gobernador Don Ramón Lista decide trasladar la capital del territorio, que funcionaba en Puerto Santa Cruz a Río Gallegos. Este acto tuvo ratificación oficial el 19 de mayo de 1904, fecha en que el Poder Ejecutivo promulgó el Decreto correspondiente. En el año 1957, el territorio de Santa Cruz es declarado Provincia, siendo su primer Gobernador, el Dr. Mario Cástulo Paradelo.

 

Dónde estamos

El primer municipio patagónico se creó en Chubut. Los galeses llevaban las instituciones públicas metidas en la carne, con la idea de la soberanía popular en la sangre. Surgió el segundo en Viedma, que de la España grande heredamos los argentinos el amor propio. El tercero fue el de Río Gallegos.

El nacimiento de la Comuna como expresión auténtica de la voluntad del vecindario, ocurrió aquí en las postrimerías de 1907.

Fue aquel un tiempo de muchas novedades para nosotros: El primer Concejo; aunque breve, la aparición de un periódico de mucha trayectoria; la fundación de una prestigiosa entidad mutualista, etc.

Con más de 110.000 habitantes es la capital de la provincia de Santa Cruz y actúa como centro distribuidor para las actividades turísticas de la zona.

La ciudad está emplazada en la desembocadura del río con el mismo nombre, y cabecera del departamento Güer Aike. Su posición geográfica determina un clima árido templado, con amplitudes térmicas considerables por estar en la región templada fría del país. Las temperaturas oscilan entre los -15°C en invierno y 25°C en verano. Los vientos son constantes, como puede esperarse de la Patagonia, donde las ráfagas pueden llegar hasta 120 km/h en sus peores días.

La oferta de la ciudad está conformada por museos, monumentos histórico–culturales y circuitos urbanos; como así también un estuario que alberga miles de aves residentes y migratorias. Fuera del radio urbano puede optarse por la hospitalidad de las estancias turísticas, una recorrida por el paisaje volcánico de Laguna Azul o una excursión a la Reserva Faunística Cabo Vírgenes, una de las mayores pingüineras de América del Sur que alberga, de octubre a abril, a más de 150.000 pingüinos magallánicos.

Los de afuera pueden visitarnos por avión, desde Buenos Aires, y por vía terrestre puede recurrir a las distintas empresas de larga distancia que, desde distintos puntos de Argentina, incluyen a Río Gallegos en sus itinerarios.

Desde el norte del país se accede a Río Gallegos por la Ruta Nacional N°3, que une todo el eje costero atlántico finalizando en la provincia de Tierra del Fuego. El Aeropuerto Internacional está ubicado a 7 km del centro de la ciudad y opera con diversas compañías que unen a esta capital con otros destinos del país. La avenida principal de la ciudad es la "Avenida Doctor Néstor Carlos Kirchner" que recorre unos 2,9 kilómetros del casco urbano, atravesando el centro económico-comercial de la ciudad. Su nombre homenajea al expresidente nacional Néstor Kirchner, nacido y sepultado en la ciudad, fallecido en octubre de 2010.

Río Gallegos es la segunda ciudad más importante de la Patagonia costera y la más grande de la provincia. A 13 kilómetros desde la costa y 38 kilómetros por la Ruta Nacional Nº40 se encuentra el último puerto continental de aguas profundas, Presidente Arturo Illia, convirtiendo a la ciudad en un importante polo industrial y comercial.

 

El escudo

El autor, Jorge Rodríguez Nelli, presentó su trabajo bajo el lema “Paz Unión y Progreso” y dice lo siguiente: “El escudo es símbolo de lucha por el progreso. Ajustado a las leyes de la ciencia heráldica, es de estilo español, en memoria de nuestra patria”.

Cuenta con dos campos, el superior en esmalte azur representativo de la verdad, la lealtad, la justicia, la hermosura. Sobre el mismo campo de azur, el “Villarino” de plata, navegando sobre una campaña de lo mismo, cargada esta de la palabra ‘Río Gallegos’ en letras de azur; en el cantón siniestro, la Cruz del Sur, formada por cuatro estrellas de plata, de cinco puntas en su posición natural, bordadura de oro pleno. Cimera: Un sol naciente de oro. El campo inferior de plata, cubierto por la palabra ‘Río Gallegos’ nombre de la ciudad capital, en azur”.

Su símbolo histórico es el Transporte Villarino, que en su viaje inaugural trajo a nuestro país los restos de Don José de San Martín, desde Francia.

Luego sería el mismo que traería en sus bodegas los materiales para la construcción de la Primera Capitanía General de Puerto (que dio origen a Río Gallegos).

El “Villarino”, comandado por varios años por Don Federico Spuhr, formó parte de la primera línea marítima patagónica.

La Municipalidad de Río Gallegos, por Decreto Ordenanza 1685 que lleva fecha 15 de diciembre de 1970, lo adopta como símbolo de la Ciudad y sello de todos los documentos oficiales comunales.

La bandera

El ex intendente capitalino Lic. Héctor Roquel presidió en su despacho el Acto de Presentación correspondiente a la “Bandera Oficial de la Ciudad de Río Gallegos”, cuyo diseño perteneciente al vecino Dorbedo Higinio González, fue oportunamente seleccionado entre 113 trabajos participantes del Concurso Público.

 


COMENTARIOS