Un sector muy golpeado

FEHGRA espera que Nación imite a Santa Cruz declarando la Emergencia Turística

El integrante de FEHGRA en nuestra ciudad, Paulo Lunzevich, habló con TiempoSur sobre el último informe realizado por la entidad a nivel nacional donde se calcula que al menos el 70% de los establecimientos corren riesgo de cerrar sus puertas. Si bien el número de Santa Cruz es un poco menor, las necesidades son las mismas en todo el país. 

Paulo Lunzevich (Archivo)
COMPARTÍ ESTA NOTA

El sector hotelero gastronómico prevé el quiebre masivo de sus empresas por los efectos de la pandemia en el país, por lo cual reclama al Gobierno una “ley de emergencia” para la actividad. Según el último informe realizado por Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) e Invecq Consultora Económica, y del cual participaron establecimientos de toda la Provincia de Santa Cruz, a nivel nacional el 65% de los hoteles y el 75% de los restaurantes y bares de todo el país, que emplean a unas 650.000 personas, están “al borde de la quiebra” a raíz de la inactividad provocada por la pandemia de Coronavirus.

En cuanto a la realidad del sector en nuestra provincia, Paulo Lunzevich, presidente de la Cámara de Turismo en la provincia y parte de la Cámara Hotelera y Gastronómica de Río Gallegos, manifestó que “los números pueden ser un poco menores porque tenemos muchas ciudades que trabajan sobre un mercado de temporada y ahora estamos en un momento de la temporada donde a muchos los está agarrando cerrados, dentro de la masa de hoteles hay un número muy importante en esta situación. Los que están en un riesgo muy importante son los que trabajan todo el año”.

Particularmente en la provincia la preocupación en el sector se manifiesta desde hace tiempo donde “hemos cerrado muchos establecimientos, en nuestra ciudad en particular hoteles y eso nos hizo entrar en cuarentena más desacomodados que otros destinos”, y explicó: “En general en Río Gallegos tienen personal de mucha antigüedad y hay una relación muy estrecha, y la realidad que para los propietarios por más que quisieran le es imposible cerrar porque no hay manera que puedan hacerlo como corresponde y eso pone en un riesgo mucho mayor porque se hace a costa de generar endeudamiento”.

En cuanto al sector gastronómico alertó que si bien se ha comenzado a flexibilizar y a trabajar, “el resultado todavía no es el que se esperaba”, dijo y continuó: “La situación particular que tenemos es que más del 90% de los establecimientos son alquilados, con lo cual eso los pone en una situación compleja y está costando llevar adelante los números”.

Lunzevich aseguró que se encuentran desde FEHGRA articulando con todos los niveles del Estado y valoró la declaración de emergencia turística en la provincia, mencionando que desde el sector se encuentran a la espera de un paquete de medidas para poder generar un poco más de contención, aunque “lo que más nos preocupa es que salga la ley a nivel nacional de emergencia para el sector, porque ahí es donde están los beneficios más importantes que tienen que ver con impuestos nacionales, servicios públicos, aportes financieros. Necesitamos una contención especial. Estamos en la crisis más importante de las últimas décadas”, expresó.

Por último, el referente hotelero repasó los objetivos que persiguen desde las distintas cámaras provinciales y locales, incluidos en FEHGRA. “Salvar los puestos laborales, estamos pidiendo un tratamiento diferencial en todo lo que respecta a lo impositivo en todos los niveles del Gobierno y pidiendo una ayuda con los servicios y, cuando se acomode todo, una línea de crédito especial para general el capital de trabajo”, cerró.


COMENTARIOS